Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marvel Gold El Increíble Hulk 3: A la sombra de… ¡El Gólem!

Marvel Gold El Increíble Hulk 3: A la sombra de… ¡El Gólem!
Guion
Roy Thomas, Harlan Ellison, Gary Friedrich
Dibujo
Herb Trimpe, Sal Buscema, Sam Grainger, Dick Ayers
Tinta
John Severin, Mike Esposito, Jim Mooney
Color
Stan Goldberg
Formato
Cartoné, a color, 538 páginas
Precio
49,50 €
Editorial
Marvel Comics. Octubre 2023
Edición original
The Incredible Hulk 122-144, The Avengers 88, Marvel Super-Heroes 16

En el mundillo editorial del cómic en España, 2023 será recordado como el año que desembarcó la Biblioteca Marvel de Panini. Este hecho, y la necesidad de tener disponibles materiales de los que nutrirse, ha provocado que la editorial italiana haya reactivado colecciones en formato Marvel Gold que estaban paradas desde hace años. Primero fue Daredevil, luego Iron Man y ahora es Hulk el que ha visto publicada su tercera entrega cuatro años y medio después que su predecesora.

Roy Thomas da un golpe sobre la mesa con Hulk

El presente volumen recopila material que vio la luz originalmente entre 1969 y 1971. En estos números veremos cómo el gran Roy Thomas se acomoda en la serie para ofrecernos un puñado de historias memorables. A su lado nos encontramos al incombustible Herb Trimpe, que se marca una de sus etapas más recordadas (si no la que más) gracias a una espectacularidad brutal, unas composiciones de página muy vistosas y originales y un completo dominio de la narrativa. A nivel gráfico también hay hueco para la primera llegada (en forma de fill in) de Sal Buscema al título, muchos años antes de convertirse en el artista regular, ilustrando los guiones de Bill Mantlo.

Ahora bien, hay que reconocer que el comienzo de “Marvel Gold El Increíble Hulk 2: A las sombra de … ¡El Gólem!” es bastante dubitativo. Como si se tratase de un gigante con píes de barro, los primeros capítulos de este volumen parecen escritos por Roy Thomas con el piloto automático, solo preocupándose de que hubiera una historia terminada a tiempo, de que el dibujante la ilustrara y poder así mandarla a imprenta cumpliendo los plazos de entrega.

Este primer bloque está formado por historias donde imperan las tramas sencillas e infantiles. Ojo, son tebeos que como mínimo resultan entretenidos, pero languidecen mucho si se las compara con las sucesoras. Poco a poco, Roy Thomas le coge el pulso al goliat esmeralda con algunos episodios memorables, una mayor y mejor caracterización de personajes o un elenco de secundarios sumamente atractivo.

Creando la mitología del Increíble Hulk

En las más de quinientas páginas de esta tercera entrega veremos debutar al Líder, a Doc Samson o a Jim Wilson, el adolescente afroaméricano que se hace amigo del alter ego de Bruce Banner, continuando así la tradición de Rick Jones de que un chaval acompañe al héroe y se lleve mejor con la Masa que con el hombre que hay tras la tragedia.

Podemos destacar en este volumen un puñado de entregas que sirven de base a algunos elementos presentes en los cómics de Hulk desde hace décadas. Desde un breve período de tiempo en el que Hulk y Banner están separados hasta otro en el que es la mente de Banner la que está al volante en todo momento (con claras reminiscencias a la mítica novela de “Dr. Jekyll & Mr. Hyde” de R.L. Stevenson) o ese triste capítulo en el que Hulk se enamora de una criatura que no es lo que esperaba y que recuerda mucho al drama de la criatura de Frankenstein del libro homónimo de Mary Shelley. Otro detalle curioso es el team up forzoso con el Doctor Extraño y Namor en una patogénesis de lo que serán en el futuro Los Defensores.

Eso sí, como curiosidad máxima me llama la atención que Harlan Ellison, reputado y multipremiado escritor de Ciencia Ficción, preste su pluma para el argumento de un crossover con Los Vengadores. Por cierto, es una historia cojonuda de la que no os voy a contar más, jajaja.

A todo esto debemos sumarle viajes en el tiempo, travesías por el microverso o una surrealista aventura en la que Hulk se verá en el punto de mira de las asociaciones feministas de la sociedad yankee de la época.

En definitiva, aunque este volumen pueda carecer de la cohesión y solidez del anterior Omnigold resulta una lectura divertida y muy absorbente. Lo mejor es que a partir de aquí la serie va para arriba todo el rato, por lo que el viaje que nos queda por delante se me antoja completamente alucinante.

Los extras en esta ocasión son algo exiguos, limitándose a algunas portadas y publicidades del momento y un par de artículos de Raimon Fonseca.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *