Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Fungirl, de Elizabeth Pich

Fungirl, de Elizabeth Pich
Guion
Elizabeth Pich
Dibujo
Elizabeth Pich
Traducción
Marina Giner
Formato
Cartoné, 256 páginas, 28x19.5 cm
Precio
20 €
Editorial
Fandogamia. 2024

Hace más de doce años que un par de alemanes lanzaron el webcómic humorístico War and Peas, desmintiendo el estereotipo de que los alemanes no tienen sentido del humor. Sabemos gracias a esa tira que al menos hay dos que lo tienen. Al frente de esta tira están un hombre, Jonathan Kunz, y una mujer, Elizabeth Pich, que escriben juntos y se alternan dibujando las tiras. Fungirl es el primer trabajo en solitario de Pich, y nos estábamos esperando algo en la línea de War and Peas y… algo de eso hay, pero no exactamente.

fungirl pg1

War and Peas es una serie de tiras independientes aunque con personajes recurrentes. Y aunque tiene toques sexuales aquí y allá, algo de humor negro y puntos surrealistas, es una tira bastante accesible para el público mayoritario. A ver, no es cuestión de enseñarle las tiras de la Bruja Guarrilla a tu tía la monja, pero en general es bastante blanco. Podríamos decir que Fungirl toca los mismos temas y con dejes similares que su anterior obra… pero con una vuelta de tuerca. Con un giro más hacia lo excesivo. ¿Que en WaP hay algo de humor negro? Aquí tenemos humor de funerarias. ¿Que en WaP hay toques sexuales? Aquí se habla sin cortarse de la eyaculación femenina y de la masturbación como hobby. ¿Surrealismo? A paletadas. Y a todo eso, añádele una buena dosis de humor cringe de ese que nos hace sentir tan incómodos en The Office o Larry David.

Fungirl es una obra sobre una chica que es un auténtico desastre en todos los aspectos de su vida. Y no es que sea especialmente divertida: el fun de su nombre se debe al mismo juego de palabras del memorable Fun Home de Alison Bechdel: Fungirl trabaja en una funeraria y nadie le debería haber permitido hacer nada con la más mínima responsabilidad. Pero ni en lo laboral ni en ningún otro ámbito de su vida. Fungirl comparte piso con su ex novia (tampoco ésta es la peor idea que tiene el personaje a lo largo de la obra), que tiene de invitado casi constantemente a su pusilánime novio actual, y es fuente de conflicto constante entre ellos. Incluso con dependientes o con desconocidos por la calle: Fungirl es un absoluto desastre como persona.

fungirl pg2

El humor de Fungirl se basa principalmente en hacer lo más inapropiado en el momento más inoportuno. Es una extraña mezcla entre humor tontorrón adolescente con chistes sexuales y escatológicos, una omnipresente sensación de trastorno y una pizca de angustia existencial. Es algo que, si conectas con ello, te hará reírte de una forma incómoda. Pero si no conectas es muy posible que no seas capaz de sentir más que una absoluta repulsa. De hecho, aunque te rías, es probable que te sorprendas a ti mismo pensando que no deberías reírte de según qué cosas y que eres una persona horrible. Y no descartes que alguna vez hayas contado algún chiste que haya hecho que otra persona piense justo eso de ti.

La edición de Fandogamia es uno de esos motivos por los que la editorial valenciana es tan apreciada por el lector medio. Es un libro muy cuidado, de 256 páginas a color, sin erratas apreciables, y a un imbatible precio de 20 €. Y eso sin ser una obra de tirada masiva que pueda hacer que los costes indirectos se repartan entre decenas de miles de ejemplares. Una vez más, un 10 para la Gran F.

fungirl pg3

Si te gusta el humor incómodo de gente como Cyanide and Happiness o Mr. Lovenstein, Fungirl está hecho para ti. Si en cambio no puedes con el humor negro o con Michael Scott… igual mejor busca en otro lado. Esta lectura no entra dentro de tu zona de confort. De hecho, posiblemente esté fuera de ella, dando golpes a la puerta y gritando “Here’s Johnnyyyyy!”.