Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Marjorie Finnegan, Criminal temporal

Marjorie Finnegan, Criminal temporal
Guion
Garth Ennis
Dibujo
Goran Sudžuka
Color
Miroslav Mrva
Formato
Cartoné. 200 páginas. Color
Precio
22€
Editorial
Panini Comics . 2022
Edición original
Marjorie Finnegan, Temporal Criminal #1-8 (AWA)

Son más de treinta años de tebeos los que tiene Garth Ennis a sus espaldas y muchos los que lo seguimos desde hace tiempo y, aunque no sea una ciencia exacta, vemos dos grandes corrientes en su trabajo. Tenemos, por un lado, ese Ennis más grave y serio como en Punisher MAX o Equipo Rojo y, en el extremo contrario tenemos despiporres como Las Aventuras de la Brigada de fusileros o The Pro. Cierto que entre un grupo y otro hay distintos puntos intermedios en otras de sus obras, pero tampoco tenemos que llegar tan lejos. Cuando abrimos Marjorie Finnegan, Criminal temporal, vemos claramente que estamos en el segundo grupo.

Marjorie Finnegan, Criminal temporal

Tenemos delante una historia de viajes en el tiempo, pero olvidaos de anomalías, bucles y paradojas. Como dice el título, Marjorie Finnegan es una criminal temporal. Se dedica a robar, sembrar el caos y básicamente divertirse sin límites ni miramientos, con la ayuda de un tipo llamado Tim que es solo una cabeza a lo Futurama. Gracias a lo que llama un “desjodedor”, el tiempo se realinea a su paso con lo que puede hacer lo que le dé la gana. Es por esto que nada más empezar el cómic veremos masacres en el antiguo Egipto a golpe de recortada, matar vikingos a cañonazos o capturar nazis a base de rayos en su partes pudendas. No debería haber problema si no fuera porque la policía temporal ha puesto tras la pista de Marjorie a la horma de su zapato: su hermana Harri.

Si a todo esto le sumamos que su ex y un tipo que se hace llamar el Señor del Mal están urdiendo una conspiración que podría cambiar toda la historia, ya tenemos material para estos 8 números que se leen sin pestañear.

Marjorie Finnegan, Criminal temporal

Las primeras páginas de Marjorie Finnegan, Criminal temporal, son toda una declaración de intenciones. Garth Ennis y Goran Sudžuka  quieren dejarnos claro que se van al extremo contrario de su última obra juntos, A Walk Through Hell. Estamos ante un divertimento puro donde no debemos tomarnos nada en serio. Veremos tipos cosidos a tiros repletos de agujeros como si fuera un episodio del Coyote y el Correcaminos. La Fauna del flujo del tiempo son gansos con cabeza de guante de boxeo y Marjorie baila medio desnuda mientras Tim, la cabeza, desea volver a tener polla.

¿Queda claro que tipo de tebeo quieren darnos? Pues aquí está la trampa y es que es lo que quieren hacernos creer y, poco a poco, van metiendo cuestiones de fondo y sobre todo, haciendo más grande y rica la dinámica entre personajes, que sabemos que es realmente el punto fuerte del guionista norirlandés. Por asemejarlo a otra obra suya con una intención similar, podríamos ponerla cerca de ese espíritu de Hitman que comenzaba como irreverencia y diversión loca y terminaba con uno de los nudos en la garganta más intensos que nunca haya provocado un tebeo. Obviamente, en Marjorie Finnegan, Criminal temporal contamos con 8 episodios americanos y no los 60 de Hitman, con lo que trabajamos a otro nivel, pero sirva el ejemplo para ilustrar el componente emocional, que subyace bajo las capas superficiales de gamberradas grotescas y que es lo que nos queda al final de la lectura. Además, incluso todavía le sobra tiempo para dejarnos algún regalito con muy mala leche sobre la idea de fe e historia.

Marjorie Finnegan, Criminal temporal

Goran Sudžuka, ya nos había demostrado lo bien que se ajustaba a Garth Ennis en el terror, pero es que si cabe está aún mejor en el terreno de esta comedia de ciencia ficción desquiciada. Es como si el croata se hubiera estudiado la obra de Ennis y hubiera asimilado lo mejor Amanda Conner y Steve Dillon para crear una especie de dibujante a la carta donde los actores son la prioridad, ya que son ellos los que nos van a hacer reír y emocionarnos. Si cabe casi podríamos decir que se postula como el dibujante definitivo de Ennis para este tipo de historias, ya que no solo evoca a algunos de los mejores, sino que mejora las rigideces y atajos de Dillon y funciona mejor en los momentos graves que Conner.

La verdad es que este tándem ya nos sorprendió con A Walk Through Hell, pero es que el cambio de registro les sienta particularmente bien y ojala sea esta una colaboración de largo recorrido. Marjorie Finnegan, Criminal temporal, por su extensión e intención no será considerada una de las grandes obras de Garth Ennis en el futuro, pero sin duda es una de las que mejor sabor de boca puede dejarnos de entre su producción de los últimos años.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.