Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Parker Integral 1, de Darwyn Cooke

Parker Integral 1, de Darwyn Cooke
Guion
Donald Westlake, Darwyn Cooke
Dibujo
Darwyn Cooke
Formato
312 páginas. Bitono Cartoné. 19.0 x 26.8 cm
Precio
30 €
Editorial
Astiberri. 2021
Edición original
Richard Stark's Parker: The Hunter, Richard Stark's Parker: The Outfit USA

En el mundo del cómic, los años 60 tienen un sabor particular que se reconoce a primera vista. Periódicamente, por nostalgia o por cuestiones argumentales, se revisita esta época, y hay ciertos autores especialmente dotados para recrear su ambiente. En particular, desde que entramos en el S.XXI hubo un nombre que captó su espíritu como nadie: el canadiense Darwyn Cooke. Su estilo, mezcla del cartoon de Bruce Timm con el de artistas de la Silver Age como Alex Toth o Jack Kirby, hizo que no hubiera un nombre mejor para hacer un canto de amor al cómic superheroico de esa década como fue The New Frontier. Pero no sólo para los superhéroes era ideal su estilo: a la hora de llevar a viñetas las novelas de Parker, escritas por Donald Westlake con el seudónimo Richard Stark, el trabajo de Cooke también fue absolutamente brillante, unas adaptaciones que Astiberri recoge ahora en dos espectaculares integrales.

parker integral 1 pg1

Quien conozca a este autor por su trabajo en el género puramente superheroico le identificará como un dibujante de estilo alegre y luminoso, de esos que te sacan una sonrisa casi sólo con ver sus ilustraciones. Pero Cooke era mucho más versátil de lo que podría parecer en una primera aproximación, y aún no abandonando su característico tono cartoon, resultaba estar especialmente dotado para el género negro, como también había demostrado en obras como The Spirit, Catwoman o algunas historias de Batman. Quizás por ello, ésta fue la primera adaptación de novelas de Parker a cualquier medio en la que Westlake permitió que se usara el nombre original del protagonista. En adaptaciones cinematográficas previas de las novelas del personaje, Parker era renombrado. En A Quemarropa, se llamó Walker. En La Organización Criminal, Earl Macklin.

Antes de fallecer en 2016, Darwyn Cooke escribió y dibujó cuatro novelas gráficas dedicadas a la obra de Donald Westlake, de las cuales tenemos las dos primeras en este volumen. En la primera, El Cazador, conocemos a Parker, un criminal que no tiene ni buenas intenciones, ni un pasado que justifique su presente ni nada parecido. En otras historias, Parker sería claramente el villano. Pero en las que podemos leer aquí no podemos asignarle ese calificativo principalmente porque no hay buenos. El mundo de Parker es un mundo de criminales, ladrones, asesinos y mafiosos, y el protagonista es un tipo duro, al que no le tiembla la mano ni ya para matar gente ni para mutilar el cadáver de su difunta pareja, cosas que le vemos hacer en esta primera entrega, que gira alrededor de la venganza por la traición que su ex, Lynn, y un socio, Mal, cometieron durante un golpe. El caso es que Mal trabajaba para una organización criminal, lo cual nos lleva directos a la segunda novela gráfica incluida en este integral, La Compañía. Al principio de esta segunda parte, Parker se somete a una operación de cirugía estética para que la Compañía pierda su rastro, en un extracto de la novela original El hombre que cambió de cara. Y una vez cambiado su aspecto, se pone como objetivo decapitar a la organización, ayudándose de otros compañeros -es difícil decir amigos en un mundo de estas características- de los bajos fondos.

parker integral 1 pg2

El trabajo de Cooke es magnífico a todos los niveles. La traslación de las novelas al cómic está hecha de forma impecable. El ambiente es sucio, opresivo, duro, sin concesiones. No hay ni un momento de amabilidad con el lector. A eso ayuda, sin duda, el coloreado en bitono, que le da una ambientación al estilo de los grandes clásicos del cine criminal en blanco y negro. Además, el autor utiliza todas las técnicas narrativas que tiene a su alcance. Tenemos secuencias mudas, como la espectacular secuencia inicial de trece páginas en la que nos presenta al personaje, en la que hay tan solo dos bocadillos y un cuadro de texto, splash pages con textos de apoyo, secuencias que más que cómic son libro ilustrado, e incluso páginas de texto puro.

La edición de Astiberri es un auténtico lujo. Es un volumen grande, pero perfectamente manejable, de 312 páginas en papel offset, que le viene al estilo elegido por el autor como anillo al dedo. El tamaño es algo mayor al de la edición original, de 19×26.8 frente a los 17×24 originales, casi un 12% mayor que le sientan francamente bien a los lápices de Cooke. La sección de extras es además muy interesante. Además de varias ilustraciones que no se vieron en la publicación original en tomos sueltos, se reproduce una conversación entre Tom Spurgeon, editor de The Comics Journal y de The Comics Reporter, Scott Dunbier, editor de IDW, donde se editó Parker originalmente, el propio Darwyn Cooke y el que posiblemente sea el primer nombre que nos viene a la cabeza cuando hablamos de cómic y género negro, Ed Brubaker. Esta conversación tuvo lugar en 2009, con motivo del lanzamiento de El Cazador. Once páginas en las que cada una de las líneas tienen información interesante.

parker integral 1 pg3

Estamos ante una de las cumbres del género noir en cómic, una obra que le mira de tú a tú al Sin City de Frank Miller o al Criminal de Ed Brubaker y Sean Phillips. Además, es posiblemente la obra en la que más inspirado gráficamente estuvo Darwyn Cooke en toda su carrera. Una lectura más que recomendable. Diría que casi obligatoria.

Si quieres escuchar más sobre Parker, en este enlace tienes el podcast que le dedicamos a Darwyn Cooke. Víctor habla de esta obra en la segunda hora de programa, a partir del punto 2:02:30.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.