¡Hola amiguitos! ¿Estáis aburridos? ¿Cansados del tedio de la vida diaria? ¿Os apetece desconectar? Pues si la respuesta a cualquiera de esas preguntas es... Hellsing – Edición coleccionista 1, de Kohta Hirano

¡Hola amiguitos! ¿Estáis aburridos? ¿Cansados del tedio de la vida diaria? ¿Os apetece desconectar? Pues si la respuesta a cualquiera de esas preguntas es afirmativa, desde el gabinete médico de ELHDLT os vamos a recetar cuatrocientas páginas de Hellsing Edición Coleccionista, uno de los mangas más divertidos y palomiteros del panorama actual.

hellsing 1

Norma Editorial vuelve a editar la popular obra Hellsing, de Khota Hirano, once años después de su primera andadura en nuestro país. Para la ocasión ha decidido condensar los diez tomos en cinco gruesos volúmenes en tapa dura (pero dura, dura, no flexibook), un formato poco habitual en este tipo de cómic y que hemos visto en muy contadas ocasiones, como por ejemplo en la magistral All You Need Is Kill.

En serio, la nueva edición de Hellsing es preciosa y la impresión de tinta negra sobre las cubiertas rojas le confiere un aspecto espectacular. Además, este primer volumen incluye una historia extra y una curiosa entrevista al propio Khota Hirano.

Hellsing nació en las páginas de Young King Hours en el año 1997 y no fue completada hasta 2008, por lo que, tratándose de la primera obra del autor, veremos en ella una evolución bastante notable de su estilo de dibujo. Desde el primer momento Hellsing fue una historia llamativa por varios motivos. El primero es que la temática vampírica es una rara avis en el cómic japonés. Y es que aunque hay algunas obras notables como Blood (y todas sus secuelas), no es desde luego habitual pese a que se produce muchísimo manga de terror en japón. En segundo lugar, es resaltable su ambientación, pues la acción transcurre en la Inglaterra actual y sus tramas incluyen religión, política internacional, nazis y elementos sobrenaturales.

hellsing 2

Hellsing es el nombre de la organización que se encarga de acabar con todas estas criaturas diabólicas y coge su nombre, como es obvio, de Abraham Van Helsing, la némesis de Drácula. Hellsing está formada por protestantes y a menudo choca con su homóloga del Vaticano, llamada Iscariote 13. De fondo tendremos a Millenium, formada por resquicios de los nazis que siempre han tenido fascinación por el ocultismo, como tan bien ha reflejado Mike Mignola en Hellboy.

Aunque es cierto que Hitaro pone muchas piezas sobre el tablero y va ofreciendo píldoras a modo de flashbacks sobre la motivación de los distintos bandos y facciones, Hellsing, lejos de ser un manga sesudo, es el fruto de la mente febril de un veinteañero flipado con los videojuegos. Hellsing es un tebeo de tiros con vampiros de fondo. Una orgía de acción desenfrenada, formado por un puñado de set pieces que tienen entre sí pequeños momentos de calma como si fueran bonus stages.

El autor busca pasarlo bien y para ello centra sus esfuerzos en hacer del protagonista, el vampiro (que trabaja para los buenos) Alucard, el exponente supremo de molonidad máxima. Desde su exagerada y poco práctica vestimenta pasando por sus imposibles pistolas. Un diseño que el propio mangaka indica en uno de los apéndices que no tiene nada de realismo, que se la sopla y que sus cargadores son de miles de balas y a quien le parezca mal que no lo lea.

hellsing 3

Los vampiros que se muestran en Hellsing no encajan en ningún canon del hominis nocturna que se haya visto antes. Lejos de buscar una poco necesaria verosimilitud, Kohta Hirano crea su propio universo. Es su cajón de arena con sus juguetes y sus reglas, lleno de poses chulas, situaciones absurdas, personajes que solo sirven como alivio cómico y toneladas de gore. Se lo quiere pasar bien, lo consigue y no se complica.

De hecho, el estilo de dibujo de Hellsing le sienta como un guante a la historia al estar al servicio de la acción y del espectáculo. Las proporciones de muchas de las figuras ilustradas por Hirano son desmesuradas o irreales y las muecas de los protagonistas son exageradas, casi como si estuviéramos viendo un videoclip viñetizado.

Ahora bien, ¿esto es un problema? Pues depende, si sabes lo que te vas a encontrar desde luego que no, porque Hellsing es de esas obras en las que hay que saber y querer entrar. Si buscas cualquier otra cosa que un divertimento pasajero muy bien realizado, posiblemente salgas decepcionado.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com