La revolución que ha experimentado el manga en España en los últimos tiempos hace cada vez más difícil orientarse en el maremagnum de series... Elfa a dieta 1, de Synecdoche

La revolución que ha experimentado el manga en España en los últimos tiempos hace cada vez más difícil orientarse en el maremagnum de series y mangakas. Cada vez es más importante informarse sobre lo que se va a leer y sus autores y con este Elfa a dieta tenemos un ejemplo perfecto.

Si nos fijamos en la premisa de la serie, es decir, las sinopsis promocionales de la editorial, lo que tenemos es una comedia descacharrante sobre el empleado de una clínica de relajación osteopática que se ve en la situación de tener que ayudar a perder peso a una elfa adicta a las patatas fritas, para poder así entrar en el portal que la llevará de vuelta a casa.

Elfa a dieta 1, de Synecdoche

A priori, lo absurdo de la premisa y el prometido tono de comedia nos hace vaticinar unas risas, pero es entonces cuando deberíamos saber que el autor que se encuentra bajo el pseudónimo de Synecdoche es conocido por títulos como Muchi♥Lover, Genki 1000-bai!! Big Ass!! o Chiisana Kimi dakara, todos ellos mangas para adultos de sexo explícito y con predilección por las mujeres rollizas. No parece ser este el objetivo de Synecdoche para Elfa a dieta, que más allá de algún desnudo puntual pretende ser una obra para un público más amplio, aunque la cabra tira al monte y, quedándose en las lindes del ecchi, el llamado fanservice se apodera del argumento por encima de la prometida comedia.

El resultado es un montón de gags que son excusas para poses subidas de tono, donde el erotismo prima por encima del humor. Tanto es así que pasado el capítulo inicial, Elfa a dieta repite en cada capítulo sucesivo el mismo chiste con una raza fantástica nueva: una elfa oscura, una nereida, una alraune, una ogresa y una licántropa. De momento el primer tomo de Elfa a dieta no da para más que una presentación de personajes con su respectivo gag (no muy distintos entre sí) sin signos de una trama a largo plazo.

Elfa a dieta 1, de Synecdoche

Con todo, no se puede acusar a Elfa a dieta de ser un mal manga. Una vez identificada la pretensión del autor, lo cierto es que lo que se propone lo lleva a buen puerto: sus voluptuosas mujeres lucen espectaculares y toda las narrativa del tebeo se encuentra sistemáticamente orquestada en torno a las poses y sugerencias (y no tan sugerencias) de corte erótico. Gráficamente es muy dinámico y fluido, limpio y sólido y, en definitiva, francamente agradable a la vista, así que misión cumplida.

Con toda esta información delante y teniendo muy clara la prevalencia del erotismo light sobre la comedia, cada lector debería tener claro si es o no el público adecuado para Elfa a dieta, un tebeo repleto de fanservice con algún que otro toque divertido.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com