Mayu Sugino es una oficinista rellenita a la que le encantan los dulces y que un buen día, comienza un romance con su compañero... La empalagosa dieta del amor

Mayu Sugino es una oficinista rellenita a la que le encantan los dulces y que un buen día, comienza un romance con su compañero de trabajo, Ryo Fujii, quien esconde un secreto sorprendente: es un goloso. Lógicamente, ella quiere lucir tipazo en bikini en el retiro que la empresa tiene programado en la playa, por lo que Ryo le propone un plan de dieta de lo más peculiar: el sexercicio, que no es otra cosa que tener sexo a montones para quemar grasa. ¡¡¿Probará Mayu este sistema tan… estimulante?!!

Me acerqué a este manga por razones que no vienen al caso. No vienen al caso y punto. Al leer la descripción de la editorial y ver la portada supe que iba a disfrutarlo mucho. Por motivos que no vienen al caso. Y no es que esté gordo, ¿vale? Soy de huesos anchos. Y tengo buenos músculos, lo que pasa es que no se pueden ver bien por la capa de grasa que los cubre. Pero al lío, que me distraigo. Este manga de 2018, publicado originariamente en la revista Ren’ai Tengoku Paradise (恋愛天国パラダイス) de la editorial Takeshobo, tenía como título “La chica rellenita y el novio goloso – Gimnasia sexual de grasa dulce contigo”. Esta revista contiene historias dirigidas al público femenino, que podríamos englobar, más o menos, en la categoría Teens Love (más información sobre este género en este enlace, o en el siguiente hilo de Twitter).

¿Y de qué va este manga? En realidad, lo que Odaiba Ediciones ha titulado como La empalagosa dieta del amor ocupa sólo un tercio del volumen, que contiene tres historias con diferentes protagonistas. En la primera, una pareja de compañeros de oficina que comparten afición por los dulces empieza a usar sesiones de sexo como ejercicio para perder peso. ¿Cómo no se me había ocurrido antes? Y yo pedaleando en la ciclostatic como un idiota. En fin… La segunda historia trata de una chica de buena familia que se enamora de un huérfano que sobrevive a base de trabajos precarios, contra la opinión de su familia. En la tercera historia, una chica que cumple treinta años recibe un regalo de su adinerada tía: un novio de alquiler para todo el día.

¿Y qué tienen en común estas tres historias? Las tres están protagonizadas por chicas jóvenes, solteras y atractivas, que por algún motivo no han tenido suerte en el amor. Y ahí aparece el hombre perfecto, alto, guapo, educado, tierno y sensible, con quien también mantendrán relaciones sexuales. Y no son relaciones sexuales como las que solemos ver en otras revistas o cómics eróticos, en plan aquí te pillo aquí te mato, y en las que la chica es un mero juguete sexual para el hombre, que la usa a su antojo, incluso vejándola. ¡Todo lo contrario! Lo que más me ha llamado la atención, antes de conocer el trasfondo de este género y sus características, es que estos amantes masculinos son siempre tiernos en la cama, piden permiso antes de iniciar la penetración o incluso cuando van a correrse. Y siempre lo hacen dentro; nada de cumshots ni cosas por el estilo. Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba leyendo porno para chicas. ¡Y me ha fascinado!

dieta

En estas historias, las escenas sexuales tardan en aparecer, al contrario que en otros cómics en los que los protagonistas ya van al grano casi desde la primera página. Aquí la escena de cama suele ocurrir al final de la historia, y son siempre momentos dulces, tiernos, con verbalizaciones de amor… Es curioso, pero en otros mangas eróticos (los dirigidos a varones heterosexuales) la chica suele representarse de manera muy casta, rechazando las insinuaciones sexuales, e incluso resistiéndose al principio, algo que parece excitar mucho al japonés promedio. Aquí, por el contrario, la chica no sólo no rechaza los avances sexuales de su pareja, sino que incluso los busca. Esto es debido a que estos mangas están dirigidos a mujeres jóvenes adultas o en la adolescencia tardía, edades en las que el sexo ya no es un tema tan tabú.

La autora, Mika, no sólo escribe las historias de amor que a cualquier mujer que lee estos mangas le gustaría vivir, sino que además los dibuja a medio camino entre el shojo romántico (con rostros angelicales y estrellitas por doquier) y el hentai suave, con escenas de amor más propias de una pareja de novios adolescentes que de dos adultos que sólo buscan sexo por diversión. En sus páginas vemos a personajes jóvenes haciendo el amor, más que a dos adultos follando (con perdón).

dieta

En resumen, este La empalagosa dieta del amor, publicado por Odaiba Ediciones, es más una antología de relatos románticos con algunas páginas de sexo que un manga hentai, al estilo (y salvando las distancias) del Sunstone de Stjepan Šejić, cuya historia gira también sobre la relación sentimental de las protagonistas, sin desmerecer las escenas de cama. La empalagosa dieta del amor es un divertido manga romántico, con unas gotas de picante, y a un precio muy competitivo. Eso sí, un apunte a la edición española: algunos textos están escritos con un tipo de letra tan pequeño que es casi imposible de leer. Esperamos que para otros volúmenes tomen nota de esto y piensen un poco en los que ya peinamos canas y no tenemos vista de lince.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com