Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Los Nuevos Mutantes: Fiesta de pijamas

Los Nuevos Mutantes: Fiesta de pijamas
Formato
Cartoné, 608 páginas
Precio
54 €
Editorial
Panini Comics. 2022
Edición original
The New Mutants 18-34, Annual 1, Special Edition 1 y The Uncanny X-Men Annual 9 USA

En 2017, durante el salón de Getxo, tuvimos la suerte de poder entrevistar al Patriarca Mutante en persona, el mismísimo Chris Claremont. Además de muchas otras perlas interesantísimas, uno de los datos que nos dio fue que durante sus diecisiete años en la franquicia intentó adaptar las historias que escribía a los artistas que las iban a ilustrar. Los autores con los que colaboró en el primer año y medio de Los Nuevos Mutantes, Bob McLeod y Sal Buscema, eran dibujantes de corte muy clásico, y con ellos contó historias de superhéroes bastante estándar, como ya vimos en Tercera Génesis. Pero en el número 18 entró un nuevo ilustrador con un estilo diametralmente opuesto a lo que habíamos visto previamente, y cuya primera página es toda una declaración de intenciones. Fiesta de pijamas nos presenta unos Nuevos Mutantes que poco tienen que ver con los del volumen anterior.

fiesta de pijamas pg1

Lo que vemos en esa página es una adolescente con la poca parte de la cara que se ve desencajada por el terror y una splash page con un experimento gráfico del que pocos artistas saldrían con éxito. Pero Bill Sienkiewicz, aún siendo por aquella época un recién llegado que había debutado profesionalmente tan solo cinco años antes, es un genio de los que se ven contados en cada generación. Con este nuevo dibujante, que en su día polarizó al fandom en a favor y en contra -y eso que aún faltaban más de veinte años para la creación de Twitter- Chris Claremont se atreve con unas historias que Bob McLeod habría sido incapaz de narrar apropiadamente. En sus primeros números impone a la serie un tono de terror psicológico que rompe radicalmente con los adolescentes que estaban intentando encontrar su camino en el mundo, a lo cual añade una estética tanto punk como experimental y una narrativa acorde, dejando claro que la nueva oleada de nuevos talentos que desembarcaron en el medio durante la década anterior están aquí para quedarse.

La saga del oso demonio (oso místico en traducciones anteriores) es posiblemente la historia más recordada del grupo a lo largo de toda su historia. Tanto es así que fue el eje central de la película que 20th Century Studios hizo con estos personajes. En ella, nos encontramos con un rito de paso de Danielle Moonstar, la nativa americana del grupo, que tiene que enfrentarse a una criatura espiritual con el aspecto de un oso, la criatura que, según una visión que tuvo de niña, mató a sus padres. La primera aparición de este demonio tiene lugar en el tercer número de la serie, publicado en Tercera Génesis, pero los lápices de Bob McLeod no reflejan ni remotamente la amenaza que representa. En su primer encuentro, Dani ve una sombra con la forma de un oso, con sólo los ojos y los dientes en un color diferente al negro. En manos de Bill Sienkiewicz, el Oso Demonio se convierne en una mancha negra, de forma y tamaño variable, en la que sólo podemos apreciar con una cierta nitidez ojos, garras y fauces, y que da una potente sensación de irrealidad. La idea tras el trabajo de McLeod y de Sienkiewicz es la misma, pero el resultado final no puede ser más diferente.

fiesta de pijamas pg1b

Recién terminada la saga del oso, tenemos un breve momento de descanso en el que se nos presenta al que sería uno de los personajes más queridos por el fandom: Warlock, un alienígena tecnoorgánico con un diseño inequívocamente procedente del inspiradísimo artista que protagoniza este volumen. Tras la Fiesta de pijamas a la que alude el título, llega el primer anual, en el que debuta Lila Cheney, otra cantante mutante al estilo de lo que años antes fue Dazzler, y que tiene a Bob McLeod como dibujante invitado. El que fue creador gráfico de los personajes y que hizo un trabajo más que correcto en su día nos sabe a poco tras haber probado las mieles expresionistas de Sienkiewicz.

