Con el tercer integral de La Mazmorra, Joann Sfar y Lewis Trondheim nos llevan al ecuador de su legendaria saga. Y habiendo vistado el... La Mazmorra: Integral 3

Con el tercer integral de La Mazmorra, Joann Sfar y Lewis Trondheim nos llevan al ecuador de su legendaria saga. Y habiendo vistado el presente y pasado del mundo de Terra Amata, es hora de irnos a su futuro. En esta nueva ambientación cronológica cambiamos de género también. Si Zénit era fantasía heroica clásica y Amanecer era capa y espada, el título de esta tercera parte nos da una pista: Crepúsculo cae dentro de la fantasía oscura.

la mazmorra integral 3 pg1

Crepúsculo nos transporta a una época indefinidamente posterior a los acontecimientos de Zénit. En ella, el mundo de La Mazmorra ha dado un inesperado giro oscuro que convierte esta tercera parte en un interesante reflejo oscuro de lo que vimos en los dos primeros integrales. La propia Mazmorra tiene poco protagonismo en esta historia: lo que nos muestra es cómo ha cambiando el mundo en el que los carismáticos personajes de los ciclos previos han ido corriendo aventuras de tono y estilo variado. Y ha sido un cambio claramente a peor.

El salto de Amanecer a Zénit hace que el protagonista de la primera serie cronológicamente hablando, Jacinto de Cavallère, pase a ser un personaje secundario, aunque con un peso argumental importante, el Guardían de la Mazmorra. Algo similar ocurre dejando atrás Zénit y saltando a Crepúsculo: el pato Herbert de Vaucanson y su amigo el dragón rojo Marvin siguen apareciendo, pero quedando en un segundo plano. El protagonista absoluto también se llama Marvin y también rojo, pero es un conejo que proviene de la aldea de Zautamaxime, destruida tiempo atrás por un dragón rojo llamado, también, Marvin. Los lectores con buena memoria recordarán este suceso aparecido en Corazón de Pato, el primer álbum de Zénit, aparecido en el primer integral.

la mazmorra integral 3 pg2

Pero entonces, ¿qué ha sido de Herbert y Marvin -el dragón-? No sabemos cómo ha ocurrido, pero sí sabemos cómo han terminado. Herbert ha caído en el lado oscuro y se ha convertido en el Gran Khan, un siniestro gobernante malvado. Y Marvin ha dejado atrás sus mejores años y se ha convertido en el Rey Polvo, un dragón verde, sin alas y ciego que ya no puede hacer sus legendarios Tong Deum. Podríamos decir que Herbert representa en este oscuro ciclo el papel de Jacinto en Zénit, y que Marvin -el conejo- es una versión puesta de speed del Herbert de años atrás: el héroe patoso, protagonista y alivio cómico simultáneamente.

Sí, alivio cómico. El tono de Crepúsculo, aunque notablemente más siniestro y pesimista que el de anteriores épocas, tiene lugar para el humor. Antes que una serie de fantasía oscura, es una nueva entrega de La Mazmorra, y el dibujo, a medias entre Sfar y Trondheim, nos lleva a la estética de los tiempos de Zénit, pero bastante más enérgido, con una visceralidad que aporta Sfar y le sienta como un guante a la historia, bastante más dura y agresiva que lo que vimos en la juventud de Herbert.

la mazmorra integral 3 pg3b

Este volumen incluye los tres primeros álbumes de Crepúsculo, y se completa con dos números de Monstruos en los que se da un punto de vista al suceso geográfico que cambia la configuración de Tierra Amata tal y como la conocemos. Como ya vimos en el segundo tomo, quizás los álbumes de Monstruos no narren acontecimientos centrales de la saga, pero dan información adicional y más color a lo que hemos podido ver en las series centrales. No hay que olvidar el tomo dedicado a Alexandra, aparecido en el segundo integral, que no nos contó nada especialmente importante más allá de caracterizar al personaje pero resultó ser una de las historias más emotivas de la serie.

la mazmorra integral 3 pg4

Quizás Crepúsculo sea el marco temporal menos potente de La Mazmorra. No es que esté mal hecho, que sigue siendo una obra de sobresaliente, pero el sense of wonder de los ciclos de Jacinto y Herbert no es aquí tan potente. El cambio en el entorno grográfico lo separa levemente de la fantasía y lo acerca quizás hacia la ciencia ficción con toques postapocalípticos. Aún así, sigue siendo una serie absolutamente fascinante que nos deja con ganas de más -aún quedan cinco álbumes de Crepúsculo- y deseando que el cuarto integral no se haga esperar otro año más.

Compartir:
Enrique

Enrique

...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com