Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

El Invencible Iron Man de Michelinie, Romita Jr. y Layton 3 de 3

El Invencible Iron Man de Michelinie, Romita Jr. y Layton 3 de 3
Guion
David Michelinie, Bob Layton, Alan Kupperberg
Dibujo
John Romita, Jr., Luke McDonnell, Alan Kupperberg
Tinta
Bob Layton, Dan Green, Chic Stone, Pablo Marcos
Color
Roger Slifer, Bob Sharen, Don Warfield, Glynis Wein
Formato
Cartoné con encuadernación holandesa, 344 páginas
Precio
42 €
Editorial
Panini Comics. 2023
Edición original
The Invincible Iron Man 145-157 USA

La etapa de David Michelinie, John Romita Jr. y Bob Layton en El Invencible Iron Man duró casi cuatro años, desde mayo de 1978 hasta enero de 1982. Ahora la hemos podido leer completa en tres tomos aparecidos a lo largo de seis meses, dentro de la nueva línea Obras Maestras Marvel de Panini. Vamos a ver qué nos hemos encontrado en esta tercera y última entrega.

omm invencible iron man layton 3 pg1

En esta última entrega de la más recordada etapa del Invencible Iron Man del siglo XX se sigue la misma tónica que vimos en las entregas anteriores. Historias autoconclusivas, o como mucho de pocos números, con presencia frecuente de personajes de una galería de secundarios y un toquecillo de aventuras internacionales tecnológicas a lo James Bond. En cierto modo, es más o menos lo mismo que se venía haciendo por la época en casi todas las series de superhéroes y que tan buenos resultados dio con personajes como Spiderman o Superman. En esta recta final, la mayor parte de las historias enfrentan a Iron Man contra villanos de su galería, tanto a villanos habituales, como Latigazo (que en estos números se renombra como Látigo Negro), el Láser Viviente o Unicornio. También tenemos por aquí a personajes de trascendencia escasa, como Edwin Cord y los Saqueadores, o el Macero, que debuta precisamente en estas páginas. También tenemos a personajes de una sola aparición, como el Generalísimo Gerardo Caligerra, un programa de ordenador llamado G.A.R.D. o unas esporas devoradoras de energía que sirven para rellenar un número que quedaba pendiente entre la etapa de David Michelinie y Bob Layton y la posterior de Dennis O’Neil. Pero, sin duda, el punto álgido de este tomo es el enfrentamiento entre Iron Man y el Doctor Muerte, que llega hasta el redondo número 150 de la serie, como antagonistas en un accidentado viaje temporal que les lleva nada menos que hasta la corte de Camelot. Años después, ya en la etapa de Brian Michael Bendis, los personajes tendrían una muy diferente relación como frenemies.

En el plano más personal de la serie, dejando de lado la acción superheroica, Michelinie y Layton le dejan la mesa limpia a Dennis O’Neil para que empezara la serie sin mochila en el tradicional reseteo de final de etapa que tan enemigo de la evolución de los personajes es. Así, la relación que Tony y Bethany han ido teniendo a lo largo de estos años termina de una forma bastante abrupta en este tomo, y del tema del alcoholismo que vimos en El demonio en la botella no se vuelve a ver nada más allá de algún ofrecimiento de bebidas alcohólicas que hacen a Tony y que éste declina amablemente, quedando lo visto en el anterior tomo como una crisis puntual del personaje. Tiempo después, O’Neil retomaría este tema, convirtiéndolo en una de las señas de identidad del personaje, pero eso ya es otra historia que fue contada en otra ocasión.

omm invencible iron man layton 3 pg2

En el aspecto artístico tenemos lo mismo que hemos visto en los dos tomos anteriores. Historias ligeritas llenas de tecnojerga inventada, como megacañones que disparan macrorrayos y megavoltios, pero que como entretenimiento palomitero para un adolescente de principios de los años ochenta (más de cuarenta años ya hace de este material) funcionan razonablemente bien. En el dibujo, por otro lado, tenemos un número entintado por Dan Green en lugar del habitual Bob Layton, en el que sí reconocemos a John Romita Jr. dibujando, dejándonos ver que Layton es uno de esos entintadores que aportan mucho más de lo habitual a los lápices que termina.

La edición de Panini incluye los últimos trece números de la etapa, y una parca sección de extras en la que se incluyen  varias páginas a lápiz y tinta, algún boceto puntual, textos de David Michelinie y Scott Benson y portadas y fichas de personaje varias.

omm invencible iron man layton 3 pg3

El Invencible Iron Man no es un tebeo que haya cambiado la forma de entender el medio. Ni siquiera es un tebeo importante para lo que era la editorial por entonces. Cuando salió a la venta el último número incluido en este tomo, estaba saliendo también el Daredevil de Frank Miller, el Amazing Spider-Man de Roger Stern y John Romita Jr., el Hulk de Bill Mantlo y Sal Buscema, los 4F de John Byrne, la Patrulla-X de Chris Claremont y la novela gráfica La muerte del Capitán Marvel de Jim Starlin. Así, podemos decir que estamos ante unos números importantes para la historia del personaje, pero no especialmente memorables para la Marvel de principios de los 80.

Lo que sí resulta aprobado con sobresaliente es la edición de estos números. La impresión que da la colección Obras Maestras Marvel es de un incontestable sobresaliente, y ya estamos esperando la siguiente obra anunciada en este formato, la que posiblemente vaya a ser la edición definitiva del mencionado Daredevil de Frank Miller.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *