La Puerta. Más allá de la frontera, de Daniel Leal es el último cómic patrio que he tenido la ocasión de catar. Se trata... La Puerta. Más allá de la frontera, de Daniel Leal

La Puerta. Más allá de la frontera, de Daniel Leal es el último cómic patrio que he tenido la ocasión de catar. Se trata además de una edición muy especial, pues es una reedición de la obra que le hizo ganar el galardón del concurso de Manchacómic en 2016. Para esta ocasión se ha optado por el mecenazgo, y poder hacer una edición más completa de la obra con treinta páginas adicionales, tapa dura y la colaboración de la editorial Serendipia, con un resultado que a simple vista es excelente con unas 80 páginas en blanco y negro y un precio bastante ajustado.

Pero mejor hablemos de la obra, que está poblada por perretes antropomórficos. Este recurso de humanizar animales lo llevamos viendo toda la vida desde Las Tortugas Ninja, pasando por Blacksad o por el reciente primer volumen de Curtis Hill. Más allá de estos recursos estéticos, La Puerta. Más allá de la frontera parte de una idea potente que es muy bien explotada por Daniel Leal, creando una obra que sabe mantener el ritmo y engancha desde el primer momento.

Que nadie cruce La Puerta

Este primer volumen, porque francamente espero que la obra continúe, nos presenta una ciudad amurallada, sin nombre y en mitad de un bosque que es gobernada con mano férrea por un autoproclamado profeta, que gracias a su guardia armada mantiene el orden usando la violencia y el terror como medios para tal fin. El Profeta ha hecho creer a pies juntillas que más allá de la puerta hay un mal primigenio. Por ello está prohibido cruzarla, salvo que alcances una edad que te permita realizar un viaje que es vendido como una experiencia religiosa, pues aquellos que emprenden el viaje no vuelven jamás.

La puerta 4

Daniel Leal logra crear suspense desde el comienzo de La Puerta. Más allá de la frontera presentando de manera fugaz a los personajes protagonistas de este tebeo, que bebe de forma inspirada de clásicos de la Ciencia Ficción como son La Fuga de Logan de William F. Logan y George Clayton Johnson o la teleserie El Prisionero de Patrick McGoohan. Buenos mimbres para un guion que peca de querer contar demasiadas cosas en apenas setenta páginas. La historia es, por supuesto, comprensible, pero el constante cambio de periodo temporal para lograr la acertada ambientación de la obra puede jugar un poco en contra en algunos momentos.Como he dicho, y dado el final abierto, espero que el autor cuente con ganas y recursos para seguir mostrando los misterios de tan peculiar ciudad.

Y es que sin duda el punto fuerte de Daniel Leal es la fuerza que imprime a sus personajes. Un puñado de perretes bípedos con sus propias maquinaciones, objetivos y esperanzas. Todos ellos pueblan este relato, que también clama contra los aspectos más sectarios de cualquier religión organizada basada en el fanatismo de sus fieles y el culto a una autoproclamada figura profética poseedora de la verdad absoluta. Religiones gobernadas a golpe de violencia que triunfan sobre todo gracias a la ignorancia de sus adeptos. Temas escabrosos que son tratados de manera sutil por Daniel, pero que están presentes de manera innegable en La Puerta. Más allá de las estrellas. Por fortuna, siempre surgen “protestantes” y rebeldes que se cuestionan las cosas y ellos son los verdaderos protagonistas de este tebeo.

la puerta 3

En lo referente al dibujo, este languidece un poco más con respecto al guion, pero Daniel es un artista insultantemente joven y todavía tiene mucho camino por delante. Ojo, esto no significa que el acabado gráfico sea malo, nada más lejos de la realidad, pero hay algunos aspectos que debe pulir, especialmente a lo relativo a las expresiones faciales, ya que sus personajes siempre dan la sensación de estar sonriendo, aunque la situación que estén viviendo no sea precisamente para echarse unas risas. Por lo demás seremos testigos de una lograda ambientación y una narrativa más que correcta.

En definitiva, La Puerta. Más allá de las estrellas de Daniel Leal es un tebeo más que apetecible y muy recomendable. Echadle un ojo.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com