¡El mayor evento de la historia de Marvel! La Incursión final tiene lugar. El Universo Marvel colisiona con el Universo Ultimate. Cuando ambos hayan... Marvel Now! Deluxe. Secret Wars: Integral

¡El mayor evento de la historia de Marvel! La Incursión final tiene lugar. El Universo Marvel colisiona con el Universo Ultimate. Cuando ambos hayan desaparecido, todo lo que quedará será… Mundo de Batalla, una nueva realidad gobernada por el único hombre que pudo salvar los restos de la destrucción: Victor Von Muerte.

Es inminente, dos Universos van a chocar entre sí y el mundo tal como lo conocemos desaparecerá. Sólo hay tres personas en el mundo que saben lo que va a ocurrir: el Doctor Muerte, el Doctor Extraño y el Hombre Molécula (¿le recordáis? Tuvo un papel importante en las Secret Wars originales). Pero sólo uno de los tres será capaz de asumir el manto de Dios de la nueva realidad y ese será, como ya sabéis todos, Muerte. Se crea así Mundo de Batalla, formado por trozos de la Tierra 616, cada uno de los cuales dirigido por un Barón que tiene absoluto control sobre sus dominios, sin olvidar rendir cuentas al Dios Muerte, por supuest0. Por otro lado, algunos héroes de la Tierra han sido capaces de construir una balsa y rescatar a varios de los suyos, y en cuanto aparezcan en las tierras de Muerte no tardará en estallar el conflicto.

secret wars hickman integral

Las Secret Wars originales molaron mucho. Molaron mucho y punto, le pese a quien le pese. Vale que no fueron más que un ardid de marketing para vender muñequitos, pero no nos importaba: eran los mejores héroes y villanos del mundo luchando entre sí a gran escala como nunca se había visto. ¡Y encima vendían muñecos de algunos de los personajes para que te pudieras montar las peleas en casa. solo o con amigos! A los jóvenes, que os habéis criado en casas donde internet se da por hecho, y que tenéis videoconsolas nuevas cada año con mandos inalámbricos, esto os puede sonar a pegolete, pero para los niños de mi generación, criados en los ochenta, el que no tenía en casa muñecos de Secret Wars, G.I. Joe, Tortugas Ninja o Masters del Universo no molaba. Luego llegaron las Secret Wars II, que fueron un poco meh, y pasaron unos 30 años hasta que a alguien llamado Jonathan Hickman se le ocurrió volverla a liar metiendo al Todopoderoso (Beyonder, en inglés), a todos los héroes de dos universos y un puñado de zombies en una serie que, originariamente, iba a ser autocontenida pero a los jefazos editoriales de Marvel les dio por enlazar con infinidad de miniseries, tie-ins y más zarandajas, dejándole al pobre Hickman un marrón encima de la mesa. ¿Y por qué era un marrón? Porque cuando presentó la idea a los mandamases iban a ser ocho números (al final lo tuvo que extender a nueve) para los que aún no se le había ocurrido un final. Total, tenía ocho meses para que se le ocurriera algo. Y si salía mal, pues como era su serie sólo la cagaba él. Ahora se veía en el centro de una vorágine editorial que involucraba a la inmensa mayoría de las series de la casa, con lo que si algo salía mal, se caía con todo el equipo. Spoiler: salió bien.

