No hace mucho se hablaba por aquí del primer número de Leyendas de la Patrulla-X dedicado al misterio que había durante los años noventa... Leyendas de la Patrulla X 2: El regreso del Factor-X original

No hace mucho se hablaba por aquí del primer número de Leyendas de la Patrulla-X dedicado al misterio que había durante los años noventa con respecto al tercer hermano Summers. Dos meses después volvemos a la carga, pero cambiando completamente el rumbo y contenido, ya que tenemos de vuelta, ni más ni menos, que al matrimonio formado por Louise y Walter Simonson, que han tenido a bien de contarnos una nueva historia protagonizada por el Factor-X original.

x-men legends

En aquel mismo texto reflexionaba sobre la sorpresa que supone que una serie antológica como X-Men Legends se esté publicando ahora mismo al amparo de una Marvel Comics que parece más interesada que nunca en mirar al futuro, en ser lo más diversa posible y en presentar la eterna idea rompedora (aunque esta solo sea el fruto de la eterna rueda que es un universo de ficción en expansión constante que necesita reinventarse cada cierto tiempo). Por eso, encontrar una cabecera que mire al pasado con efectos de retrocontinuidad es un rara avis con todas las de la ley.

Como hemos dicho más arriba, este segundo arco que abarca los números tres y cuatro americanos está protagonizado por la encarnación original de Factor-X. Ya saben, aquella tercera serie que se sacaron de la manga en los 90 tras Uncanny X-Men y New Mutants que estaba formada por los cinco miembros fundadores de la Patrulla X.

X-Men Legends

Para este arco, Louise y Walter Simonson han decidido no quebrarse tanto la cabeza como hizo anteriormente Fabián Nicieza con todo el embrollo de Adam X-Tremo. Para ello han decidido coger la esencia de la serie con una aventura de corte ligero, donde Cíclope, Jean Grey, el Hombre de Hielo, la Bestia (que vuelve a ser azul) y Arcangel deben enfrentarse a una serie de peligros a bordo de la nave gigante de Apocalipsis, perpetrados por Cameron Hodge.

Este mini arco tiene lugar entre los acontecimientos de Inferno y Proyecto Exterminio e implica única y exclusivamente a los héroes y villanos mencionados, más un Calibán que todavía hacía las veces de Sabueso de En Sabah Nur. Dos números la mar de entretenidos que suponen un soplo de aire fresco (pese a lo retro de su propuesta) entre la complicada y falsa sofisticación que asola a la franquicia mutante actual en manos de Jonathan Hickman que, para colmo, se ha bajado del tren a mitad de viaje, aunque de eso ya hablaremos otro día.

¿Hay algo malo en este entretenido e inofensivo retorno del Factor-X original? En mi opinión, no, para nada. Lo que pasa es que quien busque algo trascendente o se ponga orgulloso la placa de Continuity Cop probablemente acabe decepcionado al no encontrar más que 56 páginas repletas de acción y nostalgia.

Sobre estas líneas se reproducen las portadas alternativas de X-Men Legends 3 y 4

Una nostalgia que acompaña también al grafismo de la serie. Walter Simonson ya no es el que era, y aunque en Ragnarok sigue demostrando buena parte de su grandeza, en estos números de X-Men Legends se limita a cumplir con la papeleta. Pero joder, aun con eso hay algunas páginas que te dejan con la boca abierta, sobre todo esas splash pages con Factor-X sorteando peligros, trampas y todo aquello que se les eche. Una secuencias explosivas narradas de manera impecable a las que Laura Martin aplica, de manera sabia y acertada, una paleta de colores que emula a la perfección las tonalidades y estilos imperantes en los años noventa.

x-men legends

En definitiva, este regreso del Factor-X original es un tebeo que encantará a los fans de la franquicia mutante de hace treinta años y a los lectores más jóvenes que estén interesados en saber cómo se hacían antes los tebeos. No obstante, resultará un tebeo entretenido para ambos tipos de público.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com