Trillium Guión: Jeff Lemire Dibujo: Jeff Lemire Edición: Línea Vertigo Formato: Rústica. 192 páginas. Precio: 17,95€ Editorial: ECC Ediciones   Nos encontramos al borde...

trilliumTrillium

Guión: Jeff Lemire
Dibujo: Jeff Lemire
Edición: Línea Vertigo
Formato: Rústica. 192 páginas.
Precio: 17,95€
Editorial: ECC Ediciones

 

Nos encontramos al borde de la extinción.

Es el año 3797. Un virus llamado Caul viaja por el espacio con la única intención de acabar con todos nosotros, los humanos. La Tierra es un planeta deshabitado, y la única oportunidad de sobrevivir es huir hacia las estrellas y encontrar una cura. Esta cura se encuentra en un planeta remoto, Atabithia, donde existe una planta, el Trillium, con la que se puede sintetizar una cura que impediría al virus finalmente diezmarnos. Pero se nos acaba el tiempo. El virus nos ha encontrado y debemos acelerar las conversaciones con los nativos.

Me llamo Nika Temsmith, científico-jefe de la base y no consigo avanzar en mis encuentros diplomáticos. Mi superior militar dice que deberemos coger por la fuerza la planta, a pesar que la colonia más cercana se ha atrincherado en un extraño templo. Solo quedamos uno pocos miles de humanos, ¿debemos olvidarnos de todo y pensar en nuestra supervivencia sin importar el coste?

trillium_001-008

Diario personal de William Pike. Año 1920.

No debería haber venido. He dejado muy atrás la guerra, pero esta me acompaña donde voy. Pero era necesario recuperarme de esa traumática experiencia. Estoy acompañando a mi hermano hasta la selva amazónica en la búsqueda de un mítico templo. Siempre he querido emular a los grandes descubridores de civilizaciones perdidas, pero nunca, en mis peores pesadillas, había visto algo parecido a lo que nos acabamos de encontrar en esta aldea alejada de la mano de dios.

Hay un superviviente en estado catatónico. No es capaz de mediar palabra. Creo que no habla un idioma conocido. O simplemente balbucea sinsentidos. Lo más extraño es su ropaje. Nunca había visto este tipo de ropa y menos el material con el que está confeccionado. He oído a los salvajes entre los árboles. Van atacarnos. Debemos huir. Hay una construcción más adelante, rodeada de una extraña flor de color balnco, puede que sea el templo que veníamos a ver, pero ahora solo pienso en que será un escondite perfecto.

Debo dirigirme al templo y hablar con los nativos. Ellos son nuestra salvación.

Debo correr más rápido, hacía el templo. Allí estaré a salvo.

De esta manera se inicia la última obra de Jeff Lemire (Animal Man, Green Arrow) para Vertigo, una historia de amor más allá del tiempo y el espacio, entre dos almas que están destinadas a encontrarse a pesar de proceder de Eras diferentes. Un relato de ciencia ficción con toques de steampunk e imaginería arqueológica que trata de evocar la grandeza de los maestros del género.

trillium (1)

Con la excusa del hallazgo de una planta, Trillium, en ambos espacios temporales como catalizador, y de las ruinas de un templo inca en la Amazonia como medio conductor del encuentro de ambos, tanto Nika como William irán apareciendo en los mundos de sus contrapartidas sin que su presencia se torne sorpresiva, ya que en sueños ambos han ido conectando a nivel subconsciente, con ayuda del chamán atabithiano, que a lo largo de los años ha mantenido contacto con la Tierra a través de los templos construidos, aparentemente, por ellos mismos con ayuda de los aborígenes.

Pero no solo Lemire nos narra, a nivel gráfico y de guión, esta inaudita historia de amor, sino que está en juego el futuro de la raza humana. Este encuentro, no ha sido tan casual como en apariencia vemos, a pesar de ser dos individuos que se encuentran en soledad consigo mismos y con el entorno que les rodea. La carrera a contrarreloj por evitar el Caul y el fin de la supervivencia del ser humano, terminará siendo el detonante de un final tan agridulce como esperanzador (que no evita caer en lo previsible).

Como he dicho antes, Jeff Lemire se ocupa también de los lápices interiores de la historia, además del color de los momentos dedicados al futuro, dejando a José Villarrubia la paleta de la Bretaña del pasado (y steampunk). Cualquiera que de primeras hojee este o cualquier tebeo dibujo por Lemire, se dará de bruces con un estilo muy feísta, poco estético y con un poso muy amateur, pero que en Trillium encaja a la perfección con el tono de la historia.

trillium_02-015

Este peculiar recurso gráfico, apoyado por los juegos narrativos que realiza Lemire cuando ambos mundos se encuentran en la misma página (girando uno de ellos para que parezca que el techo de un mundo choca con el techo del otro), tienen su contrapartida en los primeros comics de temática de ciencia ficción, como podemos ver en las antiguas revistas de EEC o de las primigenias Marvel o DC, demostrando el conocimiento artístico de Lemire no entra en conflicto con las nuevas formas de narrar.

Trillium es un fantástico viaje alucinógeno entre dos mundos tan diferentes como iguales, que nos retrotraen a relatos pasados, ya contados, pero que no resta valor alguno a esta imposible historia de amor.

Por si alguno piensa que tiene algunas semejanzas con la última película de Christopher Nolan, no será el único que lo piense. Y tampoco el único que piense que esta es la historia que debería haber rodado.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com