Hace algo más de dos años que el Motorista Fantasma Cósmico desembarcó en nuestras fronteras, presentado en el arco argumental de Thanos escrito por... La Venganza del Motorista Fantasma Cósmico

Hace algo más de dos años que el Motorista Fantasma Cósmico desembarcó en nuestras fronteras, presentado en el arco argumental de Thanos escrito por Donny Cates, el niño bonito de Marvel y posiblemente el único representante de la editorial que ha podido acercarse al mismísimo Alan Moore. Lo que comenzó como un extraño contrapunto cómico a una historia tremendamente dramática protagonizada por el Titán Loco, tan Starliniana que el propio Starlin ya la había escrito antes, ha acabado volando en solitario y convirtiéndose más en una macarrada sin filtro que en una versión futura del Frank Castle que hay debajo de las llamas. Desde su debut ha protagonizado tres miniseries, una escrita por su creador Donny Cates, otra por Paul Scheer y Nick Giovannetti, y ésta que nos ocupa hoy, de Dennis Hallum, antes conocido como Dennis Hopeless. Vamos a ello.

La Venganza del Motorista Fantasma Cósmico pg1

Hallum nos presenta una historia en la que podremos ir reconociendo varios de los rasgos que dan forma a este extraño personaje. Arranca con esta versión del Castigador encerrado en una cárcel para poder cargarse dentro a los criminales, como le hemos visto hacer en alguna que otra ocasión a la versión del presente del personaje. Tenemos también la parte demoniaca, heredada de la parte de Motorista Fantasma, en la que encontraremos compraventa de almas y al mismísimo Mefisto por aquí. Y la parte cósmica… bueno, además de estar ambientada en el espacio y de vérselas con un personaje llamado Rey Cósmico -ejem-, el MFC se echa un sidekick que debutó siendo una niña hace ya dieciseis años en la serie limitada de Drax el Destructor que servía de prólogo a Aniquilación, posiblemente el evento cósmico más relevante de lo que llevamos de siglo en la Casa de las Ideas. Un batiburrillo de conceptos que resulta extrañamente apropiado alrededor de un batiburrillo de personaje.

Pero la verdad es que el resultado final no recuerda ni al Castigador, ni al Motorista Fantasma, ni a las historias cósmicas de Giffen, Abnett o Starlin. El tono de esta historia es más cercano al de otro motero con pinchos y cadenas que va por el vacío espacial montado en una chopper: Lobo, el último Czarniano, la culminación del poochie macarra noventero.

La Venganza del Motorista Fantasma Cósmico pg2

Si bien el guion tiene el tono descerebrado y palomitero que le viene al personaje como anillo al dedo, el dibujo no se queda atrás. Scott Hepburn, que ya se había encontrado con Cammi previamente en la serie de Drax escrita hace unos años por Cullen Bunn, se marca unas páginas dinámicas, visualmente espectaculares, y con un apropiado color, bordeando el histerismo, de manos de Antonio Fabela, dando un resultado final con un deje punk a una historia bastante más ligerita que la historia corta de Donny Cates que apareció como complemento del primer número de esta miniserie.

La Venganza del Motorista Fantasma Cósmico pg3

Hablemos claro: la comparación con Lobo no se debe exclusivamente al rollo de motero espacial que ambos personajes llevan. También tiene que ver con el tono macarra intrascendente de las historias de ambos personajes. Intentar encontrar motivaciones, coherencia y demás en sus historias es posible pero no será satisfactorio. Son personajes creados para el entretenimiento descerebrado y tampoco habría que pretender llegar a más con ellos. Y el final de esta miniserie, que deja abierto argumentalmente el camino hacia otra posterior, da a entender que en Marvel se toman al Castle del espacio como algo más que un chiste puntual. No digo que no sea posible, pero deberíamos tener en la cabeza el recuerdo de que Lobo se quemó definitivamente cuando intentaron darle una continuidad en forma de serie regular con equipo creativo estable.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com