Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Héroes Los Vengadores: La obsesión por coleccionar

Marvel Héroes Los Vengadores: La obsesión por coleccionar
Guion
Bob Harras, David Michelinie, Peter David, Scott Lobdell, Fabian Nicieza, Roy Thomas, Dann Thomas, Eric Fein, Michael Higgins, Mark Gruenwald
Dibujo
Andy Kubert, Steve Epting, Paul Abrams, Kevin West, Jeff Moore, Michael Wair, Ed Murr, Herb Trimpe, John Romita Sr., Ron Lim, Ron Wagner, Phil Hester
Tinta
Tom Palmer, Tony Dezuñiga, Robert Jones, Charles Barnett, Fred Fredericks, Bud Larosa, Brad Vancata, Al Milgrom, Erik Larsen, Bob Wiacek
Color
Christie Scheele, Renée Witterstaetter, Kevin Tinsley , Sarra Mossoff , Scott Marshall , Evan Skolnick , Marie Javins , Rob Tokar, Peter Sanderson, Gregory Wright, Steve Buccellato, Tom Smith
Formato
Cartoné, a color, 616 páginas
Precio
53 €
Editorial
Panini Cómics. Septiembre 2023
Edición original
The Avengers 334-344 y Annual 20 y 21 con material de The Incredible Hulk Annual 17, Namor The Sub-Mariner Annual 1, Iron Man Annual 12, West Coast Avengers Annual 6, Captain America Annual 11, Thor Annual 17 y Fantastic Four Annual 25.

Con la publicación de “Marvel Héroes Los Vengadores: La obsesión por coleccionar” Panini sigue recopilando la centena más “oscura” de los héroes más poderosos de la Tierra. Es decir, los números comprendidos entre el número 300 y el 400 USA de “The Avengers”. Denostada por mucha gente, debo reconocer que yo personalmente estoy disfrutando mucho con estas aventuras de marcado tono noventero. Es cierto que languidecen si los comparamos con la mítica etapa de Roger Stern, pero no son ni de lejos tan malos como mucha gente repite sin cesar.

Ahora bien, Panini no está reeditando de manera ordenada. Este tomo se sitúa cronológicamente tras “La línea a cruzar”, pero precede a “La llegada de Proctor”. Quedan por medio un par de episodios que entiendo serán publicados en un integral con todo el crossover de “Operación: Tormenta Galáctica”.

La obsesión por coleccionar… anuales

Entre finales de los ochenta y comienzos de los noventa el interés de los anuales de Marvel había caído en picado. Ya no albergaban grandes acontecimientos. Para tratar de devolverles la grandeza, desde la Casa de las Ideas decidieron hacer crossovers entre los mismos, como: “Atlantis ataca”, “La Guerra de la Evolución”, “Asesinos de héroes”, “Factor Terminus” oEl gambito Von Strucker”. Pues a falta de uno, en este volumen se incluyen dos: “Las guerras subterráneas” y “Ciudadano Kang”.

El primero de ellos se desarrolló en los anuales protagonizados por Hulk, Namor, Iron Man, los Vengadores Costa Oeste y los Vengadores a secas. Huelga decir que el mejor número es el centrado en el goliath esmeralda, escrito por su guionista habitual Peter David. Por lo demás, es una saga bastante entretenida. No te cambiará la vida, pero ofrece un buen puñado de aventuras superheroicas de la vieja escuela, con algo de drama y romance shakesperiano.

El segundo crossover que nos encontramos en “La obsesión por coleccionar” está centrado en el siempre convulso Kang, y se desarrolló en las series de Capitán América, Thor (sin duda el mejor capítulo de todos), los Cuatro Fantásticos y Vengadores. Escribir a Kang es complicado. Pocos guionistas han sabido sacarle provecho creando historias memorables que no hayan terminado en un desastre confuso de continuidad. Por desgracia, en este caso nos encontramos con un ejemplo de esto último con una historia que conlleva viajes en el tiempo. El único detalle resaltable es el protagonismo de Ravonna Renslayer, muy de moda hoy gracias a la lamentable serie del Doctor Wh… digo, de Loki.

La llegada de Bob Harras

El que fuera editor de los títulos mutantes durante buena parte de su explosión editorial hace treinta años también fue un guionista de lo más competente. Junto a él llegaron a Marvel dos jóvenes artistas con mucha carrera por delante. Me estoy refiriendo a Andy Kubert, que ilustró un capítulo, y a Steve Epting, que fue el dibujante titular durante algunos años. Ambos se encargaron de dotar a “La obsesión por coleccionar” de una espectacularidad gráfica que aportaba valores narrativos mucho más competentes que los que tenían muchos de los títulos de la franquicia de X-Men.

En aquellos tiempos, la franquicia cósmica explotó gracias al trabajo realizado por Jim Starlin en la trilogía del Infinito. Harras no quiso ser menos, por lo que decidió rescatar a la figura del Coleccionista, convirtiéndolo en una amenaza de primer orden.

El guionista, todo un continuity cop de la doctrina Gruenwald, rescató a personajes que fueron apartados del grupo durante la etapa de Larry Hama como Bestia, Iron Man o Hank Pym, para crear un equipo de Vengadores de contingencia. La saga se desarrolló en muchos lugares, entre ellos la zona azul lunar (con la presencia de los Inhumanos) y ofreció emociones fuertes en unos capítulos trepidantes llenos de ritmo.

Muy destacable es el pequeño arco de dos números escrito por Fabián Nicieza (hombre para todo de Marvel durante mucho tiempo) y coprotagonizado por sus Nuevos Guerreros. En apenas dos capítulos, el escritor escribe una historia de marcado carácter social que sirvió para denunciar el racismo y la brutalidad policial. No tienen desperdicio.

En definitiva, “La obsesión por coleccionar” nos ofrece un buen puñado de páginas con las que cualquier aficionado al grupo o a los tebeos de aventuras cósmicas pasará un rato de lo más divertido y agradable. Estamos ante un tebeo ligero, sí, pero también hecho con oficio y cariño.

A modo de extras, el volumen incluye todas las historias de complemento de los anuales de Vengadores, reproducción de páginas originales a lápiz y tinta, artículos de Marvel Age o ilustraciones de colecciones de las colecciones de trading cards del momento.

 

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *