Dado que su éxito en los USA es relativamente reciente con títulos como Faithless, There’s’ nothing there o Loud!, puede ser lógico pensar en... Eros/Psique, de María Llovet

Dado que su éxito en los USA es relativamente reciente con títulos como Faithless, There’s’ nothing there o Loud!, puede ser lógico pensar en María Llovet como una especie de revelación, pero precisamente esta nueva edición de Eros/Psique se encarga de dejarnos bien claro el tiempo que esta autora lleva demostrando un talentazo.

Eros/Psique fue publicada por primera vez en blanco y negro por Norma Editorial en 2011 y han aprovechado el exitoso momento de Llovet y la publicación de esta obra en los USA para traer una nueva edición a color.

Eros/Psique, de María Llovet

Eros/Psique nos pone en la piel del Sara, una nueva alumna del internado femenino de La Rosa, que conoce a Silje, de la que se nos dice que es la alumna clave, pero prácticamente lo único que sabemos es que es la única que estaba allí antes de empezar el presente curso. Pero es que todo prácticamente está envuelto en ese aura de misterio. Tampoco es que sepamos casi nada de Sara hasta el momento de comenzar la historia y mucho menos aún de Silje y lo que se nos muestra es solo para dejarnos ver que el enigma tras de ella es mucho mayor.

El propio internado de La Rosa es una absoluta incógnita. Tan solo sabemos que hay una serie de rígidas normas, que bajo ningún concepto se pueden saltar las alumnas. Sabemos que cada cierto tiempo una de ellas es llamada al Consejo y, poco después, es despedida con un vestido blanco y expulsada de La Rosa. No es solo que La Rosa oculte secretos, sino que muchas de las actividades que sí se nos muestran no parecen tener sentido si no es en el plano simbólico y, así, vemos a las alumnas hacer collares, esparcir piedras por el suelo, empaquetar huevos de pájaro o echar muñecas al mar. Vemos las cartas de admisión repletas de galimatías numéricos y todo ello nos lleva como lectores a pensar en La Rosa no como un internado en algún tipo de lugar recóndito, sino casi como si fuera otro mundo incluso un sueño o una idea.

Nada sabemos con certeza de Sara y Silje o de La Rosa misma y aún se nos dice menos del resto de alumnas. Y es que todo en Eros/Psique juega en el terreno de la sugerencia poética. En este cuento gótico de belleza decadente nada es explícito y todo queda fluctuando en el margen entre la insinuación de la autora y la corazonada del lector. Eros/Psique es un tebeo de sentir más que entender y, pese a que se nos dan pistas e incluso el propio mito de Eros y Psique puede dar una cierta anticipación del modo en que cabría concluir esta historia, tan solo al final llegamos a una solución más o menos precisa y definida.

Eros/Psique, de María Llovet

Más allá de todos los enigmas que flotan en Eros/Psique la gran incógnita es cómo le habría sentado el color a esta obra en el que en contraste entre blanco y negro jugaba un papel tan importante en su edición original de 2011. Las líneas delicadas y hasta temblorosas que se alternaban con contundentes masas de negro, las viñetas donde la ausencia de fondos en blanco puro decía más que cualquier fondo dibujado o las largas secuencias mudas sin más adorno que el silencio…todo eso de algún modo sigue ahí. Puede que no tengamos blanco y negro puros, pero el efecto es similar. El tratamiento plano del color y la paleta elegida, tanto en secuencias de colores cálidos como en las de colores fríos mantienen la sensación de languidez gótica. El equilibrio de la paleta interna dentro de cada viñeta consigue además que pese a trabajar con masas planas y grandes, no se pierda esa especie de gracia danzarina del dibujo de Llovet. Realmente el aporte del color en esta obra no va mucho más allá de un papel enfático en ciertas escenas donde las sensaciones que aplica el color ya estaban sugeridas en el blanco y negro. No obstante, en una obra pensada originalmente en blanco y negro y donde este hecho tenía tal fuerza, conseguir que al aplicar color no se pierda ni un ápice del valor original, ya es todo un logro.

En este momento en que María Llovet parece estar empezando a cosechar el éxito que siempre mereció, es una grata sorpresa poder volver a contar con Eros/Psique, su primer trabajo como autora completa, de nuevo en las librerías.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com