En este volumen tenemos, además de los nueve números de la serie troncal Secret Wars, el cómic Secret Wars #0, regalado por la editorial durante el Free Comic-Book Day de 2015 con dibujos de Paul Renaud (Vengadores / Defensores: Tarot), y que refleja cómo se vivió la cuenta atrás en Tierra-616, desde el punto de vista de Valeria Richards y el resto de la Fundación Futuro. Valeria, viendo que los superhéroes no habían resuelto nada liándose a mamporros entre sí, decide que lo único que los jóvenes pueden hacer es construir un arca para salvar a cuantos sea posible. Una idea que, como veremos, no es tan original como creía. En Secret Wars #1 ya entramos directamente en Mundo de Batalla, donde Muerte es un monarca omnipotente aunque no omnisciente, por lo que no puede saber en todo momento qué ocurre en cada uno de los dominios de su reino. Para ello ha designado a una serie de Barones, encargados de gobernar cada una de las provincias. La mano derecha de Muerte es Stephen Extraño quien, al ser la única otra persona que recuerda qué ha pasado, le sirve también de confidente. Pero Susan Richards es ahora la esposa de Víctor Von Muerte, mientras que Franklin y Valeria son sus hijos. ¿Cómo es posible? ¿Dónde están Reed, Johnny y Ben? El cuerpo de Thors se ha convertido en la férrea fuerza que imparte justicia en Mundo de Batalla, y hay un muro que les protege a todos de los habitanttes de las Tierras Muertas que no son otros que… ¡los Marvel Zombies! Existen además diversos misterios que se irán desvelando a lo largo de la lectura de este volumen, generando una tensión creciente que terminará por estallar al final de la historia, como es de esperar. Esto es algo en lo que difiere de las primeras Secret Wars, donde para mantener el interés de la chavalería teníamos constantes enfrentamientos y escaramuzas entre héroes y villanos, traiciones y alianzas, idilios románticos a tres bandas ¡e incluso trajes simbionte alienígenas! Estas Secret Wars no están tan dirigidas al público infantil ávido de aventuras que recrear con sus muñecos, sino que apuntan al lector veterano que busca una trama algo más elaborada.

secret wars hickman integral

Jonathan Hickman (Los 4 Fantásticos) tenía pensado poner el broche a sus Vengadores con estas Secret Wars como un arco más, pero en Marvel decidieron pensar a lo grande. ¿Para qué desaprovechar un nombre comercial con tanto tirón como éste en una sola serie, si tiene suficiente masa gravitatoria como para atraer a muchísimos compradores de otras cincuenta miniseries poniéndolo en sus cabeceras? Hickman toma pues no sólo conceptos con los que ya había trabajado en sus Vengadores (los Illuminati, por ejemplo), sino que incorporó elementos de su S.H.I.E.L.D. e incluso ideas de las Crisis en Tierras Infinitas de la competencia, para cargarse unas cuantas realidades alternativas y dejar sólo una buena, la fetén, la nuestra. Le acompaña en el trayecto Esad Ribic, con quien ya había trabajado durante su corta etapa en The Ultimates, y que realiza aquí un majestuoso trabajo artístico, que se ve exponencialmente mejorado por el color de su compatriota Ive Svorcina, con quien ya había trabajado en su Thor de Jason Aaron, formando desde hace años un equipo imbatible.

Este volumen se completa con una historieta llamada Saterces Sarreug, publicado en EEUU como el one-shot Secret Wars Too (Sraw Terces), y que cuenta en clave de humor cómo Jonathan Hickman tuvo que lidiar con la presión de ser el centro un evento que tuvo al Universo Marvel en vilo duranta todo un año. Al dibujo está aquí Brian Churilla (Hellboy), también con guion de Hickman. Se incluyen además unas cuantas páginas que recopilan las 90 (sí, noventa) portadas alternativas que salieron, y eso sólo de la serie regular.

secret wars hickman integral

En este Marvel Now! Deluxe: Secret Wars. Integral de Panini Comics podemos seguir la historia troncal completa, y entenderla perfectamente sin necesidad de recurrir a la lectura de ninguno de los tie-ins que la acompañaron (como Inferno, 2099 o el intrascendente Donde acechan los monstruos), algo muy de agradecer. Un evento que se disfruta, como hemos dicho, de manera autocontenida, y que dejó el Universo Marvel listo para empezar de cero, con todos los personajes en su sitio, pero con un nuevo miembro en la familia: a partir de entonces, Miles Morales sería también el Spiderman de nuestra realidad. Pero eso es otra historia para otro momento.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com