Saludos, queridos lectores. Estaba pensando en saludaros en la lengua de los godos, pero como el gótico está bastante muerto lo vamos a dejar.... Guadalete. El ocaso visigodo

Saludos, queridos lectores. Estaba pensando en saludaros en la lengua de los godos, pero como el gótico está bastante muerto lo vamos a dejar. Y una de las razones es la desaparición del Reino cuya capital era Toledo. Como resultado de la batalla de Guadalete.

Juan Alcudia ha escogido ofrecernos su visión de las historias que llevaron a este momento de la Historia. Saltando entre las historias de los diferentes personajes implicados y a la vez entre el pasado y el futuro. Una forma de narrar curiosa y que nos recuerda los velos que cubren la Historia.

¿Y por qué esta elección?

Quizás porque de Guadalete sabemos que tuvo lugar y poco más. El lugar parece estar bien localizado (de aquella manera, claro). La fecha admitida normalmente es 711, pero hay indicios de que pudo ser en 712. Se sabe los bandos implicados pero no cuantas tropas tenía cada uno. Nadie volvió a ver al Rey Rodrigo, pero se ignora si murió en combate o posteriormente.

Me ha gustado especialmente que parte de la historia se centra en las fricciones entre bereberes y árabes. Pueblos muy diferentes que solamente compartían religión. Y muchos años después esas mismas diferencias y fricciones seguirían existiendo y serían una de las principales causas de la caida del Califato Omeya y el nacimiento de los Reinos de Taifas.

Tambien os comento que el autor ha buscado el realismo, lejos de convenciones politicamente correctas. Si hay que ver gente muerta de forma bastante gore, la tendremos ahí. Habrá asesinatos, pestes, hambre… La vida era dura en el siglo VIII.

Esto significa que  tampoco es la historia más amable del mundo. Pero oye, que estamos en la obra de una editorial sobre Historia :-).

Una cosa que pasa al querer tocar muchas tramas es que algunas simplemente se presentan. Salen unos personajes y páginas después hacen algo. Y a veces nos quedamos con ganas de saber más, como en el caso de los familiares de Witiza (rey fallecido misteriosamente. Cosas que les pasan a los reyes…).

Taco Silveira se ha encargado de la parte gráfica. Lo que viene siendo el dibujo. Un dibujo que se basa y apoya en el realismo, la simbología y la iconografía religiosa.

Tenemos páginas con un dibujo duro, formando cruces con las viñetas. Tenemos personajes que parecen cristos crucificados. Tenemos otros personajes que evocan otros aspectos de la representación de Cristo en la época.

El dibujo apoya a la historia, teniendo escenas que transcurren de noche en un ambiente de conspiración. Reflejando eso, el dibujo es oscuro, sombrío y misterioso. Como si solamente hubiera voces en una habitación a oscuras.

Al igual que la historia, es un dibujo duro. Puede que no sea gore, pero una lanza que entra por la boca de un muerto y lo clava al suelo no es precisamente algo del shojo de Tezuka :-).

Tendremos varias páginas formadas por una única viñeta. O varias viñetas formando un dibujo en una página. Pero en este caso, no se trata de preciosas panorámicas o grandes batallas. El deseo del autor tiende más hacia la iconografía, dándole un toque místico o simbólico a las páginas. Una forma de crear ambiente y empujarnos hacia el misticismo de la época.

La edición se completa con un artículo sobre la historia y su tratamiento por parte de los autores.

Y me permitiréis un capricho, lectores queridos. No quisiera cerrar una reseña sobre Don Rodrigo sin decir que:

Ayer era rey de España,
hoy no lo soy de una villa;
ayer villas y castillos,
hoy ninguno poseía;
ayer tenía criados
y gente que me servía,
hoy no tengo una almena
que pueda decir que es mía.
¡Desdichada fue la hora,
desdichado fue aquel día
en que nací y heredé
la tan grande señoría,
pues lo había de perder
todo junto y en un día!
¡Oh muerte!, ¿por qué no vienes
y llevas esta alma mía
de aqueste cuerpo mezquino,
pues se te agradecería?

¿Por qué leer Guadalete. El ocaso visigodo?

Una obra que te mete en el ambiente de la época, dándonos a la vez una historia creible de lo que pudo haber sucedido.

¿Por qué no leer Guadalete. El ocaso visigodo?

Puede ser un dibujo demasiado crudo y duro. Buscas una acción más rápida y con menos simbolismo.

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

  • Pablo Vales

    26 marzo 2021 #1 Author

    Muy buena reseña. Habrá que echarle un vistazo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com