La Gwen Stacy de Tierra 65 debutó en las páginas de Panini inaugurando el segundo centenar de la serie El Asombroso Spiderman, en el... Ghost Spider 3: Tiempo de perros

La Gwen Stacy de Tierra 65 debutó en las páginas de Panini inaugurando el segundo centenar de la serie El Asombroso Spiderman, en el número 101, de marzo de 2015, en el que se incluía la serie limitada Edge of Spiderverse. Su primera serie en solitario vería la luz como complemento en el número 105 de esta misma serie, publicado en julio de 2015. Entre ambos, a mediados de abril, tuvo lugar el affair Outrage, a raíz de una parodia de la portada de Spiderwoman de Milo Manara en la que Frank Cho puso en actitud hipersexualizada a Spider Gwen. Por entonces, más allá de la evidente falta de gusto que suponía poner en una pose erótica a una chica de instituto, pocos pensábamos que ese personaje recién llegado y creado como una de tantas versiones alternativas de Spiderman fuera a durar mucho.

Seis años después, la Spiderwoman de Tierra 65, posteriormente Spider Gwen y a día de hoy Ghost Spider, es un personaje totalmente consolidado. Ha tenido una aparición estelar en una película de pantalla grande y es posiblemente el mejor diseño de un personaje nuevo que ha hecho Marvel en el siglo XXI. Y es probablemente la mejor serie que está dando la franquicia arácnida a día de hoy. Vamos con Tiempo de perros, el tercer volumen desde que el personaje fue renombrado como Ghost Spider.

ghost spider 3 tiempo de perros pg1

En esta renumeración, que muy acertadamente Panini ha decidido obviar y continuar con la del tomo anterior, empieza un nuevo capítulo en la vida de Gwen. Después de su identidad civil esté al descubierto en su Tierra de origen, ha decidido que necesita formación académica de cara a su vida adulta, pero que no puede ir a la Universidad en su casa, así que se va a apuntar a un Erasmus dimensional y, con la ayuda de Peter Parker, se va a matricular en la 616. El problema es que, aunque 616 y 65 sean muy similares, no son exactamente iguales. La cultura pop tiene ciertas variaciones, pero hay peligros en un mundo que no tiene identificados de origen. Uno de ellos, ya metidos en el ámbito universitario, es el Profesor Miles Warren. Gwen Stacy y el Chacal en la misma historia es suficiente para poner los pelos de punta al spiderlector medio. Incluso al más veterano, que no es precisamente el público objetivo de esta serie.

Además de este nuevo arco argumental, Seanan McGuire profundiza un poco más en la biología del simbionte que acompaña a Gwen, sobre su alimentación y cómo le afectan los constantes saltos dimensionales que hace el personaje. Oye, que falta tampoco hacía, que el lector de género superheroico está acostumbrado a saltos de tiburón constantes, pero es de agradecer que de vez en cuando algún escritor se empeñe en dotar su trabajo de coherencia interna en lugar del «todo vale» del que muchos hacen bandera. Y la escritora, que lleva poco más de dos años escribiendo para Marvel, se toma en serio su trabajo. Entre la mencionada coherencia y lo tremendamente entretenidas que son las historias que nos cuenta, esperemos que siga aquí mucho tiempo y que el cómic no sea para ella un simple entretenimiento pasajero. El trabajo que está haciendo aquí funciona a la perfección para un recién llegado, pero tiene guiños adicionales para los más veteranos. Como las películas de Pixar -las buenas- para padres e hijos, vamos.

ghost spider 3 tiempo de perros pg2

En el apartado gráfico, tenemos a un muy inspirado Takeshi Miyazawa en la misma línea del tomo anterior. Su dinamismo en esta serie es espectacular, y aunque la influencia del manga es obvia, tiene un estilo mucho más cercano al estándar superheroico que en el registro que le hemos visto en otras, como Spiderman ama a Mary Jane o Runaways. La verdad es que los acabados de Rosi Kämpe, que fue dibujante de la serie en los primeros números de la etapa McGuire, le sientan como un guante.

ghost spider 3 tiempo de perros pg3

Me consta que hay gente que no termina de sintonizar con las aventuras de este personaje. Pero la verdad es que, aún siendo un lector que lleva en el género más de treinta años, para mí es un personaje tridimensional, encantador, con un diseño espectacular y con un tono que mezcla a la perfección el tono trepidante superheroico con el culebroneo adolescente que convirtió a Peter Parker en el icono que es hoy en día. Ya me gustaría a mí que los buenos ratos que me está haciendo pasar esta serie me los diera también El Asombroso Spiderman.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com