El otro día fui a ver la secuela de Capitán América, El soldado de invierno, una película que adapta la historia de Ed Brubaker...

capitan-america-soldado-inviernoEl otro día fui a ver la secuela de Capitán América, El soldado de invierno, una película que adapta la historia de Ed Brubaker y que está hecha con toda la experiencia acumulada de los últimos años de Marvel en el cine, con guiños, referencias, semillas para el futuro… Y mucho espectáculo. Disfruté bastante la película, es muy espectacular y ya iré añadiendo algunas reflexiones sobre mis impresiones a lo largo de este artículo, pero cuando salí del cine recordé una conversación de días antes en la que hablaba de la falta de sorpresa que empieza a suponer para el lector de cómics este tipo de adaptaciones. Me explico.

Long time ago…

Cuando algunos vimos X-Men en el cine algunos alucinamos cosa fina. Nuestro sueño de ver una película con un grupo de superhéroes desconocidos para la gran mayoría pero adaptados para nuestro goce y disfrute personal fue lo más. Y fijaos que me refiero a X-Men, y no a otras adaptaciones de personajes de cómic anteriores como pueden ser Superman, de Richard Donner; Batman de Tim Burton; o cualquiera de las cutreadaptaciones de Capitán América, Spider-Man o El Castigador previas a esa. Y elijo esta porque por primera vez veíamos a un grupo de superhéroes con un mogollón de superpoderes, con peleas entre héroes y villanos… y eso era algo NUEVO para el espectador y para el lector de cómics. Poco después comenzó el boom de los superhéroes en la gran pantalla y poco a poco fueron lanzándose numerosas películas que adaptaban historias o personajes que nosotros hemos leído hace en algunos casos muchísimos años.

Captain-America-2-High-Res-Falcon-Poster-702x1024Cuando parecía que el género empezaba a tocar a su fin con películas cada vez más criticables (X-Men 3, Spider-Man 3, 4 Fantásticos 2, Catwoman, Elektra…) Marvel dio su golpe de efecto y comenzó a planificar como nunca habíamos visto hasta ahora en el cine. Sí, por mucho que George Lucas hablara de sus famosas tres trilogías, a mí me sigue pareciendo un cuento chino que al final le ha salido bien económicamente, pero que a mí (y más viendo la segunda-primera trilogía de Star Wars) no me convence de que tuviera toda la historia en su cabeza desde un principio. Pero los señores de Marvel, dan un paso arriesgado a la vez que ambicioso anunciando el lanzamiento de un plan cinematográfico que los que leemos cómics estamos relativamente acostumbrados a leer en este medio, pero que en el cine no es tan frecuente: lanzar la historia de origen de 4 personajes que acabarán formando grupo en la película Los Vengadores. Sólo con que Iron Man se hubiera estrellado en taquilla, el plan podría haberse venido abajo, porque no estoy muy seguro de que el estudio se hubiera arriesgado con 3 películas más, teniendo en cuenta que no son presupuestos precisamente baratos. El resultado final, ya lo sabéis, megaéxito mundial en taquilla y una película a todas luces ESPECTACULAR, sorprendente. Los lectores de cómics veíamos algo que jamás habíamos visto hasta ahora, un crossover en pantalla.

Entre medio de todo esto hemos visto también los Batman de Nolan, el Superman de Snyder, el Green Lantern de Campbell, Spider-Man de Webb… Y cada vez iban haciendo películas más y más espectaculares. Hasta el punto en que, no sé vosotros, pero yo empiezo a dejar de sorprenderme. Disfruto las películas, pero no me sorprenden.

Thor 2.

Para mí esta película fue la que marcaría un antes y un después. Y digo esta y no Iron Man 3 porque Iron Man 3 sí me sorprendió. Para mal, porque era un giro radical y un cambio a las películas de James Bond en lugar de a una de Iron Man, pero me sorprendió. Man of Steel también lo hizo, enseñando un Superman muy distinto a los que habíamos visto. Pero con Thor 2 me encontré una película entretenida, con unos efectos espectaculares… pero que en ningún momento me sorprendió. Cada escena parecía que ya la había visto, sabía cuándo iba el giro y en qué iba a consistir. Sabía cuándo iba a traicionar Loki a Thor, cuando sería mentira, cuando acabaría siendo verdad… Vamos, no me engañaron en ningún momento. En ese momento me di cuenta de que la película de Los Vengadores ha hecho daño a las que quedan por venir, porque en cierto modo, y entendedme, han matado la posibilidad de sorpresa en el sentido de espectáculo de cualquier película que quede por llegar. Y el ejemplo perfecto lo tenemos en Capitán América 2.

foto-capitan-america-2-el-soldado-de-invierno-5-879El soldado de Invierno.

La secuela del Capitán América es un peliculón. Que nadie entienda con este artículo lo contrario. Los hermanos Russo, con un currículum casi exclusivamente televisivo y poco que reseñar, se sacan de la manga una historia cortada con las mismas tijeras que Los Vengadores. No se han arriesgado nada. Han tomado una historia con muchos personajes, con muchos villanos, con peleas entre unos y otros y tejiendo una historia a base de escenas espectaculares con uno u otro personajes… lo mismo que es Los Vengadores. De la escena del barco inicial con el Capi y la Viuda (un escenón espectacular) contra Batroc el saltador, pasamos a la persecución de Nick Furia, a la presentación del Soldado de Invierno, a la pelea del Capi en el ascensor, a la huida, la presentación del Halcón Falcon… tranquilos, no spoileo nada. Son todo escenas en las que cada personaje tiene su momento de lucimiento, y en el que se incluyen a personajes que el lector de cómic identificará en todo momento y frases o guiños para satisfacernos en todo momento. Con escenas megaespectaculares que ponen en grave compromiso el contrato de incredulidad con el espectador como la del Capi cayendo de alturas imposibles (¿huesos de adamantium?) o derribando él solo megaaviones de combate, pero que como están tan bien rodadas uno se cree y se calla la boca. batroc12

Pero no sorprende. Al menos a mí. Me pareció una película muy disfrutable, pero en todo momento sabía quién era el(los) malo(s), quién no podía morir, y quién iba a luchar contra quién (y por supuesto derrotar). Me quedo, por tanto, con una sensación extraña, de que el cine ya nos ha enseñado todo lo que tenía que enseñarnos, y que ahora sí, el peso de los miles de historias que hemos leído en muchos años de seguir a estos personajes hacen muy difícil que ya puedan sorprendernos en una adaptación de este tipo. Y lo dice uno que no ha leído la historia original de Brubaker, o sea que no puedo ni alegar que ya conocía la historia…

No obstante, hay que reconocer que la historia es compleja y desarrollada, los directores por fin dotan al Capitán América de una personalidad identificable para los lectores (lejos del pelele de anteriores apariciones), que las escenas de acción, a pesar de estar rodadas con movimientos bruscos que apenas permiten ver las peleas, son bastante disfrutables, y que el personaje del Halcón está muy bien aprovechado. Una película que el buen lector disfrutará pero que tal vez a vosotros se os empiece a venir a la mente la idea de que, tal vez (y solo tal vez), ya esperemos poca sorpresa en un cine.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com