Aunque Léo Malet no sea uno de los primeros nombres que te vienen a la cabeza hablando de novela negra, es un autor fundamental... Nestor Burma, de Jacques Tardi y Léo Malet

Aunque Léo Malet no sea uno de los primeros nombres que te vienen a la cabeza hablando de novela negra, es un autor fundamental en la historia del género: se le suele mencionar como el padre del género dentro de la literatura francesa. Y dentro de su bibliografía, su saga más extensa es la de Nestor Burma, un detective privado que protagonizó nada menos que treinta y tres novelas. Es un personaje tan icónico que ha tenido varias películas y una serie de televisión protagonizada por Guy Marchand que duró ocho temporadas, emitidas entre 1991 y 2003. Y, por supuesto, adaptaciones a BD, de las que se recogen en este volumen cuatro de las cinco realizadas por Jacques Tardi -las historias basadas en novelas de Malet-, el autor más renombrado que ha pasado por el personaje.

nestor burma pg1

Jacques Tardi (¡Puta Guerra!, Adèle Blanc-Sec) fue el encargado de llevar a viñetas al personaje de Léo Malet en 1982. La primera de las novelas adaptadas que nos encontramos en este tomo es Niebla en el puente de Tolbiac, que apareció trece años después de la creación del personaje. Es una elección más que correcta, porque en ella se nos contrapone el presente de Burma como detective privado con su pasado como militante anarquista, de forma similar a como alguno de sus compañeros revolucionarios de juventud han acabado como empresarios contra los que los trabajadores organizan huelgas. Así, además de contextualizar presente y pasado de Burma, se asienta una de las principales características de la serie: una mirada un tanto cínica hacia la vida.

Calle de la Estación, 120 es la segunda de las historias del tomo y la de mayor tamaño: más de la tercera parte del tomo es la adaptación de la novela en la que aparece por primera vez Burma, ambientada en la Francia ocupada por la Alemania Nazi y publicada originalmente en 1943, cuando Francia aún estaba bajo el control del colaboracionista Mariscal Pétain. Es la historia más compleja de todo el tomo, y quizás por ello la más extensa. Arranca con Burma en un campo de concentración nazi y se extiende a lo largo de varios años, teniendo un cóctel formado por personajes amnésicos, juegos de palabras, tesoros ocultos y grises varios que lo convierten en un muy interesante puzzle. La que posiblemente es la primera novela negra francesa fue adaptada a cine también, en 1946, siendo la primera ocasión en la que Nestor Burma da el salto a otro medio.

Las dos últimas historias son algo más breves. Reyerta en la feria arranca con un intento de asesinato en una montaña rusa y acaba desmadrándose por caminos inesperados, y en ¿Huele a muerto o qué?, Tardi se despide de Burma en un thriller ambientado en el mundo del espectáculo. Comparada con la potencia argumental y de trasfondo de los dos primeros álbumes del tomo, baja un poco en su tramo final, pero siguen siendo dos historias que tienen su aquél.

nestor burma pg4

El formato elegido para este tomo es digno de alabanza. Un tomo en tapa dura, con sobrecubiertas, con los cantos de las páginas del mismo color amarillo que la portada. Pero al ser un cómic en blanco y negro, el papel satinado de alto gramaje es innecesario en esta ocasión, y estamos ante un papel más cercano al del cómic de superhéroes de los 80 y primeros 90 que al de los productos de lujo habituales en el cómic europeo. Con ello se consigue, entre otras cosas, que este masivo volumen de más de cuatrocientas páginas y nada menos que cuatro centímetros de espesor sea perfectamente manejable y pese menos de un kilo.

nestor burma pg2

La lectura de Nestor Burma es densa, es algo que no se puede negar. Muchas de las escenas, como corresponde al género, son personas hablando e intercambiando información, lo que hace que varias -bastantes- páginas sean una colección de bustos parlantes con enormes bocadillos de texto. Por muy apasionante que sea la historia, por momentos se llega a hacer pesada. Aunque las historias sean fascinantes y enrevesadas a partes iguales, la narrativa no es precisamente fluida. Por ello, estamos ante una obra que para los que no sean fans del autor o seguidores del género puede hacerse un tanto cuesta arriba. Pero para los que estén en alguno de los grupos objetivo, va a ser un caramelo.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  • Miguel

    9 marzo 2021 #1 Author

    Gran reseña, creo que Tardí peca de exceso de texto y falta de dinamismo, a pesar de ser un dibujante excepcional. A mi sus obras se me suelen atragantar por ese motivo. Hay grandes adaptaciones de novelas que saben sacar partido a las características del comic para evitar tanto texto, como por ejemplo Intemperie o la misma adaptación de Patria. T

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com