Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Los hijos del Capitán Grant, de Alexis Nesme

Los hijos del Capitán Grant, de Alexis Nesme
Guion
Alexis Nesme
Dibujo
Alexis Nesme
Formato
24x33, 152 páginas, cartoné a color
Precio
35 €
Editorial
Tengu Ediciones. Diciembre 2023
Edición original
Les Enfants Du Capitaine Grant 1 a 3

Una de mis primeras obsesiones como lector fueron las novelas de ciencia ficción y aventuras de Julio Verne. De pequeño devoré todas las obras del autor que cayeron en mi poder. Una afición que poco a poco se fue ampliando a otro tipo de productos como películas o series de televisión. Recuerdo con especial cariño “La vuelta al mundo de Willy Fog”, una serie que en 1983 adaptó con gran acierto “La vuelta al mundo en 80 días” en formato de dibujos animados con animales antropomórficos como protagonistas. Quizás ese recuerdo provocó que indirectamente saltase como un loco cuando la gente de Tengu Ediciones confirmó la publicación en España de “Los hijos del Capitán Grant”.

Los hijos del capitán Grant. Aventuras en el Pacífico

Publicada de forma serializada entre 1865 y 1867 para luego ser recopilada un año más tarde, “Los hijos del Capitán Grant” es una de las novelas de aventuras más trepidantes de Julio Verne. Adaptada en múltiples ocasiones al cine, no es tampoco la primera vez que la historia es narrada al amparo del noveno arte. De hecho, creo que en casa debe andar alguna edición de la historia de la colección “Joyas literarias juveniles” de Bruguera. El caso es que para mi (teniendo en cuenta que no recuerdo al cien por cien cada detalle del texto original) estamos ante la mejor versión del clásico literario. El cómic que nos ocupa vio la luz en Francia en forma de tres álbumes entre los años 2009 y 2014. Hemos tenido que esperar una década, pero ha merecido la pena, vaya si lo ha hecho.

Puedo afirmar sin demasiado temor a equivocarme que “Los hijos del Capitán Grant” es uno de los cómics más bonitos y mejor editados en España en lo que va de siglo. Tengu ha echado el resto apostando por una edición preciosa, en formato 24 x 33 con papel de alto gramaje, y una portada con acabados dorados y relieves que emulan a la perfección las más lujosas ediciones literarias de clásicos que podamos imaginar.

Cada página de “Los hijos del Capitán Grant” es una maravilla gracias al buen hacer como autor completo Alexis Nesme, que apostó por narrar la historia con animales en lugar de con seres humanos (de ahí mi conexión emocional al recordar la mencionada serie de Willy Fog). Lo curioso es que, tal y como se puede apreciar en la sección de extras, el dibujante concibió la adaptación del clásico de la literatura con personajes humanos.

Cada plancha de este álbum es de una belleza exquisita gracias al trazo detallado y preciosista del francés, que hace un gran uso de las acuarelas para mostrarnos paisajes impresionantes o la furia de la madre naturaleza en todo su esplendor. Me ha gustado especialmente cómo juega con la iluminación para mostrar contrastes entre los diferentes escenarios en los que se desarrolla la acción. No obstante, como nota negativa, no me termina de convencer su narrativa con unas figuras excesivamente estáticas, cuya falta de lenguaje corporal choca frontalmente con la riqueza y variedad de sus expresiones faciales.

A nivel de guion, estamos ante un cómic denso, que ofrece muchísimo texto e información en prácticamente todas las páginas. Todo ello con la firme intención de que no falte ningún elemento o detalle importante del libro que adapta. Es cierto que el desarrollo de la trama es algo lineal pero aquí de lo que se trata es de disfrutar del viaje, cosa que, a nada que os gusten este tipo de historias, seguro que haréis.

Por si hay algún despistado que no tenga ni idea de qué va “Los hijos del Capitán Grant”, simplemente le sobra saber que un buen día un Lord Inglés encuentra un mensaje en una botella dentro del estómago de un tiburón. Dicho mensaje está escrito en tres idiomas, pero se encuentra muy deteriorado, resultando casi ininteligible. Tras juntar los fragmentos llegan a la conclusión de que el barco del Capitán Grant naufragó y que se encuentra preso en algún lugar del Paralelo 37. A su ayuda partirá el Lord, su tripulación, los hijos a los que alude el título de la novela y Paganel, un topógrafo (con más de topo que de grafo) que sirve de alivio cómico.

Como muchas obras de su época, a menudo se cae en el más difícil todavía. De esta forma, seremos testigos de una sucesión de calamidades en este precedente de la mencionada “La vuelta al mundo en 80 días”, publicada unos pocos años más tarde.

Aventuras, peligros, emoción, algo de humor y, por supuesto, un poco de romance. “Los hijos del Capitán Grant” te da esto y mucho más. Ahora tengo ganas de ponerme otra vez con los libros de Julio Verne y tiempo no me sobra, no.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *