Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Omnibus. Hulka, de Charles Soule y Javier Pulido

Marvel Omnibus. Hulka, de Charles Soule y Javier Pulido
Guion
Charles Soule
Dibujo
Javier Pulido, Ronald Winberly, Jason Masters, Langdon Foss
Color
Muntsa Vicente, Rico Renzi, Guy Major, Megan Wilson
Formato
Cartoné, a color, 320 páginas
Precio
40 €
Editorial
Panini Comics. Mayo 2022
Edición original
She-Hulk 1-12, Gwenpool Special, Wolverines 13

Que existe una sinergia especial entre las películas y series de TV de superhéroes y los cómics es un hecho. Desde que la primera entrega de X-Men lo petase en el año 2000, siempre que se estrena una adaptación de algún tebeo de éxito los lectores sufrimos una avalancha de títulos a ambos lados del charco. Me gustaría decir que eso ha pasado con Hulka, pero desgraciadamente no es verdad.

hulka

Como todos sabréis, el próximo mes de agosto se estrena la prometedora serie protagonizada por la gigante esmeralda en Disney +. Para ir abriendo boca, Panini ha recuperado la etapa de Charles Soule en un bonito tomo de formato Omnibus. Y ya, estos son todos los lanzamientos que acompañarán a la serie. El tema es que tampoco había mucho donde rascar.

La sensacional Hulka. Un pequeño repaso a su historia

Nuestra querida abogada y superheroína debutó en 1980 en el número 1 de The Savage She-Hulk con guiones de Stan Lee y dibujos de John Buscema. Una serie bastante ramplona que fue publicada para mantener el copyright sobre el nombre, tras brillar en algunas etapas como Los Vengadores de Rogern Stern o Los 4 Fantásticos de John Byrne. Este último, como autor completo, firmó una serie de números en el segundo volumen del personaje, que ganó el adjetivo de “Sensacional”.

Hulka

Tras unos años en el ostracismo llegamos a la serie que ha servido de base a la mencionada serie de Disney +. Me refiero, claro está, a los dos volumenes de Hulka escritos por Dan Slott, si bien es cierto que el segundo fue finalizado por un Peter David en horas bajísimas.

Así, llegamos hasta la colección que nos ocupa, firmada por Charles Soule y Javier Pulido. Era el año 2014 y en La Casa de las Ideas no dejaban de resetear el universo cada dos por tres con el sistema de “temporadas” que tanto le gustó a Axel Alonso. En total se publicaron doce números. La serie fue cancelada por varios motivos. El primero, y más lógico, fueron las discretas ventas. La cuarta serie regular de Hulka debutó con unas discretas 41894 copias que la alzaron hasta el puesto número 36 de tebeos más vendidos de la distribuidora Diamond. El segundo motivo es que llegaban las Secret Wars de Jonathan Hickman y todo se fue a la mierda.

Hulka

Sea como fuere, el guionista Charles Soule tuvo la oportunidad de acabar su etapa como es debido firmando la que, me atrevería a asegurar, que a la postre es su mejor obra en Marvel. Sobre todo si la comparamos con su estancia en Daredevil, por aquello de que el personaje también era abogado.

El punto fuerte de estos doce números es el perfecto equilibrio (mucho más logrado que en la etapa de Dan Slott) entre los tropos del cómic de superhéroes y las dinámicas de las muchas series de abogados que pueblan los canales por cable de la televisión americana. Esto es gracias a que el escritor fue abogado practicante durante mucho tiempo por lo que conoce bien el mundo de la ley y el orden.

hulka

Otro detalle destacable es que estamos ante un tebeo de Hulka en todos los aspectos. Soule abraza el lado más salvaje y sexy del personaje, ignorando totalmente a Jennifer Walters en su contrapartida humana. Ya sea por desdén, descuido o como parte de su plan para la colección, el caso es que la jugada le ha salido redonda.

Si empezáis a leer este integral de Hulka probablemente quedaréis enganchados sin remedio. Charles Soule realiza una tabula rasa con nuestra protagonista, posicionando al personaje en la casilla de salida (sin cobrar ningún tipo de premio). A lo largo de esta serie acompañaremos a la abogada más cañera de la historia en un fascinante viaje lleno de aventuras, humor y grandes momentos.

hulka

La premisa es sencilla. Hulka se cabrea con la firma donde trabaja y decide montárselo por su cuenta. Para ello alquila una oficina en un edificio donde todos los inquilinos son superhéroes. Contrata a Patsy Walker como investigadora y a una chica asiática de nombre Angie Huang (siempre acompañada por su mono Hei Hei), que es uno de los mejores secundarios que he leído en mucho tiempo. Una pena que la serie durase tan poco, porque en ella intuyo que había una gran historia.

Y es que Charles Soule echa el resto con los diálogos de Hulka, resultando ingeniosos, ágiles y mordaces. Antes comentaba que Soule había dado con el equilibrio adecuado entre los asuntos super heroicos y los problemas propios del mundo de los litigios. Esto lo veremos en algunos casos a los que deberá enfrentarse Hulka: Temas de extranjería relativos a la nación de Latveria, demandas contra súper corporaciones como Stark International, control de patentes con el Hombre Hormiga o juicios mediáticos contra una figura pública como Steve Rogers. Aquí me detengo un momento porque Soule hace un retrato de lo que significa o debería significar la iconicidad del Capitán América digna de quitarse el sombrero.

hulka

Claro que, estos resultados también son en parte gracias al dibujo de un Javier Pulido completamente desatado que se marca unas composiciones de infarto. En tebeos que contienen tantas escenas pausadas o de diálogo como este se demuestra la importancia de una narración fluida que ayude a, no solo digerir, sino también a disfrutar de este tipo de escenas. Su estilo limpio, con aroma clásico, le ha sentado de maravilla a los guiones de Charles Soule.

Destaca también que Javier Pulido se encarga de diez de los doce números. Los dos restantes son obra de un tal Ron Winberly que si bien no me atrevería a tildar como mal artista, desde lejos queda muy lejos de la majestuosidad de Pulido.

El integral se completa con un número de la serie Wolverines en el que Masacre trata de revivir los hechos narrados en el número 181 de The Incredible Hulk para que sirva como homenaje al fallecido, en aquellos momentos, Lobezno. También incluye un especial de Masacre-Gwen algo inferior a la anterior historia, pero igualmente divertida.

En definitiva, por su carácter autocontenido y por su calidad intrínseca, la etapa de Charles Soule y Javier Pulido en Hulka es el tebeo perfecto para conocer y apreciar a nuestra querida amazona esmeralda.

Comentarios

  • Víctor

    11 julio 2022

    Es mejor que el ómnibus de John Byrne?

  • ELHDLT

    13 julio 2022

    Pues como todo, depende del gusto de cada uno 😉

Coméntanos algo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.