Hace ya dos años que Natasha Alterici nos dejó con la boca abierta con el primer volumen de Heathen, una serie independiente surgida de... Heathen vol.3, de Natasha Alterici

Hace ya dos años que Natasha Alterici nos dejó con la boca abierta con el primer volumen de Heathen, una serie independiente surgida de un crowdfunding sobre las andanzas de una vikinga lesbiana en una historia que mezclaba mitología nórdica con el viaje del héroe de la protagonista, en una lucha por ser dueña de sus actos y de su propio destino. Así, tenemos una obra de marcado tono feminista con toques LGTB, pero ambientada en un entorno fantástico, en el mundo vikingo que tan de moda está en los últimos tiempos. Vamos a ver qué tal ha cerrado la historia.

Heathen 3 9

Hay que señalar que quien vaya buscando una historia realista y oscura de vikingos, con saqueos, muerte y destrucción a cada paso, no la va a encontrar en esta serie. Heathen es una serie optimista, más centrada en la evolución personal y el empoderamiento de la protagonista que en el retrato de una sociedad violenta en tiempos oscuros. Ésta es la lucha de una mujer contra una sociedad machista y homófoba, males encarnados en la figura de Odín, en la tradicional reflexión de que ley y justicia no son siempre conceptos que vayan de la mano.

El principal problema que tiene este tercer tomo es que da toda la sensación de ser una conclusión apresurada. Si estuviéramos hablando de una serie publicada por una de las editoriales grandes, estaríamos ante un clarísimo ejemplo de que han avisado al autor de la cancelación de la serie y ha cerrado como ha podido todas las tramas en el tiempo que le han dado. Pero siendo una serie independiente planteada como una limitada de doce números desde el principio, probablemente estemos más cerca de una serie escrita sobre la marcha y sin una planificación de acontecimientos apropiada, debida quizás a la inexperiencia de la autora, cuya primera obra larga es precisamente ésta.

Heathen 3 41

La gran sorpresa que nos encontramos en lo visual nada más abrir el tomo es que los espectaculares y vibrantes lápices de Natasha Alterici han desaparecido. Parece ser que la creadora, guionista y dibujante de los dos primeros tomos ha tenido algún tipo de problema en la muñeca y ha tenido que buscar un reemplazo en el plano gráfico, siendo la elegida la ilustradora estadounidense Ashley A. Woods (Tomb Raider, Lady Castle), cuyo primer trabajo publicado en castellano es este tercer volumen de Heathen. Y, a ver, hay que reconocer que cumple, pero comparado con los dos tomos anteriores no hay color. Bueno, sí que lo hay, también de Natasha Alterici. Lo que sí que no hay prácticamente son fondos.

Heathen 3 66

La conclusión de Heathen es sin duda correcta, pero siendo una serie que nos maravilló en sus dos primeros tomos, una conclusión que es simplemente «correcta» deja un cierto poso amargo de decepción, de que podríamos haber tenido algo mucho más potente de lo que al final nos hemos encontrado. Si en lugar de en doce números se hubiera cerrado en quince o dieciséis y hubiéramos tenido a Natasha Alterici dibujando la obra completa, habríamos estado ante un cómic de los que se habría hablado en décadas futuras. Con lo que hemos tenido finalmente, tenemos que decir como valoración global que estamos ante un buen cómic, sin más. Pero también sin menos.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com