Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Must-Have. Spiderman: Entre los muertos

Marvel Must-Have. Spiderman: Entre los muertos
Guion
Mark Millar
Dibujo
Terry Dodson, Frank Cho
Tinta
Rachel Dodson
Color
Laura Martin, Ian Hannin
Formato
Cartoné, 304 páginas, a color
Precio
25 €
Editorial
Panini Cómics. Septiembre 2023
Edición original
Marvel Knights: Spider-Man 1-12

No creo que me equivoque si afirmo que Mark Millar fue uno de los guionistas más importantes de Marvel Comics durante la primera década del siglo veintiuno. El escritor británico volcó todo el bagaje adquirido en 2000 AD y “The Authority” para crear The Ultimates”, el cómic más importante de La Casa de las Ideas en muchos años y auténtico germen de Los Vengadores de Joss Whedon. De su pluma salieron también “Ultimate X-Men”, “1985”,” Lobezno: Agente de Shield”, unos Cuatro Fantásticos muy rompedores y, por supuesto, la obra que nos ocupa:” Marvel Knights Spider-Man”.

Marvel Knights Spider-Man. Un poquito de contexto

Antes de ser concebida como maxiserie de doce números con Mark Millar y Terry Dodson y publicada dentro del sello que vio nacer el Daredevil de Kevin Smith y Joe Quesada“, desde la editorial llevaban tiempo buscando un proyecto de Spider-Man que colocar en las librerías de forma atemporal, sin que estuviera atado a la estricta continuidad marvelita. Querían un producto similar a obras de la distinguida competencia, como “El lago halloween”, “La broma asesina” o Silencio, de Jeph Loeb y Jim Lee. De hecho, la primera versión de Marvel Knights Spider-Man era un proyecto especial de Jeph Loeb y J.Scott Campbell, aunque jamás llegó a ver la luz.

La mención a “Silencio” no es gratuita. Y es que ambas obras se parecen mucho conceptualmente. Para empezar, tenemos a los dos personajes más icónicos de cada editorial. También contamos con equipos creativos de lujo y una historia contada en clave de blockbuster palomitero, con un misterio que permite la aparición de muchos héroes invitados, así como un repaso de los principales villanos de cada héroe.

Con esta fórmula el éxito está asegurado. De hecho el primer número de “Marvel Knights Spider-Man”, publicado en junio de 2004, colocó más de 137.000 copias en el mercado. Solo fue superado por el “Superman de Brian Azzarello” y, de nuevo, Jim Lee y el “Superman/Batman” del mencionado Jeph Loeb y el fallecido Michael Turner. Sobra decir que el Hombre de Acero no ha vuelto a gozar de tan buena salud.

En España el éxito de “Marvel Knights Spider-Man” fue similar. Panini adoptó la polémica fórmula de publicar la historia en su formato original en grapa, en lugar de en el tomo familiar donde cada mes se reunían las etapas de J.M. Straczynski o Paul Jenkins. A nivel de recopilación tampoco les ha ido nada mal. Además de en Must-Have, ha visto la luz en Marvel Integral, Marvel Deluxe, Marvel Saga y en el coleccionable de Spider-Man a pachas con Salvat.

Ahora bien, debo aclarar que si bien “Marvel Knights Spider-Man” no es la obra maestra que muchos se atreven a señalar, sí que es un tebeo frenético con un ritmo endiablado. Igualmente posee algunos momentos con muchísimo corazón, como la subtrama relacionada con el nieto de Adrian Toomes, el Buitre. A lo largo de las casi trescientas páginas encontraremos multitud de viñetas llenas de guiños al pasado y a la continuidad clásica del cabeza de red, con menciones a personajes o tramas sobre los que se había declarado “secreto de sumario”. Sospecho que para esto contó con ayuda de algún editor o amigo porque Millar no es ningún continuity cop, ni falta que le hace.

De entre los muertos. Mark Millar en estado puro

Mark Millar construye la premisa de “Marvel Knigths Spider-Man” sobre elementos de sobra conocidos para el lector. La trama es sencilla. Alguien ha secuestrado a la Tía May y conoce la identidad secreta del trepamuros. Todo apunta a Norman Osborn, causante del largo secuestro que sufrió la anciana durante la Saga del Clon de los noventa. Sí, la mataron, pero alguien decidió que Peter no podía estar sin la vieja chocheando a su lado.

A partir de este momento comenzará una carrera contrarreloj por descubrir el paradero de la pobre May, que servirá de excusa para que Spidey vea a buena parte de sus amigos y enemigos (lo que decíamos arriba de las similitudes con “Batman: Silencio”). Según avance la historia seremos testigos de algunos de los vicios más habituales del escritor, como un macarrismo desorbitado en héroes y villanos o un desprecio superlativo por la identidad secreta, con muchísimas escenas en las que el protagonista actúa sin su característica máscara. Este desapego por una de las tradiciones más sagradas del cómic de superhéroes tuvo su cúspide en la famosa última página del segundo número de Civil War. Todavía faltaban años para la publicación de la guerra entre superhéroes, pero el autor ya nos iba avisando. En lo que no acertó tanto es en lo de asegurar que el trepamuros nunca sería vengador. Ahí tuvimos un año más tarde a Bendis con sus Nuevos Vengadores.

En “Marvel Knights Spider-Man: de entre los muertos” todo resulta exagerado e hiperbólico, tanto para bien como para mal. Por el lado positivo hay que reconocer que Mark Millar sabe como nadie cómo trasladar la esencia de un blockbuster cinematográfico al papel. La historia te atrapa y no te suelta hasta que la terminas. En el otro lado de la balanza resulta un poco cansino la manera reiterante en la que Peter entona distintas variantes del mítico “Spider-Man no more!”. También me hizo rechinar los dientes la resolución del subargumento relacionado con la recompensa que ofrece Jameson a cualquiera que revele información sobre el hombre bajo el disfraz. Y esto por no hablar del nuevo huésped de Veneno. La forma en que resuelve estos entuertos nos ofrece la peor cara de Millar al demostrar que le importa una mierda el problema de continuidad que pueda crear con sus decisiones.

Eso sí, a lo que no se le puede poner pega alguna es al acabado gráfico de la obra. Terry Dodson está en estado de gracia. Cada una de sus páginas es una pasada, con un diseño de personajes muy bueno (lo de la capucha de Electro me encanta) y unas escenas de acción espectaculares. Como siempre, su punto fuerte son las figuras femeninas, mostrando a Mary Jane o a Felicia Hardy tan sensuales como agresivas gracias a su dominio del lenguaje corporal. Para asegurar la salida mensual del título, Dodson fue sustituido en un par de ocasiones por Frank Cho, lo que aseguró la unidad y cohesión gráfica del conjunto.

En resumidas cuentas, “Marvel Knights Spider-Man: de entre los muertos” es el tebeo perfecto para regalar estas navidades a todo fan del personaje que se esté adentrando en el maravilloso mundo del noveno arte. ¿El resto? Pues si pasamos por alto ciertos dejes del autor disfrutaremos de un tebeo hecho con oficio.

La edición de Panini incluye los extras habituales de la línea Must-Have con artículos, biografías o diagramas varios. En total 314 páginas por 25 €, no está nada mal.

 

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *