Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

La fosa, de Erik Kriek

La fosa, de Erik Kriek
Guion
Erik Kriek,
Dibujo
Erik Kriek.
Traducción
Irene de la Torre.
Formato
Cartoné, 148 págs, color. 21x28,5 cm.
Precio
34,95€.
Editorial
cARTEm cómics. 2024.
Edición original
De kuil (Scratch Books).

Poco a poco, el holandés Erik Kriek se ha ido abriendo paso en nuestro país y sus obras son cada vez recibidas con mayor expectación. Probablemente fue El exiliado la que terminó de asentar su estilo tan particular y ese empleo del color usando los bitonos con intencionalidad narrativa. Fruto de ese éxito de crítica y venta, cARTEm publica ahora La fosa, una historia de terror costumbrista en pleno bosque holandés, en el que lo sobrenatural nos hará dudar continuamente si lo que se nos cuentan es real o no.


Resulta curioso el cambio de registro con respecto a la anterior obra publicada del autor, aunque hay temas recurrentes que se adivinan en su bibliografía. Sus primeros trabajos se movieron más en el terreno del relato corto, bien en torno a la obra de H.P. Lovecraft (Desde el más allá) o a esas «murder ballads» que giran en torno a historias de asesinatos de la América profunda (In the pines). El exiliado es la que podría parecer más alejada, con esa historia de venganza y vikingos, pero en el fondo, los tema de crímenes pasionales, el peso del pasado, y la búsqueda por generar incomodidad en el lector podrían ser considerados como temas comunes en la obra de Kriek.

La fosa nos presenta a un matrimonio, Sara y Huub, que se instalan en una casa en pleno bosque, intentando pasar página tras un suceso traumático en sus vidas. La casa la han recibido en herencia, y se dedican a reformarla, pero en el bosque cercano parecen haber aparecido unos símbolos extraños y los vecinos dejan entrever que algo raro se cuece en la zona. Huub está más encerrado en su trabajo, pero Sara encuentra en la investigación, una manera de desconectar del pesar que intenta superar.


La obra destaca especialmente por el aspecto artístico. Tengo que decir que el trabajo de Kriek al dibujo me ha parecido lo más atractivo de esta obra. Su manera de realizar esos perfilados de personajes con una iluminación a través del contorneado de la figura es muy meritorio y tiene mucho impacto visual. Igualmente, el uso del color es especialmente llamativo, porque se mueve continuamente en el bi/tri-tono, pero el color tiene mucho peso narrativo. Kriek plantea una gama de color para cada una de las diferentes líneas temporales e incluso para la esfera onírica dentro de la historia, y el salto de color dentro de una misma página proporciona un juego para el lector que me ha gustado especialmente.

Aunque, igual que el aspecto gráfico es rotundo, la historia me ha fallado un poco más. Y no porque no resulte interesante: plantea un misterio correctamente dosificado, con personajes bien desarrollados y la atmósfera es impecable. Sin embargo, la sensación de dejà vú es inevitable. Hemos visto muchas historias de misterio sobrenatural ambientadas en una casa alejada de la civilización y, sin ser algo que llegue a molestar, innegablemente no es lo más atractivo de la obra.

La edición de cARTEm sí es una verdadera maravilla, con un tamaño grande, un papel offset de gran calidad y unas guardas personalizadas con ilustraciones relacionadas con el cómic. Además, cuenta con unos interesantes bocetos explicados por el autor, descartes conceptuales y de la propia historia, que hacen de los extras algo relevante para el que ha disfrutado de la historia que cuenta, no es un mero añadido sin más.


En definitiva, La fosa es una historia que, si bien, no sorprenderá a nadie por utilizar unos conceptos que nos pueden sonar de historias de un corte similar, destaca por un aspecto gráfico con gran personalidad y una potencia visual llamativa. Una historia con un halo sobrenatural que creará en el lector la incertidumbre de hasta qué punto es real o no lo que está sucediendo, por el interesante trasfondo que ha sabido crear con los personajes.

Lo mejor: El dibujo de Kriek es fantástico, y el uso del color muy inteligente y con intencionalidad narrativa.

Lo peor: La historia puede traernos recuerdos de historias parecidas provenientes del cómic, literatura o audiovisual.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *