Saludos, queridos lectores. Hoy nos toca hablar de un tebeo curioso con una historia curiosa. Gourmeat. De Cristian Robles. Me regaló este tebeo una... Gourmeat

Saludos, queridos lectores. Hoy nos toca hablar de un tebeo curioso con una historia curiosa. Gourmeat. De Cristian Robles.

Me regaló este tebeo una persona que ha visto tanto gore que ha visto más sangre que muchos cirujanos :). Bueno, me dije, un poco de gore al año no hace daño. Bueno; realmente no hace daño al lector, porque los protagonistas suelen pasarlo muy mal, jiji.

En la portada se veía como comida antropomórfica y en la sipnosis se leía que: «Una sucesión de manjares demenciales donde el propio comensal es el protagonista

Ah, entiendo (me dije). Terror canibal. Bueno, hace mucho que no me trago algo de ese género…

Nada más lejos de la realidad. No acerté ni por equivocación.

Resulta que el protagonista sí va a un local que inspira muy mal rollo, pero no lo cocinan sino que  por cosas de la vida termina experimentando una serie de experiencias  sensoriales gracias a una máquina experimental que…

Si, hoy uso mucho palabras derivadas de experiencia, pero es que esto es un tebeo experimental.

Realmente tenemos una conclusión a la historia, pero es que la historia es poco más de lo que os he contado. Casi todo el tomo son tiras mudas donde el protagonista se transforma en un plato culinario u otro.

Una obra que recuerda mucho a aquellos conejitos suicidas que se devanaban los sesos buscando formas retorcidas y barrocas de morir.

Una obra que busca despertar sensaciones en el lector. ¿Cuales? Las que aparezcan en cada lector de la obra.

Una obra donde realmente, el camino es el destino. No se nos cuenta realmente nada, sino que se experimenta con lo visual, con las formas y el color.

Una obra que, hablando de causar y crear sensaciones en el lector, me ha recordado a aquellas animaciones psicodélicas de los años 70 y 80. Las formas fluyen y cambian para llegar a un resultado. Sin coherencia ni realismo.

Una obra con un dibujo limpio y para nada gore o guro. Pero que a veces nos resulta desagradable, repulsivo y grotesco.

Una obra que nos hace pensar en un guión de Junji Ito dibujado por un artista de la linea clara.

Una obra que puede hartarnos leida de golpe, en vez de paladearla como en un restaurante de tapas o de sushi.  Vale, ya dejo de usar imágenes culinarias…

Una obra psicodélica y experimental.

Una obra que, si consigue dejarte pensando en lo que ves y queriendo saber lo que significa, ha conseguido lo que el autor deseaba.

La edición se completa con un índice-menú con lo snombres de todas las preparaciones culinarias en las que el protagonista se ha convertido.

¿Por qué leer Gourmeat?

Te gustan las obras underground donde el estilo, el dibujo, el color son más importantes que la historia.

¿Por qué no leer Gourmeat?

No hay realmente una historia que contar. Leído de golpe abruma y cansa.

 

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com