Volviendo al ilustrador titular, tenemos de vuelta a Capa y Puñal, personajes con los que los Nuevos Mutantes se cruzaron un año antes en un anual de Marvel Team-Up escrito por Bill Mantlo. De nuevo, las comparaciones son odiosas, y las diferencias entre los momentos de oscuridad de Capa con los de luz de Puñal son explotados al máximo por Sienkiewicz, haciendo que el trabajo de Ron Frenz del tomo anterior salga bastante mal parado en la comparación. Claremont también aprovecha el potencial de los personajes para contarnos uno de sus tradicionales dramas de personajes torturados. Y tras esta historia llega el otro gran momento: la presentación de Legión, un apropiado alias bíblico para uno de los personajes más dañados que hemos visto en esta franquicia.

fiesta de pijamas pg2

A estas alturas todos sabemos que David Charles Haller es el hijo de Charles Xavier, y sabemos de sus múltiples personalidades, y que cada una de ellas tiene un superpoder diferente, en la línea de lo que tiempo después veríamos en el Hulk de Peter David o la Crazy Jane de Grant Morrison. En estos números conocemos al chaval autista, que ha estado catatónico durante una larga temporada, sabremos del origen su desorden de personalidad múltiple y acompañaremos a Xavier por el fragmentado paisaje mental de su hijo. Y si con el oso ya vimos que Sienkiewicz jugaba en otra liga superior a la de sus predecesores, la maestría con la que maneja esta historia, opresiva, conceptual y surrealista, nos deja con la boca abierta y el convencimiento de que pocos artistas podrían haber salido airosos del reto de ilustrar una historia de estas características.

Nos despedimos de Sienkiewicz poco más de un año después de su llegada con una última historia en la que mezclamos la arena de los gladiadores con las Secret Wars II, la presencia de Dazzler y la vuelta de Karma, materializada en tres números dibujados por Steve Leialoha, un dibujante que tras el altísimo nivel que hemos visto en las casi cuatrocientas páginas anteriores se nos hace muy limitadito. La serie tardaría en encontrar un dibujante estable, pasando por una sucesión de interinos no demasiado afortunados, hasta la llegada de Bret Blevins. Sienkiewicz, en cambio, reaparecería un año después convertido en la super estrella que ha sido desde entonces, con la espectacular Elektra: Asesina.

fiesta de pijamas pg3

Se completa el tomo con la mitad de las Guerras Asgardianas en las que los Nuevos Mutantes están implicados. Quizás se eche de menos el cruce de los X-Men con Alpha Flight para ver la estampa completa de las manipulaciones de Loki, pero lo que implica a los pequeños de la casa está aquí íntegro. Y si la primera parte del tomo estaba marcada por el estilo esperimental, visceral y expresionista de Bill Sienkiewicz aquí damos un giro de 180º y nos encontramos con el preciosismo de Arthur Adams en uno de los trabajos más inspirados de su carrera. Cada viñeta es una delicia sensorial, pero es que además la historia es una de las más icónicas de estos personajes.

fiesta de pijamas pg4

La serie original de Los Nuevos Mutantes duró un total de cien números antes de su reconversión en X-Force. Por ella pasaron un buen puñado de autores, que le dieron diferentes enfoques gráficos y argumentales, pero en Fiesta de pijamas encontramos su punto álgido. Y quizás no solo de Los Nuevos Mutantes, la breve etapa de Bill Sienkiewicz en esta colección es sin duda uno de los momentos más inspirados de la historia de la franquicia mutante de Marvel. Una obra adelantada a su tiempo que no fue apreciada como merecía cuando vio la luz hace casi cuarenta años. Una lectura obligatoria.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.