Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Giant Days Vol 14

Giant Days Vol 14
Guion
John Allison.
Dibujo
Max Sarin.
Color
Whitney Cogar.
Formato
Rústica, 112 págs, color.
Precio
10€.
Editorial
Fandogamia. 2023.
Edición original
Giant Days #53-54 (BOOM! Box).

Es un día triste. Muy triste. Tristísimo. No me veis, pero lágrimas corren por mis mejillas. Bueno, correr, correr… tengo barba, y van más lentas, dejémoslo en que lágrimas chorrean… no, tampoco… andan por… leches, estoy bloqueado. ¡Buenobastaya! El «espíritu de la commedia®» intenta apoderarse de mí, pero en una extraña sensación agridulce hace que me apene más de lo que me divierte, y es que con este Giant Days Vol 14 llegamos al final de la mejor comedia que hemos tenido en los últimos años en formato cómic. Se incluyen solo los números 53 y 54, aunque que nadie tema, porque el 54 tiene una extensión mucho mayor, y el volumen tiene el mismo número de páginas del resto de tomos hasta el momento. Fandogamia ha mantenido el precio de 10€ en sus 14 números y especiales, lo cual merece un reconocimiento, dados los tiempos que corren.


El sabor con el que nos deja Allison tras estos dos números tiene sus dimes y diretes. Por un lado empieza contándonos los últimos días como universitarias de Daisy, Susan y Esther, y para ello recurre a casi la totalidad de secundarios importantes que ha tenido la serie a lo largo de sus años de publicación. Por el otro nos plantea un último número que, equiparando esta serie al de las mejores sitcom, es casi una de esas reuniones años después de haber acabado, y nos plantea cómo es la vida de las tres protagonistas un año después de haber terminado. Esto hace que algunas de las tramas que esperábamos ver… lleguen, otras no, y otras directamente quedan un poco en segundo plano cuando pensábamos que iban a tener más importancia. Perdonad el sentido críptico de la frase, pero creo que el número tiene mucha más carga emocional cuando lo lees sin saber qué vas a encontrarte en él.

Han sido seis años los que le ha llevado a Fandogamia publicar estos 14 tomos, extras aparte. Y sinceramente, es una serie a la que siempre voy a tener asociada con la gran F, y a la que voy a considerar su principal seña de identidad porque, la industria del cómic en nuestro país vive momentos convulsos, con infinidad de editoriales que aparecen y desaparecen, crisis de papel, inundación de un mercado limitado y una competencia brutal. La constancia y persistencia de la editorial, unido a un respeto al lector manteniendo precios que ya son insostenibles es algo que, seamos sinceros, pocas editoriales hacen tan bien como esta. Han publicado la serie completa, manteniendo una constancia en cuanto a formato y papel. Desde aquí, gracias.


En estos seis años acompañando a las chicas hemos reído con ellas, llorado, lo hemos pasado mal y bien… pero las hemos visto crecer. Tanto como personajes como personas. Lo que más me ha gustado del último número de la serie es poder ver a unas Esther, Susan y Daisy maduras, con cambios que, en sus propias palabras, las hacen parecer adultas, pero manteniendo su coherencia con el personaje en todo momento. Gran trabajo de caracterización por parte de John Allison, que ha conseguido que conozcamos a esas tres chicas casi tanto como si estuviéramos pensando en algunos de nuestros mejores amigos, sabemos cómo son, nos reímos con sus ocurrencias, y perdonamos sus faltas porque… ya sabemos cómo son.

Qué decir de Max Sarin, que casi consigue que olvidemos el fabuloso arranque de la serie con Lissa Treiman, y que dota de una plasticidad emocional a los personajes que son una de las claves de la serie. Los chistes funcionan mejor con esas expresiones de Sarin, que hacen lo más parecido a un manga occidental en cuanto a muecas y reacciones de los personajes. Tampoco podemos dejar en esta última reseña sin citar a Whitney Cogar, colorista que ha aportado una intensidad emocional a gran parte de la colección, y en la que ha reforzado muchas escenas gracias a las paletas elegidas para cada fondo. Y por último, pero no menos importante, un aplauso muy grande y merecido para Inma S. Andreu, traductora de la edición española y que consigue dotar del mismo humor original, aunque en ocasiones se haya visto obligada a trasladar algunas referencias a algo más cercano para el lector español. No es nada fácil en una serie como esta, plagada de chascarrillos donde se corre el peligro de no saber cuándo dejar de localizar referencias y llevarse por delante algunas que son comprensibles y convertir la serie en una peli de Pajares y Esteso.


En definitiva, Giant Days Vol 14 es un cierre de oro para una serie que debíais leer sí o sí. Si os gusta el humor, la vais a disfrutar, y si no, igualmente vais a acabar conectando con personajes muy reales, histriónicos como somos todos con esas edades, pero sobre todo falibles: son personajes de carne y hueso que se equivocan, que meten la pata, que se dejan llevar por las emociones… y eso es algo que gusta mucho leer y que, cuando está bien hecho, hace que conectemos con los personajes de una manera especial. Os vamos a echar mucho de menos, chicas, que os vaya muy bien en vuestra vida «de adultas».

Lo mejor: Una serie redonda, un happy place. Que Fandogamia haya mantenido la edición de una manera constante, homogénea y respetando el precio.

Lo peor: Y ahora… ¿qué? 🙁

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *