Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Saga TPB El Asombroso Spiderman 13: Un día más

Marvel Saga TPB El Asombroso Spiderman 13: Un día más
Guion
J.M. Straczynski
Dibujo
Joe Quesada
Formato
Rústica. 152 páginas. Color
Precio
13€
Editorial
Panini Comics . 2024
Edición original
The Amazing Spider-Man 544 y 545, Friendly Neighborhood Spider-Man 24 y The Sensational Spider-Man 41.

Os voy a ser completamente sincero. Nunca pensé cuando leí por primera vez, hace más de quince años, “Un día más”, que volvería a leer la historia y ni mucho menos que acabaría escribiendo sobre ella. De hecho, fui de los lectores cabreados que acabó abandonando el título para siempre, pasando a leer cosas puntuales del trepamuros desde entonces y siempre de prestado gracias a las bibliotecas de los colegas.

Pero he aquí, que muchos años más tarde Panini está recopilando todo The Amazing Spider-Man desde el comienzo de la etapa de J.M. Straczynski en tapa blanda y uno, que es débil, ha caído nuevamente en las redes del trepamuros.

“Un día más”, hasta siempre MJ

Estos cuatro episodios fueron el verdadero final de la etapa de Straczynski en Spider-Man. Un puñado de episodios para los que contó con Joe Quesada, que metió mano en el guion a la par de que ilustró la historia. Solo este hecho (no olvidemos que era el editor jefe de Marvel en aquella época) ya dio a entender que la trama iba a ser trascendente.

En el momento de la publicación de “Un día más”, Peter Parker ya era un joven maduro más cercano a los 40 que a los treinta. Se había casado muy joven con Mary Jane Watson, tenía un trabajo como profesor de ciencias, era Vengador, todo el mundo conocía su identidad por culpa de los acontecimientos de “Civil War”, tenía lanzarredes orgánicos (por culpa de las películas de Sam Raimi) y los problemas económicos eran algo del pasado. El problema es que todo ese bagaje no le servía a Marvel, puesto que querían al canijo Parker. Ellos querían al joven adulto que no tenía un chavo, que mal vivía como podía y que no podía ser feliz porque su sentido de la responsabilidad no le dejaba.

Un bagaje inaceptable para la editorial que, en lugar de optar por ir poniendo parches de manera sútil y progresiva, decidió tirarlo todo por la borda utilizando como excusa argumental y catalizador el disparo que recibió la Tía May por parte de un secuaz de Kingpin.

“Un día más”, spoilers a partir de aquí

Lo primero que resulta poco “creíble” (siempre recordando del medio del que hablamos) es que no haya ni un solo doctor o científico en el Universo Marvel que sea capaz de salvar a la Tía May. Por ello Peter se ve obligado a recurrir ni más ni menos que a ¡Mefisto! Y este, como buen hijo de perra  que es, le ofrece salvar a su tía, pero a cambio se borrará de la existencia su matrimonio con MJ. Ni él ni nadie recordarán que eso sucedió. Suena tan patatero como lo que realmente acabó siendo.

El tema es que “Un día más” es un gran tebeo desde el punto de vista formal. JMS sabe manejar el ritmo y el drama como nadie, en una historia que comienza de manera trepidante, con Peter buscando una solución, que atrapa al lector desde el minuto uno. El guionista sabe transmitir esa sensación de desesperación y de agobio cuando el protagonista del título siente que su mundo se viene abajo. Este hecho nos deja algunas líneas de diálogos maravillosas con personajes como Tony o Jarvis, o momentos de gran intensidad emocional como la despedida entre Peter y Mary Jane.

Por lo tanto, si la forma es correcta, donde falla “Un día más” es en el fondo. Los pactos con el diablo están a la orden del día desde los tiempos en los que Fausto acabó haciendo un trato con Mefistofeles. Ese no es el problema. El inconveniente en este arco es que todo se siente forzado, cogido por los pelos y, sobre todo, innecesario.

“Un día más” fue la solución chapucera a la boda de Peter y Mary Jane que nunca debió haber pasado en primer lugar. Fue la vuelta a los orígenes con la identidad secreta y los lanzarredes mecánicos, invalidando así los arcos de “Civil War” y “El Otro” (sucedidos poco más de un año antes). Fue la vuelta a la casi indigencia y al grupito de amigos del instituto con ¡Harry Osborn a la cabeza!. Esto último sí que no me lo esperaba. El trato con Mefisto trajo consigo la resurrección de Harry Osborn que ya no habría muerto siendo el Duende Verde, no, ahora resulta que se pasó años en Europa (Europa, ese concepto para los yankees) en rehabilitación por su adicción a las drogas.

En fin, podríamos analizar también el dilema moral que se encontró Peter tras la oferta del señor del Inframundo. Pero claro, habría sido un dilema si Peter hubiera tenido dudas, pero estaba clara la decisión que Marvel quería tomar con su personaje estrella. Decisiones como esta son las que provocan que muchos lectores veteranos acaben abandonando las series de sus personajes favoritos cuando les dan en las narices una y otra vez con aquello de “Todo cambia para que todo siga igual”. Porque al final es más fácil borrarlo todo como si aquí no hubiera pasado nada que apechugar con las decisiones creativas anteriores.

Este torpe Deus ex machina viene acompañado de muchos extras como portadas alternativas, bocetos, páginas a lápiz o una entrevista al equipo creativo.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *