Sin duda lo peor de Lazarus es no poder leerlo todos los meses. ¿Qué digo meses? Todas las semanas. El nivel de enganche que... Lazarus 6. Fractura I

Sin duda lo peor de Lazarus es no poder leerlo todos los meses. ¿Qué digo meses? Todas las semanas. El nivel de enganche que consigue esta serie no tiene nada que envidiarle a los blockbusters televisivos más gordos. En cierto modo es una lástima que en 6 años desde que se inició la publicación por parte de Norma, solo hayamos llegado a este Lazarus 6 (más el especial X+66). Pero sólo en cierto modo porque merece la pena esperar cada minuto si el resultado es el mimo que le ponen Greg Rucka, Michael Lark y Santi Arcas.

Lazarus 6. Fractura I

Aún así la memoria humana es finita (la de algunos humanos más que la de otros) y acordarse del complejo entramado de las familias que se reparten el mundo de Lazarus no está exento de dificultad. Tal vez el resumen y el dramatis personae del principio te dan una ubicación básica, pero casi estamos aún palpando con el pie en busca de tierra firme cuando nos sueltan en el campo de batalla.

Por más que os diga que enLazarus 6 y después de la gran batalla a varias bandas del tomo anterior, nos centramos más en la familia Carlyle y sus movimientos internos, tal vez eso no os diga nada. Ni que Forever y Johanna continúan su alianza y su plan para salvar el clan de los rivales que los asedian. Tampoco que Beth Carlyle parezca tener su propia agenda ni que el Malcolm, el cabeza de familia, lo vigile todo desde la retaguardia y qué decir tiene que también tiene sus planes.

Lazarus 6. Fractura I

Y todo esto es solo una parte de lo que sucede con la familia protagonista y hay otras muchas. Y es que solo hay una manera de seguir una trama tan intrincada como esta con aproximadamente un tomo al año y es que todo se sustenta en unos personajes sólidos como rocas. Cuando abrimos las primeras páginas y vemos por primera vez a Forever, tal vez no hemos terminado de reconstruir toda la trama en nuestras cabezas, pero ya da igual. Las idas y venidas, conspiraciones y secretos no nos enganchan porque sean idas y venidas, conspiraciones y secretos (que también, porque están muy bien ejecutadas). Nos enganchan porque nos importan los personajes a quienes les suceden.

No quiero quitar mérito al complejo entramado que Greg Rucka ha ido tejiendo hasta llegar a Lazarus 6, pero me gustaría destacar que toda esta red de sucesos se sostiene en unos diálogos monumentales. Da igual que aún no tengas claro quién lucha a favor o en contra de quién porque tenemos una serie de protagonistas y antagonistas en los que confiamos para ser nuestros guías. Por eso, por más que podamos llegar a cada escena apoyados en mil vericuetos argumentales, sentimos cada escena como autónoma y la sensación de inmersión en la historia se consigue incluso sin tener muy claro dónde pisamos (aunque por supuesto, una relectura nos brinda otra visión).

Lazarus 6. Fractura I

Por más que unos diálogos puedan estar clavados, hace falta algo más en un medio visual como el cómic para conseguir semejante grado de implicación con los protagonistas . Ahí es donde entra Michael Lark con un estilo narrativo tan realista como descomprimido, pero con énfasis en que cada personaje hable de un modo concreto, camine y luche de un modo concreto y es que hay tanto hueco para el diálogo como para la acción y en ambos campos Lark está impecable. Sin embargo, llegar a tal nivel de detalle en caracterización y ambientes requiere espacio y ese es el motivo por el que Lazarus: Risen, la miniserie que contiene este Lazarus 6, se compone de números dobles y por eso se puede permitir una solo pelea de más de 20 páginas.

Al final las 152 páginas de Lazarus 6 nos dan todo lo que necesitamos para que Lazarus siga siendo muy probablemente la serie más adictiva del panorama actual. Más Lazarus, por favor.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com