Rosie es «un ángel enviado del cielo». Denton es su perro, y juntos trafican con estupefacientes. Unos meses antes de su «viaje de negocios»... Rosie en la jungla

Rosie es «un ángel enviado del cielo». Denton es su perro, y juntos trafican con estupefacientes. Unos meses antes de su «viaje de negocios» a Manaos (Brasil), un tercero se une al grupo: el Tío Braga, una braguita depravada y parlante con tendencias ideológicas más que oscuras. Juntos se adentrarán en su propia versión amazónica del mito de la selva, en la que el horror se encuentra con lo naïf y el hambre con las ganas de comer.

Si habéis leído el texto de arriba, correspondiente a la información proporcionada por la editorial, ya os podéis hacer una idea de lo que nos podemos encontrar: una obra que podemos encontrar dentro de la corriente del realismo mágico, en la que mundanidad se ve contaminada por la fantasía más alocada. En esta obra, la joven y angelical Rosie se gana la vida trayendo droga a Londres desde Sudamérica, usando como mula a su perrito Denton. Denton es un perro que habla, al que sacó de un refugio de animales justo antes de que le «pusieran a dormir», que siente total devoción por Rosie, y es capaz de hacer cualquier cosa por ella. En el viaje de vuelta a Europa, su avión se estrella en la selva amazónica y Rosie, Denton y el Tïo Braga tendrán que emprender el regreso a la civilización enfrentándose al frío, las enfermedades, y a ellos mismos.

rosie en la jungla

Tal vez narrado y dibujado en otro estilo, Rosie en la Jungla habría pasado por una obra más acerca de un contrabando de drogas a pequeña escala que sale mal, con una protagonista cuya personalidad fría y calculadora contrasta con lo angelical de sus rasgos. Sin embargo, la propuesta formal de Nathan Cowdry introduce a personajes no humanos como Denton o el Tïo Braga, y un estilo gráfico profundamente naïf, que consigue deshumanizar la violencia tanto física como emocional que sufren. Rosie no es la protagonista, sino el personaje alrededor del cual gira la acción, protagonizada por el resto del trío, al parecer los únicos supervivientes del accidente aéreo. Denton y el Tío Braga son personajes antagónicos, encarnando la devoción y la avaricia, respectivamente, envueltos junto con Rosie en un triangulo de lujuria, dinero y violencia.

Es difícil resumir de otra manera las sensaciones que inspira la lectura de Rosie en la Jungla, puesto que lo que fascina de su planteamiento no es su historia o su dibujo, sino la forma de plasmar a sus personajes. La representación de gráfica de Rosie, Denton y el Tío Braga es eminentemente cute, son personajes dibujados de la manera más adorable posible, lo que contrasta con sus acciones. Rosie es una joven traficante que no duda en utilizar la violencia contra un socorrista playero; Denton es un perrito con tendencia a masturbarse; el Tío Braga es una monísima braguita con lacitos que oculta unas tendencias que bordean la sociopatía. Su viaje por la selva sólo consigue sacar lo peor de ellos mismos puesto que, a pesar de cómo están dibujados, estos personajes tan sólo son humanos. Ha sido esta atrevida propuesta formal la que ha hecho que Rosie en la Jungla se alzara con el último Puchi Award que otorgan el centro social y cultural La Casa Encendida y la editorial española Fulgencio Pimentel.

Puchi Award es un proyecto de La Casa Encendida y Fulgencio Pimentel que busca premiar las propuestas de libro más brillantes e innovadoras sin renunciar a ningún género, centrándose únicamente en su osadía y su vinculación con los distintos lenguajes del presente. En su cuarta edición, de entre algo más de mil proyectos recibidos en convocatoria abierta y un jurado compuesto por la artista y editora Ami Evelyn Hughes, el escritor y gestor cultural Carlos Pardo, Leticia Ybarra (La Casa Encendida) y César Sánchez (Fulgencio Pimentel) se decidió premiar a la obra Rosie en la jungla de Nathan Cowdry (su Instagram), autor nacido en Brighton en 1990. Desde que se graduó por la Arts University Bournemouth en 2015, ha participado en muchos festivales y residencias de arte, cómic e ilustración, y desde 2016 se ha centrado en la autopublicación de sus propios libros de cómics. Aparte de su trabajo como jardinero paisajista, ha trabajado como ilustrador y artista de cómics para muchos clientes como FHM UK, COMIC MeDu, Japan y la revista VICE, y también contribuye regularmente a la NOW Anthology series.

rosie en la jungla

Rosie en la Jungla es una de las interesantísimas propuestas con las que la editorial Fulgencio Pimentel nos suele sorprender. Una obra tan antiacadémica como disfrutable, ilustrada con la forma de un engañoso estilo de cómic infantil que tiene nada que ver con su fondo de drama adulto. Dos sabores opuestos, dulce y amargo, que se repelen y se complementan a la vez, dando como resultado un cómic inclasificable, adorable y grotesco.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com