Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

La Casa de Té de Lamastelle-san: Trampas agridulces.

Oficinas Centrales de ELHDLT:

-Editor Jefe 1: Chicos, ¿sabe alguien por qué hay un rastro de azúcar desde la Sala de Lectura de Manga hasta el despacho de Lamastelle-san?

-Editor Jefe 2: Es que va a reseñar Trampas Agridulces, ese tomo de Fandogamia. Y creo que chorrea azúcar…

Saludos, queridos lectores. Un día más nos reunimos para comentar un tebeo. Hoy toca manga, que ya iba siendo hora. Últimamente he leído tan poco que terminaréis regalándome una camiseta de Marvel :-). En fín, vamos a lo nuestro.

Trampas

Trampas agridulces es un tomo que recopila tres historias de Mai Ando. Historias cortas de chicas que les gustan chicos guapísimos pero no se declaran y tienen miedos y complejos y…Ni son las historias más originales del mundo ni se espera que lo sean.

A nivel de guión tenemos todos los tópicos que los editores japoneses piensan que las chicas japonesas quieren encontrar en lo que leen. Desde el chico chulo y sobrado que era un amigo de la infancia algo feúcho y ahora es guapísimo y parece decidir él por los dos hasta la chica tímida, insegura e invisible que es elegida por un chico guapísimo y perfecto sin saber el porqué.

¿Habéis notado lo mucho que uso la palabra guapísimo? Ah, y no nos olvidemos del típico triángulo de dos chicas y un chico (guapísimo, por supuesto) que se conocen desde siempre y Cupido hace que se gusten y se quieran y…

Si dejamos de lado el exceso de tópicos y macarradas masculinas (hay alguna frasecita que…) tenemos unas historias que se leen rápidamente. Con alguna escena picantona (pero tampoco mucho, cosas como chico sin camiseta con chica en futón y ya está, malpensados mios) y muchas inseguridades femeninas.

Trampas

La que más me ha gustado es la segunda. Tras superar que al chico guapísimo lo llamen ¡¡”principe cremoso”!! seguí leyendo hasta encontrarme con la escena más divertida y dulce del tomo: una chica escondida dentro de una cortina para que no la vean tras haber llorado. Pero está dibujada de forma tan tierna y realista que no pude evitar una sonrisa de oreja a oreja mientras dejaba de leer unos segundos. Si, soy un romántico :-).

Y pasemos al dibujo. Influenciado por el anime, tenemos un dibujo “realista” y lleno de tópicos: chicos altos y rubios, chicas kawai monísimas cuando te fijas, primeros planos de caras ruborizadas, ojos que ocupan medio rostro…

Y en la primera historia (que da nombre al tomo) tenemos un montón de dibujitos entre paródicos y kawai que son una pura delicia. Contrastan mucho con la seriedad formal de la historia. Supongo que es la forma de la autora de aliviar la tensión sexual no resuelta, creando a unas compañeras de la chica con las que cualquier lectora se puede identificar. Ah, esa escena en la bañera, que aporta algo de comedia a una historia que parece volverse demasiado seria…

La narrativa está llena de primeros planos y viñetas enormes que rompen la estructura de la página. Las historias se centran en los personajes y sus reacciones, así que sus caras ganan protagonismo. Tendremos besos, caricias y manos entrelazadas en escenas donde los textos son secundarios.

Terminamos el tomo con unas páginas en las que la autora nos habla de ella, de su equipo de ayudantes y de un relajante viaje a Alemania. Simpática y perfecta para los que nos gustan este tipo de extras. Y hablando de extras, tenemos también dos carillas con bocetos.

Trampas

¿Por qué leer Trampas Agridulces?

Ah, el primer amor…Buscas historias que sabes que van a terminar bien. Cortas y de fácil lectura. Los personajes kawai de la primera historia.

¿Por qué no leer Trampas Agridulces?

Son historias que no buscan sorprender, sino seguir una plantilla para contar una historia con unos personajes.