Suicidas nació hace un par de años como una miniserie de la mano de Lee Bermejo y en el marco del disperso sello Vertigo... Reseña Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno

Suicidas nació hace un par de años como una miniserie de la mano de Lee Bermejo y en el marco del disperso sello Vertigo de los últimos años. Bermejo se hacía cargo del guión y el dibujo con un resultado que ya comentó mi compañero Enrique . Bermejo demostró ser un guionista solvente, pese a que el mayor atractivo estaba en sus espectaculares dibujos. Ahora llega Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno, la segunda miniserie que no sabríamos si llamar secuela.

Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno

Guión de Lee Bermejo
Dibujo de Lee Bermejo, Alessandro Vitti y Gerardo Zaffino
Rústica, 144 págs. Color.
13,50€
ECC Ediciones. 2017
Suiciders: Kings of Hel.L.A. núms. 1 a 6 USA

Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno no es exactamente secuela, sino otra historia que sucede en el mismo marco, pero ni los personajes son los mismos ni la historia tiene ningún vínculo entre sí más allá de suceder en esa Los Ángeles devastada por El Grande y el hecho de que existe el deporte de los suicidas.

Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno nos habla de Trix Costello, una niña nacida durante el terremoto que actualmente tiene 15 años y de su hermano mayor Johnny, líder de la banda callejera conocida como los Reyes del Infierno. Por otro lado, tendremos la historia del Coyote, un ex-suicida caído en desgracia por un escándalo en su carrera, que actualmente malvive como dueño de una tienda en el mismo barrio. Su destinos se cruzarán de manera violenta, como no podía ser de otro modo en Suicidas.

Bermejo sigue dando muestras de una notable habilidad como guionista. Cuando leímos la primera entrega de Suicidas, sorprendía que un dibujante surgido de la primera era Image fuera capaz de imprimir ritmo a la historia como lo hizo, que construyera personajes con una idiosincrasia propia, sólida y atractiva, que consiguiera desplegar varias tramas y cruzarlas con cierta elegancia, que creara un contexto que si bien no era muy original, salía airoso en su función de crear atmósfera… en definitiva, que supiera escribir. Sus habilidades como guionista se mantienen intactas en este tomo, pero existe un factor importante que juega en su contra. Ya no juega con ese factor sorpresa que nos impresionó en su día. No nos pilla de nuevas su pericia y sobre todo, no nos sorprende su historia. Si el ambiente ya sonaba a visto, en un segundo tomo pierde aún más fuerza, por mucho que la historia mantenga la misma solidez.

En esta ocasión salimos más a la calle y vemos cómo funcionan los barrios, como viven los desposeídos: las guerras de bandas, la policía privada, qué ocurre cuando una estrella del deporte cae… Quizá lo que más chirría es el personaje del periodista, cuyo trasfondo y papel en la historia, llega a romper el ritmo en algunos momentos.

A esto le añadiríamos que pierde también el gancho comercial de Lee Bermejo como dibujante, que tan sólo se encarga del prólogo y el epílogo. El artista principal de este Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno es Alessandro Vitti, conocido por Secret Warriors o Red Lanterns, y aunque quizá a escala global es más solvente, carece de la espectacularidad de Bermejo. El trabajo de Vitti ambienta, se mueve y narra incluso mejor que el de Bermejo, pero como ilustrador es sin duda mucho más modesto. Completa el equipo de dibujantes Gerardo Zaffino (Karnak, God Country) , al que tampoco se le puede poner tacha alguna, pero cuya llegada le sienta francamente mal a la unidad de la obra. Es imposible no torcer el gesto cuando llegas al último número y cambian de dibujante. No he podido averiguar los oscuros motivos de este cambio, pero sin duda supone un feo detalle cuando se trata de una miniserie de solo 6 números y a falta de sólo un capítulo.

A la espera de saber si habrá nuevas miniseries, Suicidas vol. 2: Los reyes del infierno se queda algo coja como historia autónoma. Está bien escrita, bien dibujada y la sensación al terminar de leerla es sin duda agradable, pero sin formar parte de algo más complejo puede resultar olvidable.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com