Cuando se lee con la perspectiva del tiempo, y de manera recopilada en tomos de tantos números como esta edición, se detectan mucho mejor... Marvel Now! Deluxe. Thor de Jason Aaron 3: La diosa del trueno

Cuando se lee con la perspectiva del tiempo, y de manera recopilada en tomos de tantos números como esta edición, se detectan mucho mejor las costuras de una serie. Lo que, mes a mes, puede pasar algo más desapercibido, como un cambio de ritmo en la trama principal o números de relleno que supongan un parón brusco en una línea argumental, salta mucho más a la vista cuando se leen 10-12 números de un tirón (o en varias sesiones de lectura, pero con cierta continuidad). Igualmente pasa a la inversa: cuando una serie va como un tiro y sus autores se encuentran en un momento de gracia, te das cuenta de que te puedes beber un tomo de casi cuatrocientas páginas casi de golpe… Con Marvel Now! Deluxe. Thor de Jason Aaron 3: La diosa del trueno  entramos en una etapa clave en la etapa de Jason Aaron al frente del dios la diosa del trueno. Panini incluye en este tomo los ocho números del vol. 5 de Thor , el primer anual de dicho volumen, la serie tie-in del megaevento Secret Wars  y un What If?  en el que era Jane Foster la que encontraba el bastón que la convertía en Thor (Thorlin).


Eran muchas las peculiaridades de la serie en este punto de la etapa de Aaron. El guionista había aprovechado Pecado Original  para hacer indigno a Thor Odinson de poder empuñar el Mjolnir y era sustituido por una mujer de identidad desconocida. En pleno desarrollo del misterio de la identidad, el guionista se veía de lleno en un evento como las Secret Wars , que ponían todo el Universo Marvel patas arribas y que cambió todas las cabeceras durante algunos meses. Cuando lees estas etapas de seguido, eventos como este, con esos parones llaman mucho más la atención, y puedes percibir mejor cómo afecta al ritmo de la historia.

Pero Aaron es mucho Aaron. Y el guionista le había tomado el pulso por completo a la serie, y supo aprovechar precisamente dicho parón para jugar con el lector, y dejarle durante cuatro meses con todo un cliffhanger como era la identidad de la nueva portadora del Mjolnir. Creo que a estas alturas no es ningún spoiler revelar quién se encontraba bajo el casco de esta nueva encarnación de Thor, y menos cuando ha sido usado como reclamo para la cuarta adaptación cinematográfica del personaje, pero si eres de los que viven dentro de una burbuja y aún no lo sabes, que sepas que a partir de ahora vamos a hablar abiertamente de ello.


Y es que durante los primeros ocho números de esta nueva etapa, Aaron jugó con la duda de quién podía ser esta nueva versión de Thor, fue despistando con algunas escenas sobre la delicada salud de Jane Foster, lo cual parecía descartarla como candidata, y fueron muchas las que podrían haber sido, aunque con pequeños detalles fue dirigiendo las sospecha de los lectores hacia Roz Solomon. Aaron supo compaginar muy bien este misterio, sin hacerse pesado, con la trama de Roxxon, Dario Agger y su alianza inesperada con Malekith. Fue una manera de continuar lo contado hasta el momento y presentar las características que convertían a esta Thor en un personaje único. Con un poder propio de lanzar el Mjolnir en un modo Roomba que no deja un hueco del espacio de batalla sin machacar, y un casco que protegía su rostro, hizo que el lector se fuese encontrando cada vez más cómodo con el personaje.

Y no solo eso, Aaron juega muy inteligentemente con sus propios obstáculos. Era consciente de que había mucho lector conservador y mucho reacio a una «innecesaria» versión femenina. Y lo usó a su favor. Puso en boca del propio Odín y de algunos de sus enemigos algunos comentarios que se convertían en habituales en determinadas tertulias comiqueras. Centró en Freyja su principal defensa de esta versión y en Odín y el anterior Thor los principales detractores. Así como el anterior portador del Mjolnir se muestra mucho más tolerante y poco a poco irá aceptando a regañadientes a su sucesora, Odín refleja el lado más intolerante y reacio. Lo hace francamanete muy bien el guionista, con un ritmo francamente bueno, y alternando acción, con pistas sobre quién puede esconderse tras el casco de Thor o estas tramas sobre el rechazo de la rama más conservadora de Asgard y la falta de respeto de algunos villanos hacia esta nueva Thor. Pero Aaron lo tiene muy claro, y lo deja aún más cuando defiende que esta nueva encarnación es Thor, no Thora, ni Thor mujer… Thor.


Cuando por fin se revela que es Jane Foster la que está empuñando el Mjolnir… llegan las Secret Wars  y la cabecera cambia de título a Thors . En esta cabecera vemos la realidad de Campo de Batalla, donde Muerte es el líder de todo y tiene a su servicio un cuerpo de Thors de todo el Multiverso, y forman su propio equipo de seguridad y policial. Thorlief, el Ultimate Thor, encabezará una investigación junto a Bill Rayos Beta por la aparición de los cadáveres de diferentes encarnaciones de Jane Foster y Donald Blake. Una miniserie que complementa un poco lo que estábamos viendo hasta el momento, y que también estuvo escrita por Jason Aaron. No es imprescindible, pero se deja leer.

El tomo se complementa con un anual con varias historias cortas y el What If? 10 en el que el guionista Don Glut ya imaginó una versión femenina de Thor encarnada por la propia Jane Foster. Un número que resulta curioso en comparación con esta nueva versión, y sobre todo, que permite ver cómo ha cambiado la sociedad en todos estos años, especialmente en lo que respecta al trato de la mujer. Resulta interesante ver cómo Glut hace un repaso de la etapa de Lee y Kirby sustituyendo a Thor, y vamos a ver muchas escenas que ya nos suenan de la etapa original, resumidas en apenas 24 páginas.

En cuanto al apartado gráfico, destacar el trabajo de Russell Dauterman, un dibujante que llevaba un par de años trabajando para Boom! Studios y había hecho algunos números para Nightwing  o Cíclope . Dauterman hace un gran trabajo, aportando muchísimo dinamismo a sus páginas, con un dibujo claro de contorno de línea gruesa y que fue el encargado de aportar unos diseños bastante interesantes de personajes. Si le puedo poner una pega es el aspecto que le da a Roz Solomon, demasiado aniñado y que contrasta demasiado con esa tensión sexual entre Odinson y ella.


En definitiva, Marvel Now! Deluxe. Thor de Jason Aaron 3: La diosa del trueno  es un tomo que, a pesar de incluir series paralelas, anuales y What Ifs, se lee francamente bien. Aun sabiendo de antemano la identidad de esta Thor, sabe mantener el interés con otras tramas paralelas y la intriga de ciertas alianzas que se mantienen con un frágil hilo. Un planteamiento muy inteligente, y que soporta perfectamente el paso del tiempo (a pesar de que solo sean 6-7 años), incluyendo las propias críticas recibidas hacia su planteamiento como parte propia de la etapa y poniendolas en boca de algunos de los personajes que aparecen en ella. Casi me atrevería a decir que estoy disfrutando mucho más la lectura ahora, en estos atracones de doce números, que en su día con la lectura mes a mes.

Lo mejor: El inteligente planteamiento de Aaron. Cómo aprovecha las críticas a su favor para la historia. Lo bien que consigue aguantar Aaron los osbtáculos en forma de megaeventos y tie-ins.

Lo peor: A pesar de la solvencia de Aaron, este parón de las Secret Wars perjudica a una trama muy interesante y provoca un pequeño bajón de ritmo.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com