Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Saga El Asombroso Spiderman 57. La caída de Parker

Marvel Saga El Asombroso Spiderman 57. La caída de Parker
Guion
Dan Slott, Christos Gage, Robbie Thompson.
Dibujo
Stuart Immonen, Greg Smallwood, Mark Bagley.
Tinta
Wade von Grawbadger, John Dell.
Color
Marte Gracia, Jordie Bellaire, Rain Beredo, Dan Brown.
Formato
Cartoné, 176 págs, color.
Precio
19€.
Editorial
Panini Cómics. 2021.
Edición original
The Amazing Spider-Man v4 #29-32, #789-791 (Marvel Comics).

Desconfiar de Slott puede jugar malas pasadas. Llevo varios tomos de esta edición de Panini comentando lo desubicado que veo a este «Iron Peter», el daño que hicieron a la colección los diversos eventos globales que dificultaban el avance de la serie, y esos arcos argumentales tan cortos que parecían estar quitando brillo a personajes secundarios que tienen un lugar destacado en el universo arácnido. Pues bien, este Marvel Saga El Asombroso Spiderman 57. La caída de Parker abre precisamente con un arco argumental de tres números que conecta directamente con el evento Imperio Secreto , por lo que no tardé en buscar el emoji de «facepalm» pensando que lo iba a necesitar al comentarlo en los grupos de cómic que tengo… y Slott me ha hecho un zasca en toda regla. Más que consciente de lo que había estado haciendo, se apoya precisamente en otro de los eventos impuestos por la editorial para poner de relieve que lo que ha estado haciendo en los 30 números anteriores es ir en contra de la idiosincrasia del personaje, y hace un «Spidersplainning» en toda regla, ante el que no me cabe más que levantarme y aplaudir.


El primer arco, como digo, es un cruce directo con Imperio Secreto , en el que el nuevo Octopus Superior es enviado por el Capi Hydra a acabar con su eterno némesis. Pero claro, es Octopus, no se va a contentar con destruir a su enemigo, sino que quiere recuperar todo lo que promovió cuando su mente estaba dentro del cuerpo de Peter Parker y ayudó a asentar el imperio que es en ese momento Industrias Parker. La historia se continúa con un fill-in que nos ayuda a situar al Duende Verde, sin duda, preparándolo para los últimos números de su etapa; y otro arco argumental de tres números en el que Peter tendrá que asentarse en su nuevo estatus y planificar cómo salir adelante, ante el enfado de mucha gente, incluido ciertos conocidos ardientemente contrariados.

Insisto. Qué genio es Slott. Cómo aprovecha el último par de años de colección en el que desubicó a muchos fans mostrándonos un Spiderman diferente, pero a la vez en contra de lo que se supone debe ser el personaje, para hacer hincapié precisamente en lo que hace Spiderman a Spiderman. Incluso en una situación beneficiosa, con una tranquilidad y solvencia económicas que no ha tenido nunca… sigue siendo el mismo chico torpe, al que todo le sale mal a la primera, y que no duda en desaprovechar la salud financiera de su empresa y dirigir el dinero a lo que de verdad importa.

No solo eso. Slott escribe a un Octopus superior en todos los sentidos, un personaje con matices, con motivaciones muy marcadas, lejos del villano de opereta que se concibió originalmente (y no lo digo en plan despectivo, ni mucho menos). Qué volumen le da al villano y cómo pone de relieve que, incluso, estando a las órdenes de otro villano… es alguien que prioriza sus intereses por delante de cualquier cosa. La relación con Peter, el confrontamiento entre ambos… dudo que deje insatisfecho a ningún verdadero fan de la colección. Y sí, lo vuelve a hacer en solo tres números pero, a diferencia de otros arcos anteriores, aquí no me ha quedado esa sensación de historia excesivamente condensada, sino que aprovecha lo que ya nos ha contado antes y va directo al grano.


Del segundo arco incluido mejor no comento demasiado porque spoilea por completo el primero. Solo comentar que es difícil no terminarlo sin una sonrisa en la cara. Sí me parece muy simpática la relación entre Pájaro Burlón y Spiderman, que Slott aprovecha al máximo, con unos diálogos divertidísimos y situaciones que funcionan muy bien como alivio cómico entre tanta acción.

Del dibujo se sigue encargando un genial Stuart Immonen, aunque el fill-in con el duende es dibujado por un Greg Smallwood que está a 180º de Immonen, con un dibujo más sencillo, que encaja bien en la historia que nos cuenta, y con un coloreado con tramas que dan un filtro de grano a todo el número, y que también contribuye al tono de historia paralela en una ambientación remota, con sus propias normas. Al final se incluyen unas páginas de complemento con un repaso a la historia del personaje, a cargo de Mark Bagley. Quién sabe si de ahí surgió la semilla del futuro Toda una vida


En definitiva, he disfrutado muchísimo Marvel Saga El Asombroso Spiderman 57. La caída de Parker , en un momento en el que comenzaba a perder la fe en Dan Slott. Con todo el daño que creo que han hecho los eventos a los anteriores números de la serie, Slott se apoya precisamente en uno de ellos para sacar toda la artillería pesada y hacer una reflexión sobre él. A falta de solo dos tomos más para acabar la etapa, estoy ansioso por ver qué nos tiene preparado para el grand finale, y poder analizar todos estos años que ha estado al frente de la colección. Si, como yo, andábais algo desilusionadillos con los últimos tomos de esta colección, estoy seguro de que con este vais a volver a recuperar la ilusión y el hype.

Lo mejor: La relación Peter-Octavius. Cómo se apoya Slott en la deconstrucción que había hecho del personaje, para mostrarnos su esencia, y por qué es así.

Lo peor: Ahora no quiero que esto se acabe…

Comentarios

  • Víctor

    11 febrero 2022

    Esto en tomo recopilatorio.
    Pintón…

Coméntanos algo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *