Con la publicación de Oen, Satori Ediciones recupera un pedacito de la historia del manga creado por ese gran autor que es Ryoichi Ikegami.... Oen, de Ryoichi Ikegami

Con la publicación de Oen, Satori Ediciones recupera un pedacito de la historia del manga creado por ese gran autor que es Ryoichi Ikegami. Así, la editorial especializada en cultura japonesa continúa rescatando obras de todo tipo como Queen Emeraldas de Matsumoto o Box de Morohoshi. Ahora es el turno de revisitar los primeros pasos de un mangaka que es un viejo conocido en España.

Gracias a la publicación, bastante chapucera, por parte de Planeta de obras como Crying Freeman, Santuario o Mai: la chica con poderes (que pide a gritos una reedición), el nombre Ryoichi Ikegami pertenece a la primera generación de autores populares de manga que llegó a España en la primera mitad de los años noventa, que iba normalmente acompañado de autores como Kazuo Koike o Buronson. Curiosamente en España permanece inédito uno de sus trabajos más curiosos: la adaptación al manga de Spider-Man. Ikegami siempre ha sido un creador con una personalidad brutal gracias a su estilo claro, preciosista y realista. Con Oen, podremos ver algunos de sus primeros pasos en el mundo del dibujo.

Oen, la génesis de una estrella

Este volumen de más de cuatrocientas páginas recopila nueve relatos que el autor, nacido en 1944 en Fukui, publicó en varias revistas (especialmente en la Garo) entre los años 1966 y 1972. Estamos ante un Ikegami juguetón, que le gusta experimentar con las páginas y los géneros con la creatividad desbordante de alguien que está empezando en esto y tiene ganas de comerse el mundo. Esa ambición se nota en cada página de Oen, y en especial en la historia que da nombre al tomo y que es la más larga de toda la recopilación.

oen

A lo largo de siete capítulos, Ikegami nos cuenta la historia de la protagonista homónima: Una madre que se ha quedado viuda con una niña pequeña y que deberá hacer lo imposible para sobrevivir. Ya en esta historia el autor hace gala de su capacidad para trasladar al papel los sentimientos y las emociones humanas. Una epopeya de amor trágica que además pone en evidencia el lado más vil del ser humano. Da gusto leer relatos de mujeres empoderadas realizados hace tantos años, aunque es cierto que esto es bastante habitual en el manga en comparación con el cómic americano.

A menudo los relatos contenidos en Oen son desgarradores, sin final feliz sirviendo de vehículo para que Ikegami muestre su evolución como mangaka, además de su percepción del mundo como en la magistral historia “El peso de la culpa”, que no deja de ser una fábula moderna sobre la responsabilidad.

En lo referente al dibujo, Ikegami echa el resto sobre todo en dos relatos. En “La flor blanca que nació bajo tierra” podemos disfrutar de toda la furia devastadora de los elementos con tormentas, que hacen que se te calen los huesos debido al detalle y precisión con que son mostrados. Por otro lado, en “La ogresa de Adachigahara”, Ikegami muestra su excelente narrativa para las escenas de acción.

Aunque si debo quedarme con algunos relatos sin duda escojo dos joyas del suspense como son “La mariposa con rostro humano” y “El extraño líquido blanco”. Dos perlitas que al mismísimo Shyamalan no le importaría en absoluto firmar. Perturbadores y extraños, con momentos sangrientos y grotescos.

Por último destacar la fantástica edición de Satori. La reproducción de los materiales es impecable, así como la encuadernación del tomo en formato rústica con sobrecubierta que nos permite disfrutar como es debido de la primeriza ebullición creativa de un autor tan especial como es Ryoichi Ikegami.

Por cierto, la editorial asturiana también ha publicado recientemente Yukio, otra recopilación de relatos del autor en mismo formato y con un precio igual de recomendable.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com