John Constantine es un personaje que siempre ha necesitado tener detrás muy buenos guionistas para lograr crear historias a su altura. No guionistas buenos...

hellblazer_warren_ellis_lomo22mm

John Constantine es un personaje que siempre ha necesitado tener detrás muy buenos guionistas para lograr crear historias a su altura. No guionistas buenos o correctos, muy buenos. No todo el mundo puede hacerlo.

Este tahúr de lo oculto es complicado a decir basta. Por un lado es un cabrón sin escrúpulos que vendería casi a cualquiera, por otro no duda en acudir a la llamada de un amigo necesitado de sus extraordinarios talentos o en desafiar a los reyes del Infierno si así logra vivir un día más. Sus cartas nunca están encima de la mesa y lo único realmente cierto de él es que es John Constantine, a partir de ahí el resto puede ser humo.

Warren Ellis plantea un interesante cambio respecto a otras historias del personaje haciendo que si bien el toque de hechicería sigue patente no es tanto el centro argumental como la mera excusa que le permite abordar otros temas. Más que nunca la crítica social está presente atreviéndose a llevar al inglés a niveles que pocos se atreverían y además logra hacerlo con total éxito.

Un decena de números firmados por él en los que se adentra en el mundo de las violaciones, asesinatos, relaciones tóxicas, locura, soledad y más, mucho más. Apenas con un puñado de presencias sobrenaturales aunque sí con hechos de esta clase pero siempre desde una perspectiva muy humana y cercana a nosotros.

Que nadie se confunda y se adentre en este tomo buscando al Constantine que pelea contra demonios para salvar el mundo, aquí solamente lo hará contra la oscuridad dentro de las personas para lograr salvarlas a ellas, consiguiendo por el camino un poco de luz para sus propias sombras (que como cualquier lector sabe son muchas y muy marcadas).

El atrevimiento de Ellis es tal que incluso toca los por desgracia tan conocidos tiroteos en colegios norteamericanos. Un tema sin duda muy espinoso y polémico que él trata desde un punto de vista hasta el momento nunca hecho, que no dejará a nadie indiferente además de plantear muchas más dudas que respuestas. En este caso el protagonista será poco más que un anfitrión como lo fue Rod Serling en Galería Nocturna, siendo el guía por una cueva en la que quizá no quisimos entrar.

John Constantine nunca ha sido (ni será) para todos los públicos. Este tomo que llega de la mano de ECC Ediciones es una clara muestra de ello con algunas de las historias más incómodas y terribles de un personaje que por una vez no juega a dos bandas.

Entre libremente y por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae consigo al marchar. Drácula, de Bram Stoker.

Compartir:

Doc Pastor

Escritor, divulgador y periodista especializado en cultura pop. Devoro cine, cómic y series. Todos los gemelos malvados tienen perilla (la corbata es opcional).

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com