Uno de los recursos habituales de los universos superheroicos es maravillar al lector habitual mirando hacia el futuro. Ver cómo han evolucionado con el... Legión de Superhéroes: La edad de plata

Uno de los recursos habituales de los universos superheroicos es maravillar al lector habitual mirando hacia el futuro. Ver cómo han evolucionado con el tiempo las sociedades posteriores a las grandes eras heroicas tiene una importante parte de fan service, pero también de fabulación cifi utilizando los códigos del género pijamero. El gran problema que tienen estos entornos futuros es que la evolución de los presentes modifica sus pasados, con lo que la continuidad suele acabar siendo un follón memorable.

El Universo DC tiene varios futuros más o menos estables. Alguno ya ha quedado olvidado, incluso en el pasado, como es el caso de Armageddon 2001. Otros han sido convenientemente reubicados, como el de Tommy Tomorrow y los Planeteros, que en su primera aparición en Real Fact Comics #16 de 1948 vivía en el por entonces futuro cercano de 1988. Tenemos el Batman del futuro, El fin del mañana, Kamandi… y, por supuesto, el gran futuro del cómic superheroico: la Legión de Superhéroes.

legion of superheroes silver age omnibus 1 pg1

La Legión de Superhéroes debuta como un subargumento recurrente de Superboy (y posteriormente del resto de series del entorno de Superman) que aparecía con una cierta frecuencia desde su debut en los primeros años de la Silver Age, en el número 247 de Adventure Comics de 1958. En estos primeros pasos, el héroe adolescente de Smallville tiene contactos periódicos con un grupo de héroes, también adolescentes, viajeros en el tiempo, provenientes de los Planetas Unidos del Siglo XXX. Los primeros visitantes del Club de Superhéroes (que sí, que esa leyenda aparece en su cuartel general, en serio) fueron Cósmico, Saturna y Relámpago, que metían al Chico de Acero en embrollos típicamente camp de la época. Poco a poco, la alineación iría creciendo hasta ser probablemente el grupo con más miembros en activo simultáneamente de todo el género superheroico.

En estos primeros años, la Legión son secundarios de lujo. Hacen visitas a Superboy o a su versión adulta -las ventajas de viajar en el tiempo- y en ocasiones las reciben. No es hasta 1962 que protagonizan su propio serial, a partir del número 300 de Adventure Comics, y aún tardarían varios años más en tener su propia cabecera: en 1976, la serie Superboy pasaría a llamarse Superboy and the Legion of Super-Heroes, que sería renombrada como Legion of Super-Heroes a secas en enero de 1980.

legion of superheroes silver age omnibus 1 pg2

Aunque es un material que DC ya había recuperado años atrás en los carísimos Archives, le ha dado recientemente otra oportunidad en la línea The Silver Age Omnibus, reeditando todos los cómics de la Edad de Plata de la Legión de Superhéroes en tres volúmenes. Estos primeros años de historias del grupo son claramente hijos de su época. Muchas de las historias se resuelven por casualidades o por el Deus Ex Machina de turno. No hay grandes desarrollos argumentales a lo largo del tiempo, y la mayoría de las tramas que leemos en este primer tomo se resuelven en un solo número. Pero no sólo estamos ante la creación y desarrollo temprano de un grupo que, aunque no es de primerísima fila, sí es icónico. En estas páginas tenemos las primeras apariciones de personajes y ubicaciones del Universo DC que acabarían haciendo acto de presencia en su presente. Además de los miembros de la Legión, aquí debutan Mon-El y el planeta Daxam, el Trampero Temporal y el Devorador de Soles. Incluso vemos aquí por primera vez a Cometa, el supercaballo de Supergirl, que es presentado en la fundación de la Legión de Super Mascotas.

Como curiosidad, en el primer volumen de los editados aparece por primera vez un plot clásico del género superheroico: la muerte y resurrección de un superhéroe. En Adventure Comics nº304 muere Relámpago, uno de los miembros fundadores del grupo. Resucitaría ocho meses después, retomando una trama previa, en una época en la que la mayor parte de los tebeos eran totalmente autoconclusivos y no pasaban de referencias verbales puntuales a hechos pasados.

legion of superheroes silver age omnibus 1 pg3

Estamos ante un claro ejemplo de la Silver Age de DC. Historias hechas con un estilo muy diferente al que llevamos viendo desde hace varias décadas en el género superheroico, inocentes y luminosas, pero también tremendamente imaginativas. La Silver ya no es una desconocida para el lector español: todo el material con un cierto interés de los 60 de Marvel ya está editado en castellano, y en los últimos tiempos estamos viendo también ediciones de la EC, de tiras de prensa e incluso de cómic inglés de la época. Pero por algún motivo que se me escapa, el material de DC, la editorial líder en ventas indiscutible por entonces, tiene una presencia testimonial en castellano, limitada a números sueltos en recopilaciones de personajes de primera fila a lo largo de toda su historia. Dado que no parece muy viable que ECC arranque una línea de clásicos de la Silver con este material, los lectores que tenga un cierto nivel de inglés -no es un lenguaje especialmente complejo el usado en este tomo- podrán recurrir a la edición de DC. Los que no… que le pongan una vela a R.J. Brande.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com