Desde que llego New Riverdale, el reseteo de los cómics de la editorial Archie de 2015, nos hemos encontrado con una buena cantidad de... Sabrina, la bruja adolescente nº1

Desde que llego New Riverdale, el reseteo de los cómics de la editorial Archie de 2015, nos hemos encontrado con una buena cantidad de títulos con una calidad inesperadamente alta. Si me hubieran dicho un año antes que acabaría haciéndome una colección completa de Jughead, por poner un ejemplo, no me lo habría creído. Y ahí estamos, cinco años después de que Norma empezara con su publicación y con casi la totalidad de sus títulos publicados en mis estanterías. Pero de entre todos ellos hay uno que destaca ampliamente por encima de los demás: Las escalofriantes aventuras de Sabrina, de Roberto Aguirre-Sacasa, la espectacular reinvención terrorífica de la serie camp que inspiró la serie de Netflix. El problema es que Aguirre-Sacasa es un tipo que está metido en mil charcos y alguno tenía que desatender. Lamentablemente, ha sido el que menos me apetecía que desatendiera. Y habiendo aparecido el último número de Chilling en 2017, era de suponer que la serie no es que hubiera sido cancelada: es que había sido abandonada como un perrete en una gasolinera. Pero Sabrina es un personaje que mola demasiado para dejarlo en el olvido, así que, tristemente, nuestra bruja adolescente preferida -lo sentimos, Hermione- ha sido rebooteada. Vamos a ver qué nos encontramos en el primer tomo de su nueva serie.

sabrina la bruja adolescente pg1

Lo primero que hemos visto es que desde su vuelta, para evitar que vuelva a ocurrir lo de Escalofriantes, es que la nueva serie de Sabrina no es una serie regular sino una sucesión de miniseries, de las que hasta el momento han salido dos. Ambas con el mismo equipo creativo, por cierto, haciendo de esta serie algo así como un contrato fijo discontínuo en un modelo que no es la primera vez que se ve. Es exactamente el mismo esquema de publicación que está siguiendo Spiderman Simbionte de Peter David y Greg Land.

Sin necesidad de abrir el tomo, sólo con la portada, nos damos cuenta de que hay un importante cambio de tono respecto a la serie anterior. La portada de Veronica Fish es toda una declaración de intenciones: tenemos ante nosotros una obra mucho más amable, más blanca y más juvenil que su predecesora. Lo cual no es necesariamente peor, simplemente es diferente, si bien es verdad que los que esperáramos más de lo anterior nos podemos sentir un puntillo decepcionados.

sabrina la bruja adolescente pg2

Este primer tomo de Kelly Thompson al frente de Sabrina, la bruja adolescente funciona a la perfección como punto de entrada al personaje. Tampoco es que sea tan complicado decidir dónde hacerlo, la verdad: en castellano, sólo se han publicado dos cómics de Sabrina, el mencionado de Aguirre Sacasa y éste. Pero vamos, que si un potencial lector se ve asustado ante la posibilidad de entrar en un personaje que lleva cincuenta años a sus espaldas, este tomo es un reboot perfecto para empezar. En él se presenta a Sabrina, a sus tías Hilda y Zelda, a su gato Salem, vemos su primer día en el instituto de Greendale, su primer encuentro con su clásico interés romántico Harvey Kinkle, a su némesis en el instituto… La verdad es que, siendo realistas, todos esos conceptos están tanto en el enfoque clásico del personaje como en el más reciente del Dark Riverdale. Pero en esta serie no nos encontramos con nada de horror más allá de algún que otro monstruo para dejar claro que estamos ante una serie de brujas, y sí con bastante humor -algo oscuro en algún momento-, culebroneo teen y una dosis de angustia e inseguridad cumple muy holgadamente.

sabrina la bruja adolescente pg3Portada de Stephanie Buscema, nieta de Big John

Evitando las comparaciones y valorando esta obra por lo que es en sí misma, tenemos que decir que es un cómic para una audiencia adolescente con una trama muy bien llevada, que presenta un personaje protagonista carismático y con el que el lector joven podrá identificarse, con un dibujo muy apropiado y eficaz para el tono elegido, y con un guión sin altibajos y buenos diálogos. Pero además es un cómic suficientemente bien hecho como para que un lector más adulto pueda disfrutarlo.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com