Supongamos que eres un delincuente de los bajos fondos de Manhattan, que solo intentas arreglártelas en un mundo que recientemente se ha llenado de... Instantánea Marvels 5-6: Los Vengadores / Spiderman

Supongamos que eres un delincuente de los bajos fondos de Manhattan, que solo intentas arreglártelas en un mundo que recientemente se ha llenado de justicieros enmascarados y solo quieres ganarte una vida ilegal decente. Hay mucho trabajo de secuaz disponible, si no te importa recibir de vez en cuando una superpaliza. Y sí, se está gestando una guerra de bandas de supervillanos. Además, un policía novato, una técnica de emergencias y una batalla devastadora para Los Vengadores.

La gran premisa de la miniserie Marvels, de Kurt BusiekAlex Ross, era presentarnos el Universo Marvel desde las aceras de Nueva York, a través del objetivo de la cámara de un fotógrafo del Daily Bugle, que fue testigo del nacimiento de este universo tal como lo conocemos: con la llegada de Los 4 Fantásticos. El éxito de la serie propició la llegada de secuelas y derivados, de mayor y menos éxito (y de las que Ross rápidamente se desentendió), siendo una de las más recientes este Instantánea Marvels (cuyas primeras entregas 1-2 y 3-4 ya hemos reseñado en estas páginas). Cada una de estas instantáneas pone el foco (perdón por el chiste) en un personaje clásico de la editorial, o al menos en un evento importante. Y, por desventura, no todas las historias superan el corte de calidad. Evidentemente, no pedimos un número sobresaliente cada mes, pero mientras que algunas de las historias anteriores han aprobado con nota, las que hoy presentamos apenas pasan el aprobado. Y no será por falta de buenas firmas.

Instantánea

El número dedicado a Los Vengadores se titula Latidos, y está protagonizado por Kerry, una técnica de emergencias en su día libre y Jay, un policía de uniforme, que se ven envueltos en medio de una batalla urbana entre Los Héroes más Poderosos de la Tierra y el Ronin Rojo. El derrumbe de un edificio y la subsiguiente lluvia de cascotes obliga a los ciudadanos de Nueva York a refugiarse en una «instalación de protección ciudadana» (búnkeres construidos por Industrias Stark para mantener a los neoyorquinos a salvo durante los frecuentes encontronazos entre héroes y villanos), y allí Kerry y Jay recuerdan algunos de sus anteriores encuentros con los superhéroes de la ciudad, todos ellos sacados de las páginas de números de Los Vengadores de finales de los años 70. El guion de Barbara Randall Kesel (Cristal oscuro: Mitos de la creación, Batman y Superman: Los mejores de otros mundos) pretende ser emotivo y nostálgico, pero se queda pronto a medio gas. El romance entre los protagonistas se ve venir desde el primer momento (aunque Speed nos enseñó que tiene muchas posibilidades de acabar mal), y ni siquiera las partes que pretenden emocionar cumplen su objetivo. Se diría que Latidos recuerda más a una de tantas historias de cuentos alrededor de una hoguera. El dibujo de Staz Johnson (Cable & Masacre 2: Civil War, DC Comics / Dark Horse Comics: Aliens) no lo hace más llevadero. Si bien sabe recrear el estilo y el ambiente de la Nueva York de finales de los setenta, el entorno en el que Los Vengadores vivieron su época dorada, Johnson se encuentra con serios problemas a la hora de dibujar caras. Es como si los rasgos de los personajes se licuaran de una viñeta a la siguiente, con bocas torcidas, narices chatas, y constantes muecas que no sabes si son de alegría, de asco o de pedo caldoso. Aunque tal vez la culpa sea del entintador Tom Palmer, cuyas tintas engrandecieron el trabajo del mismísimo John Buscema en aquella época que este tebeo recrea pero que ahora, a sus casi 80 años, entorpecen más que ayudan.

Howard Chaykin (Mighty Love, Satélite Sam) es el autor a cargo de la historia protagonizada por en la que aparece Spiderman. Aunque en circunstancias normales podríamos decir que el regreso de Chaykin a Marvel es motivo de celebración, lo que tenemos aquí es un guionista y dibujante en piloto automático con la clásica historia de delincuente de medio pelo que quiere dejarlo pero no puede, y el clásico dibujo de Chaykin de viñeta grande + primer plano. El título de la historia, Planos aberrantes, juega con el nombre del protagonistas de la historia, apodado Dutch («holandés»), y la técnica fotográfica y cinematográfica conocida como plano holandés o aberrante, consistente en inclinar el horizonte haciendo girar la cámara entre 25 y 45 grados, para crear un efecto de inestabilidad o desasosiego: un efecto que hemos visto mil veces en el cine, pero que gracias a este tebeo muchos ahora sabemos cómo se llama. Todo muy bonito, hasta que nos damos cuenta de que Chaykin apenas usa este recurso en el tebeo porque… no hay desasosiego que valga. El argumento es chico malo conoce a chica buena, chico malo se redime y son felices; fin de la historia. Ah, sí, y Spiderman aparece en un par de escenas peleándose con Cabello de Plata y Látigo Negro, para recordarnos que es un tebeo de superhéroes. El autor pasa de puntillas por encima de todo el trasfondo de cómo la aparición de seres superpoderosos cambia las vidas de los delincuentes comunes. Chaykin coge una metafórica escopeta preciosa y con balas de oro y la usa para pegarse un tiro en su metafórico pie. Sus personajes van dando bandazos de una página a otra hablando sin decir nada, y el abuso del recurso del primer plano llega a resultar aburrido. Aburrido es una palabra que nunca pensé que utilizaría para describir la obra de Chaykin pero oye, sorpresas te da la vida.

Instantánea

Como es evidente, no podemos pretender que todos los números de esta serie cumplan los mismos estándares de calidad, pese a que los equipos creativos han sido reunidos por el mismo Kurt Busiek. Del mismo modo, sabemos que la firma de dos veteranos como Kesel y Chaykin tampoco garantiza que el resultado vaya a ser un éxito, pero es comprensible que cualquiera puede tener un pinchazo. No obstante esto sabemos que el futuro nos deparará grandes historias, más allá de estas dedicadas a Los Vengadores y Spiderman.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com