La vuelta al mercado de Tsukasa Hôjô de la mano de Arechi Manga ha recuperado su obra más popular, City Hunter, de la que... F. Compo, de Tsukasa Hôjô vol.1

La vuelta al mercado de Tsukasa Hôjô de la mano de Arechi Manga ha recuperado su obra más popular, City Hunter, de la que ya hablábamos hace unos días. Pero no es la única obra de larga duración del autor japonés. También destaca en su carrera Family Compo, una obra que, al igual que con las andanzas de Ryo Saeba, también editó en su día Mangaline y también quedó inconclusa. Y también la han recuperado en una impecable edición la gente de Arechi. Vamos a ver qué nos encontramos aquí.

Family compo 1 pg1

F. Compo nos cuenta la vida de un adolescente, Masahiko Yanagiba, tras morir sus dos padres justo cuando va a entrar en la universidad. Mientras está pensando qué hacer con su vida, conoce a una tía de la que no tenía noticias y le ofrece ir a vivir con ella, su marido y su hija. Teniendo en cuenta que se ha quedado solo en la vida y que tampoco es que tenga una situación económica precisamente desahogada, acepta. Pero cuando llega a la casa de los Wakanae se da cuenta de que no son precisamente una familia habitual: su tía era el hermano de su madre, con quien no tenían relación, que ha pasado por una transición de género. Su tío es un hombre trans. Y su prima es de género fluido y no sabe si nació niño o niña.

De la misma manera que ya hicimos con City Hunter, hay que contextualizar esta obra cronológica y geográficamente. F. Compo ve la luz en Japón hace ahora un cuarto de siglo. Toda una generación ha pasado desde que este título vio la luz, además en un país no precisamente avanzado en los derechos de la población LGBT+. A día de hoy, en Japón es preciso que una persona trans se someta a una cirugía de reasignación de sexo y a una esterilización para poder cambiar su género en el registro, y sólo pueden acceder a este proceso burocrático desde 2008. No puede hacerlo nadie que tenga hijos menores de veinte años o un matrimonio en vigor. Y hasta 2019 no ha habido una condena legal por discriminación en el trabajo a una persona trans. Más aún, el Observatorio de Derechos Humanos ha escrito una carta abierta a las autoridades japonesas para que se autorice a las mujeres trans a matricularse en las Universidades del país. A la vista de todo esto, queda claro que Japón no es un buen lugar para las personas trans a día de hoy. Imaginad cómo sería hace veinticinco años.

¿Y esto por qué es importante? Porque aunque F. Compo es una obra con innegables buenas intenciones, tiene momentos y chistes que, a día de hoy, están totalmente fuera de lugar. Hace veinticinco años también lo estaban, pero hemos avanzado como sociedad lo suficiente como para darnos cuenta de ello. Pero quedémonos con lo positivo: aunque esté escrita en tono de comedia de enredos y tenga momentos un tanto chuscos, el espíritu de F. Compo es de normalización y respeto de las personas trans.

Family compo 1 pg2

Wagaya ga ichiban, el título original, significa “la mejor casa”. Esa es la intención detras de F. Compo: aunque la identidad de género de los miembros de la nueva familia de Masahiko le resulte chocante, incluso aberrante en los primeros momentos, al ir conociéndolos se dará cuenta de que, aunque con ciertas peculiaridades que en un principio le cuesta aceptar, la familia Wakanae son buena gente. Con este planteamiento, Tsukasa Hôjô nos presenta una comedia de enredo bastante clásica con personajes bastante típicos: el padre adicto al trabajo, un tanto agresivo en el ámbito laboral y bordeando el alcoholismo, la madre tierna y dulce, y una prima cuyo papel en la obra es buscarle las cosquillas al protagonista. Así, iremos viendo historias divertidas, con un poso de amargura en algunos momentos, con un humor un tanto de sal gorda en algunos momentos -hay varios chistes sobre genitales a lo largo del tomo- y una subtrama bastante cómica sobre una tensión sexual/emocional incestuosa entre Masahiko y su prima Shion.

 

Family compo 1 pg3

La sensación final que deja este primer volumen de F. Compo es de una historia que, aunque tenga momentos políticamente incorrectos -aunque sin intención de molestar-, tiene una intención muy clara hacia la dirección correcta. Hay un momento en el que esto queda claro: Masahiko pide a sus tíos que acudan a un evento vestidos de acuerdo a los géneros con los que nacieron. Una vez están allí, se da cuenta de que todo está mal. Que lo natural es que actúan y se expresen como el género con el que se identifican. Sé como Masahiko.

Compartir:
Enrique

Enrique

...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com