Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Saga TPB. El Asombroso Spider-Man 5: El libro de Ezequiel

Marvel Saga TPB. El Asombroso Spider-Man 5: El libro de Ezequiel
Guion
Joe Michael Straczynski, Fiona Avery
Dibujo
John Romita Jr.
Tinta
Scott Hanna, Scott Koblish
Color
Matt Milla
Formato
Rústica, a color, 136 páginas
Precio
13 €
Editorial
Panini Cómics. Mayo 2023
Edición original
The Amazing Spider-Man 503 a 508

Con Ezequiel empezó todo y con Ezequiel terminará. O por lo menos finalizará la colaboración entre J.M. Straczynski y John Romita Jr. en The Amazing Spider-Man. Juntos dejan una treintena de episodios para enmarcar. Una etapa que revitalizó al personaje como nunca antes se había hecho (quizás con la salvedad de Ultimate Spider-Man) logrando que Peter evolucionase sin que ello supusiera abandonar sus raíces o ser infiel a su esencia.

Antes de Ezequiel…¡Loki!

Esta quinta entrega de la colección Marvel Saga dedicada a recoger las primeras etapas del personaje en el siglo XXI (ahora en tapa blanda) abre con una pequeña saga de dos episodios en la que el guionista vuelve a mirar fuera de la franquicia arácnida para crear un team up entre nuestro héroe y Loki. Así, el creador de Babylon 5 tuvo su primer acercamiento a la mitología del Dios del Trueno años antes de realizar una corta, pero muy destacada etapa junto a Olivier Coipel.

La historia de marras se me antoja bastante floja. Sigue siendo divertida, está endiabladamente bien dialogada ofreciendo algunos momentos entre Spidey y el hermano de Thor la mar de tronchantes. Pero por lo general son algo mediocres. Al menos su lectura es ágil gracias al ritmo que JMS le mete a la historia y a que su enemigo es bastante original. También hay que aclarar que Strazcynski comparte las labores de escritura con Fiona Avery, protegida suya, que escribió algunas historias del universo Rising Stars sin ningún trabajo destacable en su CV.

Tras esta primera aventurilla tenemos un capítulo autoconclusivo que es pura magia “made in Straczynski”. En tan solo 24 páginas, tendremos de todo. Desde una conversación entre tía May y MJ sobre temas tan trascendentales como el futuro, las expectativas o el miedo al fracaso, hasta ver a Spidey interactuando con un par de polis que buscan a un chaval que roba bicicletas que sale mal pero que podría acabar aún peor. Nuevamente seremos testigos de la importancia que tiene los actos de Spider-Man cuando atrapa a un maleante, que, más allá de ser un infractor de la ley, tiene una familia tras él. La temática social, algo presente desde el principio de la etapa, es muy importante en la serie. JMS potenció el lado más humano y “comunitario” tanto de Peter como del lanzarredes, hasta el punto de que los vecinos y alumnos que iban apareciendo por estas páginas eran un personaje secundario más.

Es una pena que este número sea tan redondo porque las comparativas son odiosas. Digo esto porque, lamentablemente, la nueva visita de Ezequiel no está a la altura de sus predecesoras.

El libro de Ezequiel

Tras varios años de revelaciones totémicas sobre la verdadera naturaleza de los poderes del Hombre Araña (que por momentos puede recordar a los mitos y leyendas del Dios Anansi) llega el momento de dejar todo atrás con un nuevo enfrentamiento con Ezequiel Sims. Esta historia, como hemos dicho más arriba, también fue el final de John Romita Jr. en la colección, puesto que pasó a encargarse de otros proyectos en la editorial como la miniserie de los Eternos con Neil Gaiman.

Lo primero que debo decir es que si bien estamos ante una historia que mantiene muy bien el suspense, que ofrece unas batallas espectaculares narradas por un dibujante tocado por la mano de dios, no deja de tener un final algo decepcionante y del todo previsible.

Pero esto no es lo peor, lo malo es la sensación que me queda de que JMS escribió el arco a marchas forzadas, como si tuviera algún tipo de presión editorial para dejar todo terminado de cara a publicar “Pecados del pasado” (de la que hablaremos la semana que viene). Honestamente, no creo que después del trabajo desarrollando la historia y trasfondo de Ezequiel todo haya terminado así. Repito, no es un mal final y seguramente gustó a la mayoría del público pero al que esto escribe se le antoja demasiado forzado.

Estaba claro que tras el tótem araña había un truco, ¿pero este?. En fin, para el recuerdo ha quedado como una de las mejores épocas del Hombre Araña porque incluso JMS a medio gas es mucho mejor que Nick Spencer o Zeb Wells en plena forma.

Nos leemos el mes que viene. Ahí sí que habrá mucha tela que cortar.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *