Durante tres años Gideon Falls ha sido esa serie que te mantenía pegado al asiento comiéndote las uñas y con el vello erizado por... Gideon Falls 5. Mundos perversos

Durante tres años Gideon Falls ha sido esa serie que te mantenía pegado al asiento comiéndote las uñas y con el vello erizado por momentos. Jeff Lemire y Andrea Sorrentino han hecho el que hasta ahora es el trabajo de sus vidas y, pese a que falta aún un último tomo, Gideon Falls 5. Mundos perversos aprieta el acelerador y todo lo que antes era suspense, se torna ahora en locura y desenfreno, sin dejar por ello de helarnos la sangre en algún que otro momento.

Gideon Falls 5. Mundos perversos

En el último par de tomos la historia ya había sufrido un giro hacia la ciencia ficción y con los acontecimientos del volumen anterior todo se ha vuelto loco. Cada uno de los personajes está desperdigado en un aspecto distinto de eso que resulta ser Gideon Falls, mientras el aterrador hombre sonriente parece estar adueñándose de todo. A partir de ahora Gideon Falls 5. Mundos perversos es una carrera por sobrevivir, la recta final de un espeluznante camino sin retorno cuando todo se está viniendo abajo.

Incluso cuando el nivel de intensidad del despiporre de ciencia ficción llega a las cotas de este tomo, de algún modo esa sinergia entre Lemire y Sorrentino consigue que nunca falte un hueco para esa sensación malsana de algo detrás de nuestra nuca. Aún así es inevitable el cambio de tono. Donde antes había misterio sostenido ahora hay una persecución vertiginosa, pero Gideon Falls sigue siendo Gideon Falls.

Gideon Falls 5. Mundos perversos

En el punto que estamos, no faltará de todos modos un momento para tratar de dar explicaciones, que convenzan más o menos, son el contrapunto perfecto en el ritmo para coger aire y volver a acelerar y sirven para que Sorrentino se desate en una serie de experimentos que parecen querer recordar al J.H. Williams de Promethea o Sandman: Obertura. Por lo demás, sigue alternando páginas de corte más clásico con páginas donde todo se retuerce, pero donde antes parecía haber experimentación, ahora ya hay un código establecido con los lectores, hasta tal punto que cuando vemos círculos ya podemos echarnos a temblar porque todo está a punto de irse al carajo y lo sabemos con solo verlos.

Aún nos queda el tomo final, pero la pauta marcada por Gideon Falls 5. Mundos perversos perversos no nos hace esperar excesivas sorpresas. En cualquier caso, con lo visto, estamos ante una de las mejores series de terror de lo que vamos de siglo y depende de lo que abramos el top, una de las mejores sin importar el género. Seguiremos hablando de Gideon Falls muchos años después.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com