Nueva entrega de una de las obras más divertidas y originales del equipo creativo formado por Kazuo Koike y Gôseki Kojima ("Hanzô, el camino... Reseña: Son Goku, El Héroe de la Ruta de la Seda 4 (de 6)

son goku

Son Goku, El Héroe de la Ruta de la Seda 4 (de 6)
Kazuo Koike y Goseki Kojima
Contiene Son Goku vol. 4 JAP
Noviembre de 2016
Rústica, 384 págs. Blanco y negro
ISBN: 978-84-16901-65-4
13,95 €

Nueva entrega de una de las obras más divertidas y originales del equipo creativo formado por Kazuo Koike y Gôseki Kojima (Hanzô, el camino del asesinoEl hombre sedientoKasajirô el clava-tatamisKei, crónica de una juventud), basada en el clásico chino Viaje al Oeste, que narra las aventuras del mono Son Goku en su viaje a la India.

Está resultando muy difícil hacer una crónica de esta serie, puesto que cada tomo sigue un derrotero diferente. Supongo que una novela-río tan extensa como Viaje al Oeste, en que se basa, ha de prestar atención a tantos personajes y tan variados que es inevitable que el estilo y la narración se dispersen en exceso.

En el tercer volumen de esta serie dejamos a la diosa Kannon y al dios Son Goku en plena tensión sexual, y cómo Goku se reencarna a raíz de este encuentro en un pequeño mono de piedra en busca de sí mismo. En este tomo, el protagonista es Hakkai, el Mariscal de los Juncales Celestes de la Vía Láctea, que es seducido por Jôga, la Dama de la Luna, a quien se le ha encomendado proteger. Jôga engaña al Mariscal para que asesine a la Madre del Oeste y robe los melocotones sagrados, que son los que proporcionan los poderes y la vida eterna a los dioses (el equivalente a las manzanas doradas de Idunn de los dioses nórdicos). De modo que el Mariscal trata de asesinar a la Madre del Oeste, y el Emperador de Jade, como castigo, lo arroja del cielo y va a caer en el útero de una cerda preñada, de manera que el Mariscal se reencarna en un cerdo.

Son Goku, que en forma de mono ha seguido a la pareja de amantes, come a escondidas una gran cantidad melocotones sagrados, lo que le proporciona un poder descomunal. Al reconocer al Mariscal en el cerdo recién nacido, le da de comer uno de los melocotones, y el cerdo adquiere el poder de volar. De esta manera, este tomo está dedicado a la vida de este dios reencarnado en cerdo y las miserias y penurias por las que pasa, salvo un inciso dedicado al enfrentamiento de Goku con el patriarca Subodhi y a cómo obtiene su bastón mágico.

15326092_10154072348191074_536795309994556558_o

Volvemos a la Tierra, donde seguimos las desventuras del dios convertido en cerdo, y cómo pasa de ser la mascota de la esposa de un señor de la guerra a ser su amante (sí, una humana acostándose con un cerdo, en Japón se las gastan así), forma parte de la troupe de un circo y va creciendo y adquiriendo rasgos antropomórficos hasta convertirse en un poderoso guerrero capaz no sólo de luchar como un hombre, sino también de mantener relaciones sexuales con diversas mujeres, y finalmente recuperar su divinidad.

Como he dicho al principio, este tomo nos cuenta una historia paralela a la del propio Son Goku, que es, teóricamente, el protagonista del relato. Todo apunta, además, que el próximo capítulo podría estar protagonizado por el personaje de Gojô, el kappa.

Son Goku, el Héroe de la Ruta de la Seda es una obra inclasificable de los autores Koike y Kojima, cuyo trabajo conjunto nos ha traído grandes clásicos como El Lobo Solitario y su Cachorro o Asa el Ejecutor, pero también divertimentos más ligeros como Kasajirô el clavatatamis o incluso El Hombre Sediento. Su Son Goku, pese a estar basado en ese clásico de la literatura china, se nos revela como un entretenimiento menor según los estándares occidentales. Una historia que toca demasiados palos a la vez, y que alterna la acción, la filosofía, el sexo y el humor; lo cual no es algo malo ni lo torna confuso, pues recordemos que nuestro Quijote es también un compendio de aventuras, sabiduría popular y humor). No obstante, al estar menos familiarizados con el contexto de los personajes mitológicos orientales, nos resulta más difícil entrar en la historia, y todo se nos antoja excesivamente grotesto. Yo sigo alucinando con las escena del cerdo y la mujer.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com