¡Una nueva araña para una nueva generación! La heroína de “Universo Spiderman” en sus propias aventuras. Gwen Stacy es Spiderwoman... pero eso ya lo... Marvel Young Adults. Spider-Gwen 1

¡Una nueva araña para una nueva generación! La heroína de “Universo Spiderman” en sus propias aventuras. Gwen Stacy es Spiderwoman… pero eso ya lo sabes. Lo que no conoces todavía es a sus amigos y enemigos. Descúbrelo en el primer volumen recopilatorio de la serie de la que todo el mundo habla: ¡Spider-Gwen!

Creo que podemos afirmar, sin temor alguno a equivocarnos, que Spider-Gwen es uno de los personajes mejor diseñados en lo que llevamos de siglo. Pese a tratarse de una poochie de manual ha conseguido, por méritos propios, hacerse con un lugar de honor en la familia arácnida. Pero quién es ¿Spider-Gwen? Citando a mi compañero Enrique, la Spider Woman de Tierra-65 es Gwen Stacy, que en su mundo fue picada por la araña en lugar de Peter Parker. A esta Gwen la conocimos durante el evento Universo Spiderman. En su dimensión, Peter fue el Lagarto, y murió en el primer enfrentamiento que tuvo con Gwen. La gracia del Universo Spiderman consistía en unir en una misma aventura a varias encarnaciones que el héroe arácnido ha tenido a lo largo de su historia (Spiderman Noir, Spider-Ham…) con otras de nueva creción (Spider-Gwen, Seda…). Algunos de estos personajes han vuelto a caer en el olvido, mientras que otros han gozado de una inesperada popularidad. Spider-Gwen, ahora llamada Spider Ghost, es una de estos últimos. Tanto que Panini ha vuelto a publicar sus primeras aventuras bajo esta nueva cabecera llamada Marvel Young Adults.

Spider-Gwen

La colección de Spider-Gwen, de haber visto la luz hace 20 años, habría cubierto un hueco importante dentro del panorama comiquero Marvel: el del superhéroe adolescente y carismático. No obstante, se le adelantaron el Ultimate Spiderman de Bendis, Miles Morales, Kamala Khan, la Chica Ardilla… Sin embargo, lo que esta Gwen Stacy aporta es una frescura desenfadada y un toque femenino rebelde que se manifiesta en forma de ese grupo musical llamado The Mary Janes (que oye, versionean a The Ramones), donde toca la batería. En este tomo, que recoge los dos primeros volúmenes de su serie regular, la vemos seguir los mismos pasos que el Peter Parker que conocemos: al sentimiento de culpa por la muerte de un ser querido (en este caso su mejor amigo Peter) se une la persecución por parte de J. Jonah Jameson y la policía, y para más INRI es hija del capitán Stacy, quien tiene la orden de detenerla. Por si fuera poco, a Gwen también le siguen los pasos los detectives Jean DeWolff y Frank Castle, y Matt Murdock, el lugarteniente de Kingpin, también le quiere echar la zarpa. Si os parece mucho lío para una colección que acaba de empezar, a ver cómo os quedáis cuando os digo que también aparece Harry Osborn como el Duende Verde, y Sam Wilson como la Capitana América. Todos, evidentemente, las contrapartidas de la Tierra-65 de los personajes que ya conocemos.

El guionista Jason Latour (Paletos Cabrones, Los Defensores: La mejor defensa) echa el resto en el lanzamiento de esta serie con el fin de ganarse a los lectores desde el primer momento, aunque eso suponga sobrecocinar el personaje de Gwen: ¿una chica de apenas 20 años que canta temas de 1990 como la sintonía de El Príncipe de Bel-Air o el U can’t touch this de MC Hammer? Parece que Latour quisiera llegar no sólo al lector adolescente, sino también al más madurito introduciendo estas referencias generacionales. Por otro lado, hemos de reconocer que en esta historia no hay tiempo para recobrar el aliento: Gwen se mete en una pelea detrás de otra con el Buitre, el Lagarto, el Duende Verde, e incluso un puñado de ninjas comandado por Matt Murdock, convertido en villano en esta dimensión. Este delirante narración sólo podía estar dibujada por alguien con un trazo tan loco como Robbi Rodríguez (Uncanny X-Force), un recién llegado a Marvel después de haber dibujado algunas series menores en DC como Federal Bureau of Phycics, adonde ha regresado para hacer Goddess Mode. Podemos decir que el dibujo de Rodríguez se pasa de dinámico en algunas páginas, donde la acción es tan apresurada que resulta confusa. Por no mencionar que hay páginas donde la fluidez narrativa desaparece en beneficio de la espectacularidad, con un resultado al que cuesta tildar de sobresaliente. Rodríguez parece ser uno de esos autores que necesitan un editor al lado que les pise el freno de vez en cuando. También es verdad que estamos leyendo su primer año al frente de la colección. Por lo que he leído, la cosa fue a mejor, afortunadamente.

Spider-Gwen

Hay que aplaudir esta iniciativa de Panini Comics de poner a disposición de los lectores estas colecciones dirigidas a un público joven a un precio más que atractivo (272 páginas a color por apenas 10 euros es una verdadera ganga, a pesar del formato ligeramente reducido). Este primer volumen de Spider-Gwen puede ser una excelente punta de lanza para captar nuevos lectores que no conocieran al personaje hasta su aparición en la película Spider-Man: Un nuevo universo, y hayan quedado prendados de su increíble uniforme. A este precio, es un crimen dejar pasar la oportunidad.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com