Cuando muchos de los que éramos ya fans de las figuras de acción y la serie de TV de los Masters del Universo  vimos... He-Man/Thundercats

Cuando muchos de los que éramos ya fans de las figuras de acción y la serie de TV de los Masters del Universo  vimos la serie Thundercats  por primera vez, una pequeña alarma se nos encendió en la cabeza. Una serie protagonizada por unos animales antropomórficos liderados por el héroe León-O, portador de la Espada del augurio con la que se enfrentaba al temible Mumm-Ra, el inmortal, en las lejanas tierras de Thundera. Mmm… Las figuras de Mattel aparecieron por primera vez en 1981, la serie de animación de Filmation en 1983 y esta de Thundercats  de Rankin/Bass en 1985. Tampoco creo necesario profundizar mucho en la influencia de una sobre otra, ambas fueron series punteras en su momento, que contaron con gran respaldo por parte del público. Por eso, no me parece tan mala idea que décadas después, y con los derechos de la franquicia en manos de DC (la filial de Warner, poseedora de los derechos de Thundercats  desde 1989) acaben compartiendo cabecera en la miniserie He-Man/Thundercats , que ahora nos llega, gracias a ECC Ediciones.


Es curioso, porque los Thundercats tienen su legión de fans, pero no alcanzaron las cotas de popularidad del príncipe Adam y sus aliados. Con todo, la serie de Rankin/Bass contó con cuatro temporadas (la primera de ellas de nada menos que 65 capítulos y el resto de 20) y una película de animación. DC lanzó también varias miniseries a través de su sello Wildstorm a principios de los años 2000. Y en todo caso, el continuo recurso a la nostalgia ha impulsado en los últimos años estos personajes, recuperando algunos artículos de merchandising como prendas de ropa y una nueva temporada a cargo de Cartoon Network en 2011.

El argumento de esta serie de seis números que cruza ambos universos no es otro que la búsqueda de Mumm-Ra de una manera de hacer frente al recién coronado rey de los Thundercats, León-O, y su Espada del augurio: la Espada del poder de Grayskull. Intentando llegar a ella, liberará a Skeletor y provocará el cruce de ambos universos, dando lugar a enfrentamientos realmente curiosos y a la necesidad de formar alianzas para contener el poder combinado de los dos temibles villanos de ambas sagas.


Para los que estamos siguiendo todas estas publicaciones nuevas de He-Man y de los Masters del Universo, lo que más puede llamarnos la atención a primera vista es el aspecto visual que tiene esta serie. En primer lugar, porque tenemos un autor único, Freddie Williams II, pero sobre todo por la calidad del dibujo y la potencia que tiene el estilo del dibujante norteamericano. Acostumbrados al trabajo de Pop Mahn en series como La guerra de la Eternidad  o He-Man y los Masters del Universo , o peor aún, de Philip Tan… ver esta serie es gloria bendita. Y ya no solo eso, sino que la uniformidad de tener a un solo autor es algo que se agradece muchísimo, y da mucha más coherencia a una serie como esta. Pero es que además Williams hace un trabajo fabuloso, dotando de épica cada enfrentamiento y aportando con su estilo esa sensación de volumen y tridimensionalidad que tiene cada página suya. Su estilo tirando a hiperbólico encaja bien con la musculatura de los protagonistas y dota de energía y potencia cada enfrentamiento que aparece en la serie.

La historia de David… es bastante previsible. A ver, que es lo que es… pero no obstante, el guionista se las apaña para conseguir sorprendernos y se nota que conoce bien a personajes como Reptilio, Panthro o Tigro, tanto como a todos los Masters que aparecen, y que no son pocos. Es muy interesante ver esas escenas en las que tenemos una acción principal pero de fondo nos reservan algún cameo en forma de guiño al nostálgico lector y en los que ves a personajes que luego ni intervienen en dicha acción. David y Williams saben perfectamente para quién escriben, y no pierden oportunidad de colar algún guiño que consiga esbozar una sonrisa en la cara del lector.


En definitiva, He-Man/Thundercats  es una de las series que más he disfrutado de entre todas las que ha publicado ECC. Un gran dibujo, una acción trepidante y escrita con cabeza, no limitándose a enfrentar personajes sin necesidad de buscar una excusa, y un interesante choque de personalidades entre los dos grandes bandos de ambas franquicias, especialmente a la hora de medir egos entre los grandes villanos Skeletor y Mumm-Ra. Un tomo que te puedes leer sin necesidad de haber leído nada más y que igualmente puede servir de puerta de entrada a un universo del que todavía se puede sacar muchísimo provecho.

Lo mejor: El dibujo. Lo bien que aprovechan a los personajes y lo divertida que resulta la serie. Seguir explotando el Multiverso DC con estas franquicias.

Lo peor: Que deja con ganas de leer más aventuras de Thundercats, y por el momento no hay demasiadas noticias sobre otros proyectos.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com