Una de las novedades más destacables que hemos podido ver en nuestros kioscos últimamente es el coleccionable de Mazinger Z, publicado por RBA. Tras...

Una de las novedades más destacables que hemos podido ver en nuestros kioscos últimamente es el coleccionable de Mazinger Z, publicado por RBA.

Tras el experimento llevado a cabo en algunas ciudades españolas, y cancelado apenas dos meses después, RBA ha vuelto a lanzar esta colección a los kioscos. Es de suponer que el test de muestreo salió bien, y decidieron ampliarlo a todo el territorio nacional.

Otra editorial que se ha apuntado al carro de la nostalgia es Dolmen, con el reciente lanzamiento de Meteoro, aprovechando también el ¿éxito? de la película de los Wachowsky.

No han sido las primeras: hace unos meses vimos las recopilaciones de Lupin III y Chicho Terremoto, más dirigidos a treintañeros que vieron las series televisivas que a los jóvenes aficionados al manga.

¿Salen rentables estas series? Está claro que no están dirigidas al gran público. Pero también se da el caso de que adultos que no son lectores habituales de cómics los compren para revivir sus recuerdos de juventud. ¿Serán suficientes para amortizar la inversión de la editorial? El tiempo lo dirá. Pero resulta curioso que RBA no haya ofrecido ahora la posibilidad de suscribirse a su colección, cosa que sí hizo cuando la lanzó el año pasado. ¿Será que temen que las ventas no acompañen y se vean obligados a volver a cancelarla?

Reconozco que no soy un ferviente aficionado al manga. Alguna colección puntual, y todo lo que saque Takahashi (una debilidad). Cuando salió el manga de Chicho Terremoto compré el primer número con grandes expectativas, debido sobre todo a los gratos recuerdos que tenía de la serie televisiva. Pero al leerlo me di cuenta de que gran parte de la gracia de la serie estaba en el doblaje. Y eso se pierde en el papel.

Pero sí tengo muy buenos de Mazinger Z, de modo que es más que probable que compre los tomos de Go Nagai. Sobre los de Z Mazinger… no estoy tan seguro. Ya, es un lío, pero Josep Calduch lo explica con mucho acierto y sentido del humor aquí.

¿Tendrán éxito estas colecciones o están destinadas a ser cómics de culto y minoritarios? Sea como sea, somos muchos los que agradecemos su publicación.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com