SON LOS DOS TITANES DE LA INDUSTRIA DEL COMIC, la Coca Cola y la Pepsi de los superhéroes, y durante más de 50 años... Marvel vs DC, de Reed Tucker

SON LOS DOS TITANES DE LA INDUSTRIA DEL COMIC, la Coca Cola y la Pepsi de los superhéroes, y durante más de 50 años Marvel y DC han estado enzarzadas en una épica batalla por la supremacía en el negocio del spandex. Lo que está en juego no son solo las ventas, sino la relevancia cultural y los corazones de millones de aficionados. MARVEL VS DC, el primer libro que relata la historia de este épico enfrentamiento en una única y detallada narración, es la historia de la mayor rivalidad corporativa jamás contada.

SI pensáis que la rivalidad entre Marvel Zombies y DC Zombies es algo reciente, a raíz de las franquicias cinematográficas, es que no vivisteis los ochenta en España. Aquí, pasada la etapa Bruguera, que lo mismo te publicaba grapas de Spiderman como tomos de Batman, teníamos la rivalidad entre las coloridas portadas de Marvel (vía Comics Forum), y las oscuras de DC (merced a Zinco). Viviendo en una capital de provincias, el único acceso que yo tenía a los tebeos estaba en los dos kioscos que había al lado de mi calle. Y claro, los tebeos competían en espacio con las revistas de pasatiempos, las de cotilleos, las de patrones, las de motocicletas… No siempre llegaba todo, y a veces otro niño del barrio se te adelantaba. Ya fuera por la mejor difusión en mi zona de Comics Forum (que, recordemos, pertenecía al Grupo Planeta) que de Zinco, o porque las series que llegaban de DC eran demasiado oscuras y adultas para mi gusto, la balanza se decantó desde niño hacia el Universo Marvel. Después de todo, ¿qué niño va a comprar un tebeo de La Cosa del Pantano cuando tienes al lado otro de Los Vengadores, con mucha más acción y colorines?

marvel vs dc

Que Marvel y DC se llevaban mal era algo que instintivamente se sabía ya entonces: en mi infancia, si eras marvelita no podías ser deceíta, al igual que si eras del Real Madrid no podrías ser del Barça (en mi clase había uno del Betis, pero era el rarito de turno). Por si fuera poco, las secciones de correo de los tebeos Forum estaban cargadas de pullitas hacia la «Distinguida Competencia», que no hacían sino reforzar la sensación de pertenencia a un club exclusivo: el de los lectores Marvel. Sin embargo, todo esto provenía de mucho antes. Concretamente, de los años sesenta, cuando Marvel empezó a disputarle la hegemonía de los superhéroes a la hasta entonces todopoderosa DC (aún llamada National Periodical Publications). Después de todo, DC había creado el género superheroico con el lanzamiento en 1938 de la serie de Superman de Joe Shuster y Jerry Siegel. DC era la dueña del mayor panteón (úsese la palabra en el sentido mitológico) de superhéroes hasta que en 1961, con la publicación de Fantastic Four n.º 1, Marvel cambió para siempre la forma de hacer superhéroes.

Stan Lee, Jack Kirby y compañía tenían un estilo fresco, moderno y atrevido. Eran como ese primo mayor guay, con chupa de cuero y que va a verte en moto y te lleva tebeos Toutain a escondidas, mientras que DC era el otro primo mayor, respetable, que sacó buenas notas en el instituto y está preparando oposiciones a notario. Marvel tardó años en adelantar a DC por la derecha, pero ¿qué pasó entre bambalinas? ¿Qué cambios hubo en ambas editoriales desde entonces? ¿Cómo pasaron de la indiferencia a la amistosa rivalidad, y de ahí a una amarga enemistad? Este libro de Reed Tucker, periodista estadounidense especializado en cultura popular, nos desvela, gracias a una ingente cantidad de declaraciones de autores, editores y otros profesionales de la industria, todos los tejemanejes, incluso los más sórdidos, que las dos editoriales urdieron para adelantarse la una a la otra: robar ideas, birlar empleados, colocar espías, plagiar personajes o decretar guerras de precios. Todo valía para arañar unas décimas de cuota de mercado.

marvel vs dc

Pero no todo fueron enfrentamientos: también hubo momentos de distensión en las relaciones, como cuando se hicieron los primeros crossovers: Batman vs La Masa, Superman vs Spiderman, JLA / Vengadores, el experimento Amalgam… Lamentablemente, la mayoría de estas publicaciones están ahora totalmente descatalogadas, y las relaciones entre las editoriales están tan tensas que volverlas a editar sería un lío de derechos que ríete tú del nudo gordiano. ¿Pero a que estaría bien? El tono ameno y divertido que usa Tucker en este libro hace que lo que podía haber sido una aburrida lección de historia económica se convierta en material para una serie de televisión que, oh, sorpresa, están preparando los hermanos Joe y Anthony Russo (Avengers: Endgame). Dentro vídeo:

Preparaos para descubrir los trapos sucios de una guerra empresarial que empezó hace sesenta años y aún no tiene visos de terminar. Marvel vs DC es un libro que repasa estas seis décadas de fichajes y contraofertas, zancadillas, puñaladas por la espalda, rencores y trapicheos que pondrían los pelos de punta a los mismísimos Corleone. Es un libro más recomendado para los lectores veteranos, que ya peinamos canas, que para aquellos que acaban de descubrir estos cómics en los últimos 10 años gracias al cine, porque la cantidad de nombres de la industria que aparecen aquí es abrumador, y si no estás familiarizado con ellos, puedes llegar a perderte un poco. Para algunos servirá para reafirmarse en que tanto Bob Kane como Stan Lee eran tan buenos vendehumos como relaciones públicas, o para descubrir que, oh estupor, Marvel y DC son, al fin y al cabo, empresas que buscan beneficios como cualquier otra. Teniendo eso en mente desde el principio, este libro es inmensamente disfrutable.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com