Continúa la edición de los cómics digitales del Universo (valga la redundancia) Masters del Universo. En el primer tomo tuvimos la miniserie que siguió a... He-Man y los Masters del Universo 2

Continúa la edición de los cómics digitales del Universo (valga la redundancia) Masters del Universo. En el primer tomo tuvimos la miniserie que siguió a los ocho cómics digitales que publicó ECC en 2012, junto con el primero de dichos cómics digitales. En este He-Man y los Masters del Universo 2 tenemos los seis siguientes, acompañados de los orígenes de He-Man, Skeletor, y Hordak. Salvo los orígenes, estamos ante historias cortas de personajes secundarios de este rico universo basado en las figuras de acción míticas que, como suele suceder en este tipo de antologías, dan lugar a historias mejores y peores.


Las historias cortas se centran en personajes como Man-At-Arms, Tigre de Combate, el rey Randor, Evil-Lyn, Orko y Trap Jaw. Hay que reconocer que este tipo de relatos cortos sirven como campo de prueba para diferentes artistas, que luego pueden dar el salto a series en papel si demuestran su valía. El nivel es bastante irregular tirando a bajo, pero da pie a experimentos interesantes, como ese esfuerzo de Mike Henderson de hacer un cómic en blanco y negro introduciendo algunos elementos a color, especialmente de la magia, algo que recordará a lo que posteriormente hizo Nicola Scott en Black Magick, por ejemplo, aunque con un resultado mucho más deficiente en el caso de Henderson, que presenta un dibujo muy sencillo y rudimentario. Sin embargo, su historia es una de las que más me ha gustado, escrita por Kyle Higgins y centrada en Evil-Lyn, aunque está narrada de una manera bastante original, a través de otro protagonista.

Igualmente original es la historia de Orko, escrita por Jeff Parker y dibujada por Chris Gugliotti, y que cuenta los efectos de un hechizo accidental del mago que propicia un cambio físico en los personajes que Gugliotti aprovecha para cambiar a un estilo mucho más infantil. Produce un efecto bastante curioso y también han sabido aprovechar el breve espacio para mostrarnos una historia divertida y llamativa.


Pero realmente lo más aprovechable de este tomo son los números de orígenes, y más concretamente los de los dos enemigos desde el principio: He-Man y Skeletor. El de He-Man cuenta con guión de Joshua Hale Fialkov (Yo, vampiro; Ecos) y dibujo de Ben Oliver, con ese estilo tan pictórico tipo Ariel Olivetti o Frazer Irving. Precisamente Irving es el responsable del origen de Skeletor, escrito también por Fialkov. Son dos historias muy ligadas entre sí y que profundiza bastante en la relación entre ambos personajes, que va mucho más allá de lo que habíamos podido ver hasta ahora, y se remonta al momento en que la Hechicera se encuentra con el héroe, y este se hiciera con la espada de poder; y  a mucho antes de que Skeletor se convirtiera en el monstruo que acabará siendo, siempre sediento de poder. Irving experimenta alternando cambios de estilo y prescindiendo del color en algunas viñetas, lo cual se agradece visualmente.

El origen de Hordak me ha parecido algo más flojo, a pesar de estar escrito y dibujado por un Keith Giffen más kirbiano que nunca, con un homenaje muy evidente al rey incluso recurriendo a sus famosos Kirby dots. Es una historia que profundiza poco en el personaje y se centra en un momento concreto de su biografía, pero que en mi opinión pierde la oportunidad de mostrarnos una cara diferente del otro gran villano de Eternia. Por cierto, que en los cómics digitales se habla de la ciudad de Eternos, y no es un error de traducción. El reino es Eternia y la ciudad es Eternos. Tuve que comprobarlo con el original porque me sonó a errata desde un principio.


En resumen, He-Man y los Masters del Universo 2 es un cómic que convencerá a los que somos fans de este particular universo, que vamos a ver sus faltas con mucha más indulgencia y vamos a disfrutar de esos recursos que prueban sus autores con una sonrisa en los labios, como el citado cambio de estilo de Gugliotti, el cambio de narrador de la historia de Evil-Lyn o esa entrañable historia de Tigre de Combate, contada en primera persona y con un lenguaje rudimentario como si fuera el del propio animal. Si no conoces a los personajes y siempre te han llamado la atención, esta serie es un buen punto de arranque, puesto que a través de cortas historias te va presentando al rico plantel de personajes secundarios que hay en él. Esperando con ansia el siguiente tomo que, a priori, ya debe incluir el segundo volumen de la serie regular, y que debe ser más historiado que lo que hemos podido ver en este tomo.

Lo mejor: Los recursos que intentan algunos autores, muy originales. La profundización de la relación entre He-Man y Skeletor.

Lo peor: El nivel gráfico en general es bajo. Lo desaprovechado que me parece el origen de Hordak.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com