Bajo el agua empezó, y bajo el agua acabará todo. Esto es así. Así que todos los que no fuisteis a clases de nado... Reseña: El Resurgir, de Snyder & Murphy

Bajo el agua empezó, y bajo el agua acabará todo. Esto es así. Así que todos los que no fuisteis a clases de nado de pequeños porque os daba pereza, más os vale poneros las pilas si queréis resistir el relato de terror/thriller/aventuras/misterio (creo que me dejo géneros y subgéneros) subacuático que os traigo en este viernes de reseña.

Hoy, con motivo de su reedición, es menester rescatar una obra que ya ha tenido su espacio en las Tortas. La ganadora del Eisner a Mejor Serie Limitada del 2014: El Resurgir. Un cómic publicado por ECC Ediciones que probablemente la mayoría de vosotros ya habréis leído, y el resto conoceréis, al menos de oídas.

El Resurgir no es un tebeo que pasase inadvertido hace dos años. La nueva hornada de Vertigo, intentando hacerse notar en plena efervescencia de títulos Image, lanzaba otro jugoso relato firmado por Snyder y Murphy, buscando reflotar un sello fundamental para comprender lo que es hoy el cómic, y que tantas alegrías nos ha dado.

Snyder & Murphy. Dame una ese, dame una eme.

El primero por aquel entonces estaba escribiendo la serie regular de Batman (poca broma) y como no podía ser de otra manera para alguien encargado del personaje puntero del tebeo superheroico, estaba en el centro del huracán en gran parte de los debates entre los aficionados. Se puede decir que, como poco, originaba controversia. Mientras unos alababan los primeros arcos argumentales del murciélago, otros no paraban de sacar defectos. Tengo que admitir que ni tenía ni tengo clara mi postura al respecto de ese debate. Achuchones y pellizcos supongo. Me imagino a Harley lanzando un beso con una mano, mientras esconde un bate a la espalda con la otra. Seguramente sea en American Vampire donde ha dado su mejor nivel, y admito que si su Wytches se edita en España, picaré.

Lo cierto es que quien captaba casi toda mi atención era Sean Gordon Murphy. Después de leer Punk Rock Jesus, también reeditado en cartoné hace poco por ECC, pocas dudas me quedaban sobre quién iba a apuntalarse en la cúspide alimenticia de este océano comiquero. Después de Punk Rock Jesus dudo mucho que fuese yo el único que pensó: “Madre mía cuando un guionista potente forme tándem con esta máquina, y explote estas tintas”. Pues lo curioso del tema es que después de varias colaboraciones con guionistas de renombre como Remender, Millar o el propio Snyder, creo que su mejor tebeo sigue siendo Punk Rock Jesus, que él mismo escribió.

Sí, El Resurgir tenía todos los alicientes para que se hablase de él por aquella época… y se habló. Para más inri, recibió el Eisner, y aunque todos sabemos que estos premios pueden ser una referencia pero, desde luego, nada definitivo sobre lo mejor del año, el tebeo subió como la espuma en ventas… y en haters (el “efecto Saga”). Por un oído me llegaban cantos de sirena sobre lo original que era la historia y el nivelazo de Murphy; pero por el otro oído, me llegaban voces expresando la decepción que supuso para muchos la segunda mitad de la historia y el mal sabor de boca con el que se quedaron algunos. Entre unos y otros me mareé, me caí por la borda, y me capturaron los sires.

El Resurgir 3

Escenario de la primera mitad del relato

Ahora que por fin lo he leído puedo opinar, y he de decir que, para mí, no es lo mejor de 2014, pero para nada ha supuesto una decepción. Es una obra con un guion que va mutando para tocar varios géneros, con una primera mitad muy buena, y una segunda mitad que, por momentos, da la sensación de transcurrir de una manera un poco más atropellada, aunque igualmente disfrutable. A primera vista, puede parecer que el hecho de tocar géneros muy distintos sea un valor añadido, pero la lectura me ha demostrado que no es así. Es tan potente esa primera mitad cargada de misterio y terror en las profundidades marinas, con referencias cinematográficas como pueden ser Abyss o Esfera, que ese salto en el tiempo de doscientos años para ofrecer un relato completamente diferente, que se aproxima más a una especie de loco Mad Max con barcos y aviones, te pilla con el pie cambiado, y creo que te saca un poco de la historia. Para mí fue como pasar de Tiburón al SeaQuest (con delfín amaestrado y todo).

Tanto en la primera como en la segunda mitad, nos encontramos con un personaje femenino muy potente. Mención especial para Lee y su delfín, protagonistas de la segunda mitad del cómic, con unos diseños de Murphy exquisitos. La gran diferencia reside en los secundarios. Mientras que en la primera mitad contamos con una serie de personajes con cierto trasfondo y con los que puedes llegar a empatizar de alguna manera, en la segunda mitad los secundarios son mucho más histriónicos y te dejan algo frío. Supongo que esos personajes son fruto de la intención de ser realmente originales mostrando elementos variopintos de un futuro distópico tan colorido y salvaje como el de El Resurgir.

El Resurgir 5

Escenario de la segunda parte del relato

Del señor Murphy poco más tengo que añadir. Está a otro nivel. Es capaz de transmitir con su arte la inmensidad del océano, y esa sensación de soledad del hombre buceando en un medio que puede resultar tan hostil. Especialmente remarcables son las páginas en las que el dibujante llena las viñetas de tinta para representar grandes estructuras submarinas con formas humanas pululando en sus alrededores. Esta es la escala. Esto es el mar. Así eres de insignificante.

En cuanto a la edición, esta vez contamos con unas tapas duras a prueba de mordiscos de piraña. Y no es la única diferencia con la edición anterior, ya que además de las portadas de los números americanos y las portadas alternativas que ya se incluían en la primera edición, esta nueva cuenta con algunos extras adicionales dedicados casi por completo a Murphy (me quedo con ganas de saber sobre el modus operandi de Snyder).

De entre todos los extras me gustaría destacar una doble página dedicada al colorista Matt Hollingswoth. No me canso de repetir que Murphy y Hollingsworth forman una dupla excepcional. Hace poco ya comenté en la reseña de Crononautas, donde también coincidieron, que esos tonos pastel apagados van de perlas con este dibujo. El propio Hollingsworth comenta que Murphy incluso le facilita referencias para que se pueda hacer una idea del aspecto que está persiguiendo (en este caso la referencia era Hiroshi Yoshida, de cuyos grabados os dejo un par de muestras porque son una preciosidad).

El Resurgir 2 El Resurgir 1

En resumen, al margen de odiosos premios y merecimientos, estamos ante un buen tebeo, con una historia entretenida, y de compra obligada para todos aquellos que les mueva el dibujo… porque el arte de Sean Gordon Murphy está a otro nivel.

Yo me voy a nadar un rato… que el tiempo está muy loco y nunca se sabe.

Compartir:

Jaime G. Rueda

¿Qué decir? Si mezclas las más brutales paranoias de Charles Burns y Brandom Graham te quedas corto para describir la mierda que deambula por mi azotea. Esperad, ¿lo oléis?... creo que se me está quemando la comida. Ahora vuelvo. @Jaime_G_Rueda @elhdlt

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com